Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

España, bajo la lupa de BBVA Research: La incertidumbre política aún no ha afectado al PIB, pero lo hará

Bolsamanía Bolsamanía 10/03/2016 Bolsamanía

La economía española creció un 0,8% en tasa intertrimestral entre enero y marzo de este año, en línea con el trimestre precedente, pese a la situación de incertidumbre política, según datos del BBVA Research, que certifica así que "la recuperación económica prosigue en 2016".

El servicio de estudios de la entidad financiera emite este diagnóstico con el 50% de la información disponible para este primer trimestre del año, a la espera de que el Instituto Nacional de Estadística (INE) publique el dato definitivo de Contabilidad Nacional en mayo.

Con todo, la entidad señala, según recoge Europa Press, que la incertidumbre política "se mantiene elevada" y que, "aunque los datos de la actividad real y de empleo no evidencian una ralentización significativa de la recuperación, de no resolverse rápida y favorablemente, el impacto de la incertidumbre podría ser relevante".

Por otro lado, avisa de que los riesgos asociados a la desaceleración de las economías emergentes se mantienen, con China y los países exportadores de petróleo como principales focos de incertidumbre.

© Proporcionado por Bolsamanía

En este contexto, BBVA Research mantiene, de momento, sus previsiones macroeconómicas para España hasta 2017, con un crecimiento del PIB del 2,7% para este año y el siguiente, y una creación neta de un millón de puestos de trabajo, con una reducción de la tasa de paro hasta el 17,5% al final del periodo.

ESTABILIZACIÓN DE LA CREACIÓN DE EMPLEO

Con todos estos datos, BBVA Research señala que si la tendencia de crecimiento de la afiliación a la Seguridad Social se mantiene durante el mes de marzo, se "estabilizará" el ritmo de crecimiento del número de cotizantes, con una tasa del 0,7% respecto al cierre de 2015.

En el capítulo de la inflación, la entidad señala que "la estabilidad en la inflación tendencial en la economía española sigue produciéndose en un contexto de recuperación de la competitividad-precio, en el que el diferencial en la variación de precios respecto a la zona euro se mantiene favorable a España".

Por último, el informe cree que, en adelante, la economía española seguirá exhibiendo capacidad de financiación respecto al resto del mundo, dado su ajuste estructural, el crecimiento de las exportaciones, las favorables condiciones de financiación y el abaratamiento acumulado del petróleo.

EL DESEMPLEO ES UNA "ANOMALÍA"

El economista jefe del Servicio de Estudios del BBVA, Rafael Domenech, ha señalado este jueves que el nivel de desempleo en España es una "anomalía" internacional producida por el "listón tan alto" del sistema productivo, que sólo permite a los trabajadores con formación acceder a contratos estables.

Domenech ha subrayado que el reto "más urgente" para la economía española es reducir la tasa de paro y crear empleo "de calidad, estable y productivo", al ser el nivel de desempleo de España una "anomalía" internacional que "tiene solución".

Esta "anomalía" se caracteriza por una tasa de paro "estructural" de España de en torno al 15% o el 16% en las últimas décadas, superior al 20% desde la crisis, que triplica la tasa de desempleo de Estados Unidos y los principales países de la UE.

De esta forma, el 80% de los países del mundo tienen una capacidad productiva con unas condiciones "objetivamente peores" que la economía española, sin embargo tienen tasas de desempleo menores que están entre el 5% y el 10%, ha apuntado Domenech.

Según Domenech, la mitad de los trabajadores "no está en condiciones de pasar unas barreras que en muchos casos son más exigentes de las que en países del centro y norte de Europa se exigen a sí mismos" y acceder a un contrato estable.

En concreto, un 26% de trabajadores no logra pasar ese "listón" para acceder a la contratación indefinida y se queda con contratos temporales, un 21% se encuentra en desempleo y el resto se corresponde con la economía sumergida, que "llevará años corregirla".

En este sentido, ha explicado que esa "anomalía" es el resultado de un funcionamiento "muy ineficiente" del mercado de trabajo, del sistema productivo y educativo, de las instituciones económicas y el mercado de bienes y servicios.

PREVISIONES Y SOLUCIONES

De cara al futuro, Domenech ha indicado que en 2016 el desempleo se situará en niveles del existente entre los años 2004 y 2005, por lo que se debería seguir con este ritmo de creación de empleo tres años más (2017, 2018 y 2019) para que a finales de 2019 o principios de 2020, se volviera a tener el desempleo de antes de la crisis. No obstante, ha advertido de que "la recuperación no está asegurada ni va a ocurrir como un piloto automático".

En cuanto a las posibles soluciones al desempleo, Domenech ha señalado que solo hay dos formas para resolverlo: bajar el listón y flexibilizar el mercado de trabajo y hacer que todo sea mucho más sencillo para las empresas y los trabajadores.

Entre otras medidas, ha abogado por modernizar las contrataciones y aumentar la eficacia de las políticas, haciendo que el contrato temporal tenga carácter "residual", con indemnizaciones menores en los contratos indefinidos respecto a los temporales.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon