Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Encuesta | Sólo el PP ganaría votos y escaños si se repiten las elecciones generales

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 25/01/2016 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

El PP sería el único partido que aumentaría su representación en el Congreso si se repitiesen las elecciones generales. Los de Mariano Rajoy lograrían hasta un 32,4% de los votos, frente al 28,7% anterior, y pasarían de los 123 escaños logrados en los comicios del pasado 20 de diciembre hasta los 137 que podría obtener en una nueva cita en las urnas.Podemos pasaría de 69 a 65 diputados, tras haber perdido parte de los apoyos logrados el 20DAsí lo revela una encuesta elaborada por Estudio de Sociología Consultores, a la que ha tenido acceso Bolsamanía, y en la que se aprecia que el PSOE se quedaría con la misma representación, 90 diputados, y un porcentaje de votos similar (22,4% frente al 22% del 20D), mientras que Podemos y Ciudadanos tendrían menos representación en el Congreso. En concreto, la formación de Pablo Iglesias, en suma con las confluencias con las que se presentó en Galicia, Cataluña y Comunidad Valenciana, pasaría de 69 a 65 diputados, tras haber perdido parte de los apoyos logrados en las pasadas elecciones: frente al 20,7% de los votos, se quedaría en un 20,5%.Aunque Ciudadanos sería el partido peor parado, ya que perdería casi un punto porcentual de los votos (del 13,9% del pasado 20D al 13,2% que obtendría si se repiten las elecciones) y eso se traduciría en una pérdida de diez escaños en el Congreso, al lograr sólo 30 diputados frente a los 40 de hace un mes."El resultado de las elecciones ha tenido un efecto inmediato: el arrepentimiento de un millón de votantes de centro derecha que no votaron al PP pero lo harían a mediados de enero. De ellos, 800.000 se abstuvieron y 200.000 votaron a Ciudadanos", ha explicado José Antonio Gómez Yáñez, socio de Estudio de Sociología Consultores y profesor de Sociología en la Universidad Carlos III de Madrid.LA CLAVE, EN LOS ABSTENCIONISTASSegún señala el estudio, la clave está en los abstencionistas. Gómez Yáñez explica que hay que diferenciar entre los denominados como 'abstencionistas crónicos' y los que lo son esporádicamente, y es este segundo grupo el que puede cambiar las tornas si hay nuevas elecciones, ya que casi 1,2 millones de votantes del PP en 2011 no votaron el pasado 20D, mientras que en el caso del PSOE la cifra asciende hasta casi 1,5 millones."Dos tercios de los abstencionistas de centro derecha se han arrepentido y ahora desearían (haber votado) votar al PP""Estos 2,7 millones de votantes se abstuvieron, pero no son abstencionistas crónicos". Y ahora, viendo lo ocurrido tras las pasadas elecciones, "pueden reaccionar rápidamente, y de hecho, dos tercios de los abstencionistas de centro derecha se han arrepentido y ahora desearían (haber votado) votar al PP", remarca el experto.Una "resurrección" de los votantes del PP que responde a la "amenaza" de un gobierno de izquierda con el componente subversivo que atribuyen a Podemos. "Es, claramente, un voto reactivo a esta hipótesis, que se produce venciendo su renuencia a Rajoy y a su valoración negativa de la gestión del Gobierno. Con ellos, la intención de voto al PP se ha elevado a 8,2 millones de votos, superando con holgura el 30% de los eventuales votos válidos", dice Gómez Yáñez.Asimismo, el experto invita al PP a reflexionar, teniendo en cuenta que la mencionada reacción se ha producido como consecuencia del posible pacto de la izquierda, y no ante las "estrategias" que pasan por "transmitir la idea de partido ganador".RAJOY Y SÁNCHEZ DIVIDEN A SUS VOTANTESAdemás, la encuesta de Estudio de Sociología Consultores revela que la posición de Pablo Iglesias y Albert Rivera entre sus votantes es muy sólida, de forma que el 96% y el 92% respectivamente creen que deberían repetir como candidatos si hay nuevas elecciones generales.Frente a las dudas que suscitan Rajoy y Sánchez, la posición de Iglesias y Rivera entre sus votantes es muy sólidaNo obstante, no ocurre lo mismo con Mariano Rajoy y Pedro Sánchez. Ambos líderes "dividen a sus votantes", explica Gómez Yáñez. En el caso de Rajoy, el 57% de los que le votaron el 20D está de acuerdo en que vuelva a ser el candidato, pero esta proporción desciende al 50% entre los 8,2 millones de potenciales votantes que se perfilan en el mencionado sondeo.Por otro lado, en el caso de Sánchez un tercio de los del PSOE preferiría otro candidato. "La conclusión es obvia, tanto Sánchez como Rajoy son, en este momento, sendos hándicaps para sus partidos en términos de opinión pública", destaca el experto, que dice que "el desgaste de ambos fue considerable durante la campaña electoral" porque "si hay elecciones en 2016, un problema para ambos partidos será manejar la imagen de sus líderes".¿CUÁL ES EL PROBLEMA DE CIUDADANOS?Pese a que Ciudadanos pierde votos, Gómez Yáñez explica que su posición "se ha debilitado superficialmente". "Sólo 200.000 de sus votantes en diciembre se pasan al PP", pero "su problema, y por lo que pagaría un alto precio en escaños, es que no consigue acceder a la bolsa de abstención de centro de derecha, que se ha replegado hacia el PP como voto útil frente a la 'amenaza' de la izquierda".El problema de Ciudadanos es que "no consigue acceder a la bolsa de abstención de centro de derecha"En opinión del experto, "el tema de fondo es que Ciudadanos no transmite un mensaje operativo" y que además "la imagen de Rivera, el activo de Ciudadanos junto con su posicionamiento central, se refuerza también pasivamente, en la medida en que los demás líderes se despedazan en una agria presión-negociación". Por otro lado, en la izquierda la situación es estable y no habría cambios significativos ante unos nuevos comicios. "La fractura que se ha producido en la izquierda es muy profunda, cruza todas las variables (generacionales, ideológicas, sociales, etc.) y responde a matrices de pensamiento, ideologías y referentes sociales completamente diferentes y competitivos", dice el experto, que remarca que "el 1,5 millones de abstencionistas antiguos votantes del PSOE permanecen sin decantarse por ninguno de los dos partidos".Esta encuesta se ha realizado así: sobre la base de los barómetros trimestrales del CIS se engarzan los datos de 'intención directa de voto' que publica El País sobre las encuestas de Metroscopia. En esta ocasión, dice Estudio de Sociología Consultores, se ha incluido también la 'intención más simpatía' de la encuesta de Enero de Celeste-tel (eldiario.es), después de analizar la consistencia de sus series.Se tiene en cuenta a la población española mayor de 18 años de la muestra de 2.200 entrevistas analizadas (1.200 de Metroscopia y 1.000 de Celeste-tel). El trabajo de campo, con un margen de error del ± 2.1%, se realizó del 2 a 14 de enero de 2016 en base a las mencionadas encuestas.MISMAS COMPLICACIONESPor otro lado, según una encuesta de GAD3 publicada este lunes por ABC, si se repitieran las elecciones en este momento la aritmética parlamentaria seguiría siendo igual de complicada y con las mismas posibilidades de pacto. El PP ganaría con un 30,1%, lo que significa una subida de 1,4 puntos respecto al resultado real del 20D.Si se repitieran las elecciones la aritmética parlamentaria sería igual de complicada y con las mismas posibilidades de pactoCon esa estimación de voto los de Mariano Rajoy obtendrían 131 escaños, ocho más que ahora, aunque seguiría necesitando ayuda para investir a su candidato en una primera votación. Volverían a mirar a Ciudadanos, que si se repiten elecciones se quedaría en un 13,4% de los votos, cinco décimas menos que el 20 de diciembre, lo que se traduciría en 38 diputados frente a los 40 actuales. La suma del PP y Ciudadanos supondría 169 escaños, frente a los 163 de ahora.Por su parte, el PSOE perdería siete décimas en estimación de voto y obtendría un 21,3%, con 89 diputados, uno menos que en la actualidad. Podemos, por su parte, bajaría del 20,7% al 20% y se quedaría con 65 diputados, cuatro menos que ahora. Entre el PSOE y Podemos sumarían 154 votos, mientras que en el Congreso actual suman 159 entre los dos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon