Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Es inevitable: la tecnología llega al fútbol para quedarse

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 04/02/2017 David Vicente

Lo sucedido el fin de semana pasado en el Benito Villamarín durante el partido entre el Real Betis y el FC Barcelona ha reabierto el debate sobre el uso de la tecnología en el mundo del fútbol. Un deporte de masas que se resiste a incorporar avances por miedo a perder la esencia, según unos, o por negocio, según otros. Sea como fuere, al ‘deporte rey' no le quedan muchas alternativas y. como ha pasado otras veces, la tecnología entrará en su día a día, aunque sea a la fuerza.

El fútbol mueve miles de millones en todo el mundo al cabo de una temporada. El negocio hace tiempo que le ganó la partida al deporte. Si se pudiera comparar con un animal, el fútbol sería algo parecido a un gran elefante africano. Por su tamaño es capaz de eclipsar a cualquiera de sus rivales y puede llevarse por delante todo lo que se ponga enfrente pero sus movimientos son más lentos que el de sus contrincantes y eso le hace tener menos capacidad de adaptarse a los cambios. A lo largo de la historia el fútbol se ha resistido a modificar sus reglas o a incorporar nuevos elementos al juego que pudieran alterar su esencia. Pero siempre tras el escándalo inicial todo vuelve a la calma y los cambios que parecían un pecado son asumidos como parte del ADN futbolero.

Desde 2004, el fútbol cuenta con un cuarto árbitro encargado entre otras cosas de avisar a todos los presentes de cuánto tiempo se sumará a los 45 minutos de cada parte. En su momento, el cuarto árbitro fue casi objeto de burlas y a día de hoy es una parte más de la competición, incluso se prueba con un 5º y 6º colegiado desde el Mundial de Sudáfrica 2010. En 2008 comenzaron a usarse los sprays para señalar en el que debía posicionarse el lanzador de una falta y la barrera. Desde 2006, los colegiados cuentan con un sistema comunicación inalámbrico para hablar entre ellos,... y así un largo etcétera de novedades polémicas en su momento que han acabado convirtiéndose en habituales.

VAR: EL PRIMER GRAN PASO HACIA LA TECNOLOGÍA

Todas las innovaciones tecnológicas que entran en el fútbol tienen que estar autorizadas y homologadas por la FIFA. El sello del máximo organismo no hace sino asegurar que esa ‘esencia' del fútbol no se pierda aunque muchos denuncian que tras ese primer paso para cualquier tecnología se esconde más un negocio que un estilo purista.

El sistema de videoarbitraje (VAR), que FIFA prueba desde hace años, pone a disposición de los colegiados toda la tecnología que durante años se ha puesto en marcha en las retransmisiones de televisión. Las cámaras y un sistema de realización personalizado sirven a los árbitros para poder volver a ver determinadas jugadas y tomar una decisión final.

El VAR puede actuar sólo en cuatro casos y lo hace de forma autónoma, con lo que si descubre que el colegiado se ha equivocado le avisará. Estos son los cuatro escenarios en donde puede actuar:

- Goles: En el caso en que el colegiado dude sobre si conceder un tanto porque duda de si antes ha existido alguna infracción previa. La consultado al VAR se realiza una vez el partido está parado con lo que el ritmo del juego no se ve interrumpido.

- Penaltis: Si el colegiado duda sobre si una acción en el área debe ser sancionada o no con la pena máxima.

- Tarjetas rojas: El VAR intenta evitar que se tomen decisiones erróneas en relación con infracciones conducentes.

- Confusión de identidad: Si el árbitro expulsa o amonesta a un jugador de forma errónea y, por ejemplo, debería haber expulsado a otro. El VAR no entra a medir el grado de la infracción sino el jugador que la realiza.

© Proporcionado por Bolsamanía

¿Pero qué hay detrás del VAR? Tras esta tecnología aparece una de las empresas líderes en tecnología aplicada al deporte, la británica Hawk Eye Innovations. Fundada por Paul Hawkins es responsable de decenas de tecnologías diferentes para deportes como fútbol, tenis, Nascar, rugby, voleibol, hockey, béisbol,... Sólo Hawk Eye se encarga del VAR y aunque en su cartera de productos también incluyen tecnologías para, por ejemplo, detectar el gol fantasma similar al ‘ojo de halcón' del tenis, no está incluida dentro del videoarbitraje.

La Liga española incorporará desde el año que viene el VAR, inicialmente sólo en la Copa del Rey. Javier Tebas, presidente de La Liga, explicó por qué en España sólo se incorpora el VAR y no el ojo de halcón, como sí han hecho en otras ligas como la Premier League inglesa. "Esto no es el 'ojo de halcón', esto es diferente. El 'ojo de halcón' ya se estudió en el año 2013 y se desechó por un tema de precios. Solo había dos empresas homologadas por la FIFA a un valor de casi 4 millones y medio", señaló. "Todos los años hay unas siete u ocho jugadas de este tipo y nos parecía una barbaridad, cuando sabemos que eso no es lo que vale en el mercado. Nosotros tenemos tecnología para poderlo hacer con muchísimo menos dinero", concluyó. El VAR ha resultado una solución más útil para La Liga, ya que se considera que será más utilizada.

LO QUE LA TECNOLOGÍA PUEDE HACER POR FÚTBOL

Purismos al margen, la tecnología tiene mucho que dar al fútbol. Aunque muchos temen que se convierta en una ‘americanada' similar al fútbol americano o la NBA, en donde muchas veces el espectáculo y el negocio se ponen por delante del propio deporte, el fútbol debe adaptarse a los tiempos igual que otras competiciones.

Los ‘wearables' y el big data ya son conceptos con los que los clubes de fútbol trabajan. A la tecnología le falta dar el salto desde el campo de entrenamiento hasta el de competición. Existen multitud de ejemplos de tecnologías aplicadas a la preparación que serían fácilmente adaptables a la competición, haciéndola más competitiva y espectacular. Nike y Adidas, dos de los gigantes de complementos deportivos, cuentan con sistemas que ayudan a los futbolistas a conocer desde qué distancia han recorrido durante un partido hasta la velocidad media o parámetros más complicados como la zancada, frecuencia de los sprints etc. Datos como estos son demandados por los fans y ya han comenzado a utilizarse en las retransmisiones televisivas.

Otra tecnología ya existente que ha llegado a otros deportes y que el fútbol aún no ha permitido es la creada por la española FirstV1sion. La startup nacida del programa de aceleración de Telefónica, Wayra, tiene entre sus inversores a dos estrellas del deporte como Andrés Iniesta y Sege Ibaka. La combinación de una cámara de alta definición con un sistema de transmisión RF profesional ofrece a los telespectadores imágenes de calidad profesional desde un ángulo completamente nuevo, haciendo las repeticiones y los momentos deportivos de mayor intensidad aún más emocionantes e inmersivos. Las características adicionales, incluyendo sonido y sensores biométricos, completan el diseño y atraerán al público como nunca antes había ocurrido. Esta tecnología podría usarse también dentro de los sistemas de videoarbitraje puesto que dan un ángulo de cámara que las disponibles hasta ahora no pueden ofrecer.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon