Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Es posible que la Fed dé a entender que volverá a subir tipos en breve

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 15/03/2016 Bolsamanía

Las principales bolsas europeas cerraron este lunes al alza, aprovechando la inercia del viernes pasado cuando los inversores, tras una segunda lectura de las nuevas medidas adoptadas por el BCE, “optaron” claramente por incrementar posiciones en activos de mayor riesgo.

En esta ocasión la batería de cifras macro dadas a conocer de madrugada en China, que ratificaban en general que la economía de este país siguió desacelerándose en los primeros meses del año, no tuvo impacto alguno en el comportamiento de los mercados de renta variable europeos. Sí lo tuvo, sin embargo, el recorte que experimentó el precio del crudo, motivado por dos noticias: i) que el Gobierno de Irán parece no dispuesto a negociar la congelación de su producción hasta que ésta no alcance los niveles que tenía antes de la imposición de las sanciones internacionales al país, es decir, 4 millones de barriles al día; y ii) los rumores provenientes de la OPEP sobre el retraso hasta mediados de abril de la reunión entre productores OPEP y “no OPEP” para tratar el tema de la congelación de la producción. En principio la reunión se iba a celebrar en Rusia el día 20 de marzo.

Así, la fuerte caída que experimentó el precio del crudo durante la sesión lastró la apertura de la bolsa estadounidense y provocó que los principales índices europeos cerraran la jornada lejos de sus niveles más altos del día, con el sector energético como principal lastre. En Wall Street, y tras una sesión de continuos cambios de dirección, los principales índices cerraron sin apenas cambios.

© Proporcionado por Bolsamanía

Por su parte, el comportamiento de los bonos europeos y estadounidenses fue este lunes positivo, estrechándose en la Zona Euro los diferenciales de los bonos periféricos –primas de riesgo de países como España, Italia o Portugal-. Por último, la sesión en el mercado de divisas fue muy volátil, con el dólar ganando posiciones puntualmente frente al euro, aunque no de forma convincente.

Este martes, y como ya señalamos el lunes, la atención de los inversores pasará a centrarse en las distintas reuniones que celebrarán a lo largo de la semana varios importantes bancos centrales y en las medidas que podrían adoptar. Para empezar, esta madrugada se ha conocido que el Banco de Japón (BoJ) ha optado por mantener sus actuales políticas de expansión monetaria sin cambios a pesar de que observa cómo el escenario económico del país no termina de mejorar. Algunos analistas esperaban que adoptaran nuevas medidas, en línea con lo que hizo la semana pasada el

BCE. La reacción de la bolsa japonesa al anuncio del BoJ, no obstante, ha sido muy limitada. Pero, además, este martes se inicia en EEUU la reunión de dos días que mantendrá el Comité de Mercado Abierto de la Fed (FOMC). No se espera que el banco central estadounidense vuelva a subir sus tipos de interés en esta reunión, por lo que los inversores estarán muy atentos al “tono” que utilice el FOMC en su comunicado al referirse a la marcha de la economía estadounidense y, sobre todo, a lo que pueda decir posteriormente en rueda de prensa su presidenta, Janet Yellen. En las últimas semanas los datos de empleo, inflación y consumo han mostrado cierta mejoría, por lo que no es descartable que la Fed deje “la puerta abierta” a una nueva subida de tipos tan pronto como en junio.

En este sentido, señalar que los analistas dan a esta posibilidad un 50% en estos momentos cuando hace unas semanas, en plena tormenta bursátil, la mayoría consideraba que la probabilidad de que la Fed subiera tipos en 2016 era cero. Si la percepción de la mayoría de los analistas ha experimentado este fuerte cambio en sólo unas semanas, es muy probable que también le haya ocurrido lo mismo a muchos miembros del FOMC, por lo que, insistimos, es posible que el miércoles la Fed dé a entender que volverá a subir tipos en breve. De ser así, está por ver cuál va a ser la reacción de los mercados. A nosotros no nos extrañaría que, de cumplirse esta hipótesis, y dado el nivel de sobrecompra que muestran muchos valores y el hecho de que los principales índices se enfrentan a importantes resistencias, asistamos a una pequeña corrección. En tal caso, consideramos que ésta podría ser una buena oportunidad para aumentar posiciones de riesgo, concretamente en renta variable.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon