Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

España defrauda en su primer partido ante Croacia (70-72)

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 08/08/2016 Bolsamanía

Los de Scariolo no han sabido rentabilizar la ventaja que han tenido durante el primer tiempo, y una segunda mitad mitad han hecho que España pierda su primer partido en la participación en estos Juegos Olímpicos. La gran actuación de Pau Gasol y Mirotic no han sido suficientes para tener el primer traspiés en Río de Janeiro.

El partido ha sido realmente raro puesto que España ha tenido controlado el choque durante gran parte del mismo. El combinado nacional ha gozado de hasta una ventaja de 13 puntos, pero la segunda mitad ha sido para olvidar puesto que la defensa no ha estado a la altura y en el ataque España se ha atascado.

Aunque los de Scariolo se repusieron a un mal inicio de partido, la desconexión ha sido evidente, tal vez por la mala actuación de la segunda unidad que ha hecho crear dudas a los principales jugadores. Solo un enorme Pau Gasol y un buen Mirotic han hecho que España siguiese dentro del partido. Por parte de Croacia hay que destacar la gran actuación de Bogdanovic que ha derrochado un alarde de clase, garra y acierto de cara al aro.

EL PAPEL DE GASOL

© Proporcionado por Bolsamanía

Gasol demostró que va a más y firmó 26 puntos y 9 rebotes para liderar a los suyos, pero no pudo forzar la prórroga en un gancho sobre la bocina taponado por Dario Saric. A su lado, Nikola Mirotic fue su mejor apoyo (19 y 6), pero poco más, salvo minutos de lucidez de Sergio Rodríguez, tal y como recoge Europa Press en su crónica. En el lado negativo, las malas sensaciones de Ricky Rubio, el flojo partido de Sergio Llull y Rudy Fernández o el poco impacto de la segunda unidad, cuya presencia en pista casi siempre permitió la reacción rival, además de la 'sangría' que fue el rebote (30 por 41).

Croacia saltó a la pista con las ideas claras. Cerrada en su zona para cortocircuitar los balones a Gasol y con mucha 'libertad' para que Rubio pudiese lanzar, logró atascar el ataque de la actual subcampeona olímpica. Esta respondió con intensidad defensiva y cuando encontró a su estrella, provocó el primer amago de ruptura seria. Entre el pívot catalán, atrevido incluso con el triple, y Mirotic lideraron un parcial de 0-13 que dio el mando a los de Sergio Scariolo. Los croatas, desacertados en el tiro exterior y sin encontrar la mejor versión de Dario Saric, aguantaban por su dominio reboteador y por el coraje de Bogdanovic.

Además, los cambios obligados en el equipo español para apuntalar la frescura atrás dieron aire a los de Aleksandar Petrovic. Gasol y Mirotic habían aportado 17 de los 21 puntos del primer cuarto y sin ellos en la pista, el ataque sufrió y provocó que los balcánicos se metiesen de nuevo en el partido. La actual campeona de Europa estuvo cinco minutos sin anotar una canasta en juego, pero su actividad defensiva le hizo mantener la delantera en el electrónico hasta la vuelta del pívot de los Spurs, de nuevo clave en la anotación y autor de uno de los tres triples que llevaron de nuevo la ventaja a la decena de puntos.

Croacia, pese a sus numerosas pérdidas (8) por la buena defensa española, también aguantó esta nueva embestida y dos triples consecutivos de Bogdanovic y de Hezonja, este sobre la bocina, le dejaron con sus opciones aún intactas al descanso (32-38).

ESPAÑA PERDONA Y LO PAGA

Pero España subió una marcha tras su paso por vestuarios. Al ritmo y dirección de Sergio Rodríguez, los de Scariolo volvieron a escaparse en el electrónico por encima de los diez puntos. Los de Petrovic seguían negados desde fuera y por dentro no podían con la superioridad intimidatoria de Gasol, pero otra pérdida de fluidez ofensiva provocó que el partido se volviese a apretar, pese a que un triple postrero de Mirotic dio oxígeno para los diez minutos finales (47-54).

Competitiva como siempre, la campeona olímpica en Barcelona vio que la puerta del partido no estaba cerrada y se aferró a sus opciones ante una España a la que le empezaba pesar la 'Paudependencia'. La aparición de Ukic, capaz siempre de lo mejor y de lo peor, cambió el signo del partido a falta de seis minutos (57-56). España, con problemas ofensivos salvo en el primer cuarto, no pudo ajustarse al nuevo escenario, con un rival al alza y decidido a jugar sus opciones centrándose en frenar a Gasol. El catalán y Bogdanovic tiraron de galones en sus respectivos equipos, pero el rebote y los nervios finales pusieron en bandeja el triunfo a Croacia, y aunque el combinado nacional aún pudo forzar cinco minutos más, esta vez Gasol no fue salvador. El martes, ante la anfitriona Brasil, no puede haber más concesiones.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon