Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Entrevista | El PP: 'No va a haber más recortes ni más ajustes en el Estado de bienestar'

Bolsamanía Bolsamanía 25/05/2016 Virginia Mora

El PP está inmerso en los preparativos de la campaña electoral para la cita en las urnas del próximo 26 de junio, y ya ha empezado a desgranar algunas de las propuestas y medidas con las que se presentará ante los ciudadanos. Bolsamanía entrevista a Teodoro García, número uno del PP al Congreso por Murcia, que explica cuáles son las medidas que pretende adoptar el partido en materia de impuestos, déficit y pensiones si vuelve a repetir al frente del Gobierno.

También nos da su punto de vista sobre el resto de partidos, en especial sobre el PSOE y el momento en el que se encuentra. "Ha cometido un error importante, que es abandonar la moderación", y le está pasando factura "su ansia de querer apartar al PP de las instituciones", dice García.

-España incumplió el objetivo de déficit acordado con Bruselas en 2015. ¿Qué ha ocurrido para que esto pase? ¿Por qué no han funcionado la austeridad y las medidas adoptadas en todo este tiempo?

En estos cuatro años hay que saber de dónde veníamos para conseguir de alguna forma tener el horizonte claro sobre cuán efectivas han sido las medidas o no. Porque si nos basamos exclusivamente en si se ha cumplido o no el déficit, estamos viendo sólo parte de las políticas que se han aplicado para solucionar el problema. Hemos bajado el déficit a la mitad de lo que había cuando llegamos al Gobierno, y eso es un esfuerzo muy importante. Y además no sólo hemos bajado el déficit a la mitad, sino que hemos bajado el déficit creando empleo, que eso es todavía más difícil, y pudiendo hacer una bajada de impuestos en el último tramo de la legislatura. Porque no creemos que el déficit haya que bajarlo desde el punto de vista del recorte del gasto de forma igualitaria, sin criterios económicos de largo plazo, sino que hay que bajarlo sobre todo por la parte de los ingresos. Creemos que la corrección del déficit se puede hacer incrementando la actividad económica e incrementando los ingresos.

Durante esta legislatura se han batido varios récords. Se han batido récords en términos de creación de empleo algunos meses, hemos tenido empleo récord con respecto a la serie histórica, y el mes de agosto del año pasado un récord de ingresos en la Seguridad Social. ¿Eso qué significa? Que hemos conseguido controlar el déficit y aumentar la actividad económica. Creemos que si seguimos en este camino, el largo plazo nos indica que podremos cumplir con Europa, y el aplazamiento que se ha conseguido de un año también facilita el que de alguna forma el ajuste sea para crecer, no ajustar por ajustar, y que podamos seguir aumentando la eficiencia de las administraciones públicas.

Eso es lo que hemos tratado de hacer. Ahora, hay diversos conflictos competenciales, porque hay competencias transferidas a las CCAA. Éstas tienen sus propios objetivos de déficit, y además hay un sistema de financiación autonómica que es claramente injusto, que penaliza a unos frente a otros, que no es claro y objetivo y que permita que las CCAA acepten de buen grado el marco financiero que siguió el PP en la anterior legislatura. En estos cuatro años creímos que no era el momento de abordar el sistema de financiación porque no teníamos el marco adecuado, con la inestabilidad financiera, con el sistema bancario teniendo que reestructurarse… Todo eso ha hecho que no se aborde, aunque en la próxima legislatura lo primero que haremos será hacerlo para que se cumpla la reducción del déficit y todo el mundo esté cómodo con su sistema financiero.

-El incumplimiento del déficit ha sido muy criticado. Antes se hablaba de una situación heredada pero el PP lleva cuatro años en el Gobierno y en eso se centran muchas de las críticas. ¿Qué le dice el Partido Popular a aquellos que arremeten contra él por el déficit? Sobre todo porque es una baza que van a usar otros partidos en la campaña electoral del 26J…

Hay un tema importante, y es todo lo relacionado con la deuda y con el déficit, que se utiliza para atacar al PP. Evidentemente hemos visto cómo la deuda ha crecido, pero nos financiamos a muchísimo menos interés de lo que lo hacíamos antes. Hace cuatro años nadie compraba nuestra deuda a largo plazo porque nadie se fiaba de nosotros, y eso hacía que a largo plazo nos costara financiarnos muchísimo más de lo que nos cuesta ahora. Además, la herencia que nosotros recibimos no sólo era en cuestión de déficit, sino también en cuestión de facturas sin pagar. La deuda de hoy son las facturas sin pagar del ayer, el déficit de hoy lo generaron otros que de alguna forma no gestionaron bien el gasto ni impulsaron la actividad económica.

Nosotros decimos que hay que ajustar para crecer, que el ingreso es la única vía para mejorar económicamente nuestras cuentas públicas, y que estas no se pueden mejorar sin un sector privado fuerte, que tire de la economía. Ese es nuestro objetivo y eso es lo que estamos intentando con las políticas que estamos desarrollando, no sólo a nivel nacional, sino también en las CCAA. Le podría poner como ejemplo la libertad de horarios y de emprender cualquier negocio que se está haciendo en la Comunidad de Madrid, o el intento de reorganización de las administraciones públicas que hemos hecho con la CORA aquí en el Gobierno de España. Eso son ejemplos de lo que hacemos cuando llegamos a las administraciones públicas.

Quizá son medidas que se ven a largo plazo, pero la historia me demuestra que de ninguna crisis nos ha sacado la izquierda hasta ahora. En los casi 40 años de democracia que llevamos, hemos tenido que sacar a España de dos crisis cuando nos tocó gobernar, hemos tenido nuestros aciertos y nuestros errores pero, objetivamente, el déficit ha caído a la mitad y hay que verlo con perspectiva. No creemos que esto sea cuestión de recortar, sino de animar la inversión en el sector privado, y que haya 20 millones de personas trabajando en España, que es lo que va a ayudar a reducir el déficit y a que las pensiones se puedan pagar.

-Entonces, ¿esa va a ser la defensa del PP ante las críticas que han surgido? ¿Va a modificar el partido su programa electoral para hacer frente a asuntos como el del déficit, que no se preveía en las elecciones del 20D?

Hemos conseguido aplazar el cumplimiento del déficit un año, que es muy importante. Tsipras llevaba un programa electoral que es clavado al de Podemos, muy similar, y a los cuatro meses de entrar en el Gobierno de Grecia la gente no podía sacar su dinero del banco. Eso es algo muy grave que está ocurriendo en un país vecino. Es decir, las políticas que prometen algunos partidos causan sufrimiento en la gente. Nosotros proponemos unas políticas más claras, más de largo plazo, que no sean de efecto inmediato porque se desvanezcan, sino que sean de efecto a largo plazo. No va a haber más recortes ni más ajustes en el Estado de bienestar, porque creemos que lo que se ha hecho permite una administración adelgazada y que esa administración no sea un enemigo del empresario que va a crear riqueza sino todo lo contrario, una ayuda.

Las noticias que se han publicado últimamente referentes a la necesidad de que el próximo Gobierno tendrá que hacer frente a más ajustes no las compartimos y no creemos que vayan a ser necesarios, porque la corrección no va a ser por la parte del gasto sino por la parte de los ingresos. De hecho, hemos presentado medidas estos cuatro meses que inciden en este sentido, aunque lamentablemente hay quien votó en contra como el PSOE o Podemos, y hay quien se abstuvo, como Ciudadanos, cuando presentamos una proposición en el Congreso para que sea más barato para el empresario, en términos de impuestos, contratar a un trabajador de forma indefinida que de forma temporal. Es decir, que un trabajador le cueste menos a un empresario en términos de Seguridad Social y de impuestos si le hacer fijo, dándole estabilidad en un trabajo de calidad, que si le hace temporal. Y esa creemos que es la mejor manera de crear empleo de calidad, de dar estabilidad al trabajador, bajar los impuestos a los empresarios y que se contrate más y de forma más estable.

Lamentablemente, nos hemos encontrado en frente a la oposición. Creemos que es importante bajar los impuestos para que haya más recaudación, como ocurrió en 1998 con el Impuesto de Sociedades. Se bajó el impuesto y se generó mayor recaudación. Por eso creemos que no va a haber más recortes, aseguramos que no va a haber más ajustes después de las elecciones, y que lo que vamos a hacer es cumplir con el déficit por la parte de los ingresos.

-En la carta que Mariano Rajoy envió al presidente de la Comisión Europea se decía que se harían una serie de ajustes, que se adoptarían nuevas medidas si el PP gana el 26J para cumplir con el déficit. Si no va a haber recortes y ajustes, ¿qué se está ‘prometiendo' a Bruselas?

Nosotros hemos hecho muchas reformas en estos cuatro años que han permitido mejorar la vida de aquellos que estaban en una situación difícil desde el punto de vista económico y social. Por ejemplo, hemos puesto en marcha medidas que hacen que cuando antes un parado sin prestación tenía que pagar sus medicinas, ahora no, a partir de 2012 no tiene por qué pagarlo. Eso ha supuesto un gasto, y sin embargo haciendo todo eso hemos conseguido reducir el déficit a la mitad. Este tipo de medidas son las que queremos aplicar a la vuelta de las próximas elecciones, porque estoy seguro de que vamos a seguir gobernando. Y por eso el presidente del Gobierno ha informado a Juncker de que el compromiso sigue siendo cumplir el déficit, pero teniendo en cuenta que no es sólo el del Estado, sino también el de las CCAA, y por tanto habrá que establecer un sistema de financiación que permita que las CCAA cumplan con el déficit, reconociendo su población real, porque por ejemplo el caso de la Región de Murcia, que es donde yo vengo, somos la comunidad peor financiada porque hay una población no reconocida a la que atendemos en nuestros hospitales públicos. Eso está generando desequilibrios, y si tuviésemos la media de financiación del resto de CCAA, cumpliríamos el déficit pactado.

Ese tipo de desequilibrios son con los que hay que acabar con el nuevo sistema, y además hay que conseguir que políticas que aplicamos en el pasado, de reorganización de la administración pública, permitan que el ajuste sea para crecer y no para recortar o precarizar más el empleo. Es lo que nosotros creemos que hay que hacer, tener a personas trabajando, pagando impuestos y cotizando, y estamos trabajando en esa vía, para hacer crecer la economía. Creemos que bajando impuestos se puede hacer crecer la economía, pero ahora, no hace cuatro años cuando teníamos una situación muy crítica.

Y hay un dato incontestable, que es que mientras muchos dicen que hemos recortado y que hemos bajado el gasto social, lo cierto es que hemos bajado el déficit al mismo tiempo que presupuestábamos la mayor cantidad de becas, con un monto de 1.400 millones de euros. Hay una contradicción en los propios términos del discurso de los que nos acusan de recortar para ajustar el déficit. No sólo hemos ajustado el déficit, sino que también nos hemos ocupado de que nadie que quiera estudiar no pueda hacerlo por causas económicas. Y esa es la vía que creemos que tenemos que seguir haciendo.

-La Comisión Europea se plantea multar a España por incumplir el déficit, aunque anunció que aplazaba la decisión hasta después de las elecciones. ¿Es posible evitar la sanción? ¿Qué se puede hacer para convencer a Bruselas?

Bruselas reconoce el esfuerzo que ha hecho España, en todos los foros internacionales y Europeos lo ha hecho. De hecho, a España se la pone como ejemplo de cómo se sortea, de cómo se supera una crisis bancaria importantísima, porque tuvimos que reestructurar el sistema financiero y no rescatando el país, como ha ocurrido en otros lugares como Portugal o como Grecia, donde las pensiones han bajado un 30%. Se han revalorizado las pensiones, poco dirán algunos, pero se han revalorizado. En otras épocas se congelaron. Y aquí se ha permitido a todo el mundo que saque su dinero del banco.

La caída del sistema financiero hubiera supuesto un gran drama no para los accionistas de los bancos, sino para los depositantes, que son los que más hubiesen sufrido. Por eso cuando los discursos populistas nos dicen que hay que dejar caer el sistema financiero de todo un país y que cada uno aguante su vela, pues hombre… Y cuando veo las caras de sufrimiento de los jubilados griegos, que no pueden sacar su dinero del banco, pues me parece una irresponsabilidad fomentar ese discurso.

Entonces, el reconocimiento del esfuerzo que ha hecho España y de la reestructuración bancaria, y el compromiso que tenemos de estabilizar las cuentas públicas, al final tendrán que hacer que Bruselas se dé cuenta de que hemos hecho un ajuste en un tiempo récord, de que hemos sido eficientes y de que nos creemos de verdad los compromisos que adquirimos. Por eso estoy casi convencido de que Mariano Rajoy va a conseguir no sólo aplazar la multa, sino que es posible incluso que dejen de sancionarnos porque no ha estado en el ánimo de nadie incumplir con los compromisos adoptados.

Nosotros creemos que igual que una familia no tiene que gastar más de lo que ingresa, pues un Estado tampoco porque al final estás comprometiendo a las generaciones futuras, como ha ocurrido. En el pasado lo que se ha hecho es comprometer a las generaciones futuras a un esfuerzo que se tiene que hacer ahora porque no se hizo anteriormente, y es un ejemplo gráfico que vamos a repetir para que la gente lo entienda. Y no hay que olvidar que nosotros cuando llegamos al Gobierno, además del rescate financiero, tuvimos que hacer otro rescate, que eran los autónomos, las pymes… Los proveedores estaban sin cobrar, más de 50.000 millones de euros que estaban en los cajones en forma de facturas, y tuvimos que pagarlas. Tuvimos que poner encima de la mesa un plan de pago a proveedores para que las administraciones que no podían pagar pagasen a la gente que había realizado un servicio, había facturado, había pagado el IVA y no había cobrado, y eso es una vergüenza.

© Proporcionado por Bolsamanía

-La campaña electoral aún no ha empezado, oficialmente, pero ya se oyen propuestas económicas. El PP promete una bajada de impuestos pero ¿cuál es el margen real para ello?

Margen, corto. Creemos que hay que bajar impuestos, sobre todo, a aquellos que fomenten la creación de empleo de calidad. Ya he comentado una de las primeras medidas que queremos tomar, que contratar a un trabajador indefinido sea más barato que contratar a uno temporal. Pero también estamos aplicando una bajada de impuestos y deducciones fiscales en todos los temas relacionados con la política de apoyo a la familia. En esta legislatura hemos tomado una decisión histórica, que es que las familias numerosas no dejen de serlo cuando el primer hijo cumpla la edad para abandonar la casa, sino cuando cumpla esa edad el último hijo. Esto va a suponer un ahorro aproximado de 40.000-45.000 euros por familia en tasas de universidad, transporte, etc. Este tipo de políticas, que lo que hacen es reducir la carga impositiva de las familias y que hacen que tengan más renta disponible, son las que creemos que hay que apoyar. Hay que intentar, en la medida de lo posible, fomentar la industria propia, seguir controlando el sistema eléctrico, que estaba en quiebra cuando lo recogimos -existía un déficit de tarifa y nos hacía menos competitivos que el resto de Europa-, y ahora lo que toca es favorecer a la industria manufacturera, a la digitalización de los procesos y al aumento de la eficiencia.

Hay que reducir los impuestos al trabajo, nosotros hemos hecho dos reducciones del IRPF en el último tramo de la legislatura, y queremos seguir bajándolo, y tenemos también que bajar esos costes de las empresas que realmente no son impuestos pero que hay que atajar.

Vamos a seguir por ese camino. Apoyo a las familias, al consumo interno, favorecer que haya más renta disponible, y además hay que recordar que también entró en vigor la tarifa plana para los autónomos. Ahora seis meses de autónomo cuestan 300 euros, cuando antes te costaban 1.800. Es una clara bajada de impuestos, y en ese sentido queremos incidir.

-¿Cómo ven las medidas planteadas por el PSOE en materia de pensiones? ¿Qué propone el PP en este campo?

El sistema de pensiones se financia teniendo a gente trabajando, teniendo gente cotizando, a personas que sostengan el sistema de bienestar, y no creando impuestos que al final desincentiven el trabajo y que hagan que aquel que quiera dedicar su dinero para crear empleo no pueda hacerlo. Aquí se trata de que aquellos que tengan dinero para invertir y crear puestos de trabajo puedan hacerlo. La incertidumbre política está haciendo que miles de millones de euros no se inviertan en nuestro país y, por tanto, no se cree empleo ni se recaude para la Seguridad Social y para las administraciones públicas, y eso es un drama, que las inversiones elijan otros países. Tenemos que evitarlo, y haciéndolo es como se puede hacer sostenible el sistema de pensiones.

Si uno piensa que poniendo un impuesto se va a solucionar el problema del sistema de pensiones está en un grave error, porque al final lo que hará será desincentivar la inversión, desincentivar la creación de puestos de trabajo y se quedará sin el empleo asociado a las inversiones, que huyen por la colocación de ese impuesto, y sin la recaudación que generaría ese impuesto. Creemos que esos mensajes de que se van a subir los impuestos, aunque sea con un fin loable, como es mantener el sistema de pensiones, lo que pueden conseguir es todo lo contrario. Si hemos conseguido bajar el déficit, y la economía funciona, es momento de bajar impuestos aumentando la recaudación y conseguir esos 20 millones de personas trabajando, que es lo que hace viable el sistema de pensiones.

-La Audiencia Nacional ha mandado un aviso al PP, pidiendo un ingreso de 1,2 millones de euros o embargará al partido por el caso de la ‘caja b'. ¿Puede afectar de cara a las elecciones?

En estos temas al final lo que le pido a la Justicia es que funcione, que sea rápida, ágil, se juzgue cuanto antes y se depuren las responsabilidades que tengan que depurarse. Y si el juez ha estimado tomar esa medida, pues cuanto antes se sepa la verdad y se juzguen los hechos, mucho mejor para todos porque es una causa que lleva abierta un montón de años, y cuanto antes se imparta justicia, mejor.

Nosotros estamos centrados en hacer propuestas, en hacer una campaña en positivo, y hay que dejar actuar a la Justicia. No puedo pronunciarme porque no conozco el fondo del asunto. Estamos muy centrados en hacer una campaña para que los españoles decidan adecuadamente, porque el 26J nos jugamos mucho y no estamos en condiciones de repetir unas nuevas elecciones. Me gustaría, en estos momentos, estar hablando de los Presupuestos de 2017, y no del programa de la próxima campaña electoral.

-En estas elecciones va a haber un cambio, la alianza Podemos-IU, y muchas encuestas dan un ‘sorpasso' al PSOE. ¿Quién es el rival del PP en la próxima cita en las urnas?

El PSOE ha cometido un error importante, que es abandonar la moderación, porque ha entregado ayuntamientos de capitales de provincia muy importantes a partidos que no creen en España ni en las instituciones, y que venían prometiendo ocuparse de los pobres, porque les preocupaba mucho la pobreza, y cuando están gobernando se está multiplicando. Están frenando las inversiones y están comprometiendo el futuro desarrollo de Madrid, de Barcelona o de Cádiz, y la gente está empezando a ver que les han defraudado, que todo lo que querían era llegar a las instituciones.

El Partido Socialista está pagando su abandono de la moderación, y para nosotros esas alianzas que se han planteado entre el viejo comunismo y los nuevos partidos como Podemos que realmente representan lo peor de nuestra historia reciente, no son nada bueno porque en ningún país del mundo el comunismo ha generado riqueza, sino todo lo contrario. El PSOE es víctima de su ansia de querer apartar al PP de las instituciones y se ha echado en brazos de Podemos en muchas capitales de provincia, lo que ha hecho que sea relegado a la tercera, e incluso a la cuarta fuerza política, y eso es preocupante porque España necesita una izquierda moderada que ahora mismo el PSOE no representa.

Si analizamos lo que ha ocurrido en los últimos meses, incluso se han planteado en algunos sitios como Valencia ir juntos a las elecciones al Senado, y el mero hecho de plantear eso ya me parece una declaración de intenciones importante. Estoy seguro de que si Podemos y el PSOE hubiesen sumado suficiente, hubieran formado Gobierno porque así lo han hecho en muchas capitales de provincia donde ni siquiera se hablaban y ahora todo sea para alcanzar el poder, no importa el programa ni dónde vamos. Yo creo que eso es un problema para el PSOE y para España, el no tener una izquierda moderada. Al final el tener una alternancia moderada de centro izquierda, que ahora está abandonada, es algo bueno para el país. Hay mucha gente que dice que necesitamos un cambio, pero han llegado a las instituciones y ni siquiera han querido hablar con Mariano Rajoy. Lo verdaderamente rupturista y el cambio hubiese sido la gran coalición, algo sin precedentes, algo que la gente hubiera aplaudido, un Gobierno centrado en la gente, con una legislatura quizá corta, con dos o tres temas a reformar en los que se esté de acuerdo, pero tener un Gobierno estable. Lo que hemos tenido es todo lo contrario al PSOE de la transición. ¿Cómo es posible que entonces se pusieran de acuerdo cuando venían de sitios tan distintos, y ahora no hayan podido? Si eso es la nueva política, yo me quedo con la transición.

-Y si los resultados de las elecciones son similares a los del 20D, ¿qué va a hacer el PP? ¿A quién tenderá la mano y con quién se sentará a negociar?

El 21 de diciembre propusimos la gran coalición, y ahora en las nuevas elecciones, si los ciudadanos vuelven a votar diálogo, no cambio, como ocurrió el 20D, vamos a seguir proponiendo esa gran coalición. Ciudadanos no ha sido necesario para nada en estas elecciones, desde el punto de vista matemático es irrelevante, pero creemos que es importante que esté en la gran coalición del PP, PSOE y C's porque eso dotaría a las reformas de mayor respaldo y legitimidad. Eso es lo que vamos a proponer a partir del 27 de junio si los resultados son iguales. Y sean cuales sean creemos que el partido ganador debe ser el que intente formar Gobierno.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon