Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Enagás sube un 1% tras elevar sus previsiones de beneficios en 2016 hasta el 1,5%

Bolsamanía Bolsamanía 18/10/2016 Noemí Jansana

Los operadores han recibido los resultados de Enagás con ganancias moderadas en los títulos de la gasista, que avanzan en la apertura del Ibex35 hasta un precio por acción por encima de los 25,80 euros. El presidente de la compañía, Antonio Llardén, ha informado que "esperan cumplir los objetivos del ejercicio", ya que los resultados obtenidos "confirman la capacidad de flexibilidad y adaptación de la compañía en tiempos de incertidumbre". Sus acciones han subido un 0,98%, hasta 25,89 euros.

La empresa ha informado de que el beneficio después de impuestos a 30 de septiembre de 2016 se ha incrementado un 1,5% respecto a la misma fecha del 2015, hasta alcanzar los 317,4 millones de euros. La contribución de sociedades participadas al beneficio después de impuestos ha sido del 14,8% respecto al 8,8% registrado a 30 de septiembre de 2015. Además, Llardén ha anunciado que la fortaleza de estos resultados permiten elevar la previsión de incremento de beneficios, después de impuestos, hasta un 1,5% a finales del ejercicio, por encima del 0,5% previsto a inicios de 2016.

El dato negativo lo deja el apartado de ingresos totales de Enagás, que han caído un 2,3% en los nueve primeros meses de 2016, con respecto al mismo período de 2015. La compañía ha reportado un montante de 899,7 millones de euros entre enero y septiembre, lo que supone un descenso con respecto a los 920,7 millones de euros ganados hasta septiembre de 2015. Analistas de Renta 4 esperaban "un ligero deterioro de los ingresos como consecuencia de un descenso del 2% en los ingresos regulados". El presidente de Enagás ha comentado que tienen "controlada esta cifra hasta 2020 y la variabilidad viene por un activo que se va equilibrando". Asimismo, ha explicado que mantienen actividad fuera de la península para paliar este dato.

El EBITDA (beneficio bruto de explotación) ha caído un 6,1% con respecto a 2015, hasta los 643,3 millones de euros, desde los 684,9 millones de euros del mismo período del año anterior. El EBIT a 30 de septiembre alcanzó 438,6 millones de euros, un 6,2% inferior al registrado en la misma fecha del ejercicio 2015.

Desde Renta 4 han valorado los resultados de la compañía en estos primeros nueve meses del año como que "se han situado ligeramente por debajo de nuestras estimaciones y las del consenso en EBITDA, debido al aumento de los gastos de personal que se ha venido observando a lo largo del año". "En cambio se observa una evolución mejor de la esperada en el beneficio neto gracias a la mayor aportación del negocio internacional gracias a las adquisiciones realizadas en el periodo", señalan los analistas del banco de inversión.

Los gastos operativos de Enagás aumentaron un 8,7% respecto a los obtenidos a 30 de septiembre de 2015. Este incremento se debe fundamentalmente a unos mayores gastos de personal por el efecto de la anualización de la contratación de personal en el año 2015, consecuencia de una mayor actividad internacional, así como por una diferente

calendarización de otros gastos de explotación respecto a los nueve primeros meses de 2015.

El FFO (Funds from Operations) al final del tercer trimestre de 2016 ha sido de 611,5 millones de euros, un 1,5% respecto al generado en el mismo periodo del ejercicio 2015. "La solidez de los FFO se debe a la buena marcha de los dividendos de las filiales", ha explicado Llarden. "La evolución es relevante porque confirma ralentización de los cash-flows del negocio doméstico desde los cambios de regulación", ha indicado el presidente de Enagás.

INVERSIÓN Y DEUDA

Las inversiones en los primeros nueve meses del año han ascendido a 598,4 millones de euros, de los cuales 175,0 millones de euros han sido invertidos en España (considerando la adquisición del 42,5% de Saggas) y 423,4 millones de euros correspondieron a inversiones internacionales.

El endeudamiento financiero neto de la compañía al finalizar el tercer trimestre del ejercicio se situó en 4.431,3 millones de euros, lo que supone un ratio de FFO (12 últimos meses) sobre deuda neta del 15,9%.

El coste neto medio de la deuda a 30 de septiembre 2016 se situó en el 2,4%, inferior al 2,8% registrado en la misma fecha de 2015. Antonio Llardén ha calificado la situación financiera de la compañía de "muy sólida" y ha señalado que "sigue siendo una de nuestras fortalezas".

La demanda de gas natural del mercado nacional alcanzó a 30 de septiembre 226,5 TWh, un 1,7% inferior a la obtenida en el mismo periodo de 2015. La demanda industrial en el mismo periodo continuó la tendencia positiva del año, con un crecimiento del 2,2%.

CALIFICACIÓN CREDITICIA

El presidente de Enagás ha destacado que la empresa tiene el compromiso de mantener sus calificaciones crediticias individuales actuales (stand alone rating). En esta línea, la agencia de calificación Standard & Poor's ha reafirmado en su informe de revisión anual el rating a largo plazo de la compañía situado en “A-”, la perspectiva estable y el business risk profile en “Excellent”.

Además, Enagás se ha posicionado como líder mundial del sector Gas Utilities en el Dow Jones Sustainability Index (DJSI) y ha alcanzado la máxima puntuación en los ámbitos de estrategia de cambio climático, gestión medioambiental y gestión de grupos de interés. La compañía forma parte de este índice por noveno año consecutivo.

ANÁLISIS TÉCNICO

En la jornada del lunes Enagás dejó pérdidas de un 1,72%, cerrando la sesión con un precio por acción de 25,64 euros. Los expertos de Bankinter recomiendan comprar títulos de la compañía, cuyo precio objetivo se sitúa en los 29,8 euros.

Desde Renta 4 indican que "seguimos considerando a Enagás como un valor defensivo, con una gran visibilidad de resultados y una atractiva política de remuneración a los accionistas, apoyada por una recurrente generación de caja (negocio regulado) y un crecimiento procedente de la actividad internacional, donde se están destinando gran parte de las inversiones".

© Proporcionado por Bolsamanía

Desde un punto de vista técnico, César Nuez, analista de Bolsamanía, considera que para ver una señal de fortaleza se debe volver a estar por encima de los 26,92 euros.

"La pérdida del soporte e los 25,78 euros hace unos días, ha permitido a la compañía abandonar la media de 200 sesiones, lo que sin duda es una mala señal", destaca el experto, quien añade que "si no consiguiera superar, en las próximas sesiones, la resistencia de los 26,92 euros sería muy probable que se acabe viendo una continuación de los descensos hasta el nivel de los 24,87 euros".

No obstante, a pesar de los últimos descensos, Nuez destaca que hay que tener presente que su tendencia del medio y largo plazo es alcista.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon