Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

España es el país de Europa donde más crecen las comisiones de los fondos

Bolsamanía Bolsamanía 08/09/2016 Óscar Giménez

La industria de fondos crece a niveles récord en España. El impulso de los bancos a este negocio y la recuperación del mercado han llevado al patrimonio hasta máximos de 2008. Pero esta tendencia de crecimiento no ha venido acompañada de una disminución de las comisiones que soportan los inversores, como sí ha ocurrido en Europa.

Los costes asociados a tener participaciones en un fondo domiciliado en Europa, contando todo tipo de comisiones o gastos a los que hace frente el inversor, se han reducido entre 2013 y 2016 al pasar de un promedio del 1,09% de la inversión hasta el 1%, según un estudio de Morningstar. Nueve centésimas que pueden suponer un impacto importante en la rentabilidad final que percibe el inversor.

Sin embargo, esta evaluación deja atrás a los fondos domiciliados en España. En este caso, los partícipes tienen que soportar ahora más gastos que hace tres años. Un aumento importante, ya que el promedio de costes respecto a la inversión total asciende desde el 1,04% hasta el 1,21%. En términos absolutos, la industria española alcanza un patrimonio en fondos de 232.000 millones de euros (el estudio recoge datos hasta mayo), por el que los ahorradores soportan comisiones que alcanzan los 2.803 millones.

MÁS PESO DE LOS FONDOS MIXTOS

La evolución en España se produce por dos razones. La primera por la rotación de activos desde categorías más conservadoras y generalmente con menos comisiones como renta fija o garantizados, hacia los fondos mixtos, cuya cuota de mercado pasa en estos tres años desde el 24% hasta el 47%, lo que equivale a más de 109.000 millones.

Precisamente esta categoría, la de fondos que invierten tanto en renta fija como en renta variable, es la única que aumenta sus comisiones, provocando así que se eleve el dato general del sector. En concreto, los inversores soportan ahora un coste del 1,37% de la exposición que tienen a este tipo de productos, frente al 1,14% de 2013 (ver cuadro tras el texto).

Hace tres años, los fondos españoles eran los más baratos en este segmento junto a los domiciliados en Suecia. “Es noticiable el hecho de que en España aumenten las comisiones a la vez que se incrementa el peso de estos vehículos hasta casi la mitad”, señalan los analistas de Morningstar. Con los últimos datos, supera ahora a otros estados como Reino unido, Suiza, Suecia, Holanda, Noruega o Dinamarca, y va en contra de la tendencia general del sector de reducir la carga que soporta el cliente, aunque aún siguen por debajo de la media europea en fondos mixtos (1,47% en 2016 frente al 1,50% de 2013).

En el resto de categorías de vehículos domiciliados en España sí hay una reducción de comisiones, siguiendo la misma tendencia que en el conjunto de Europa, según el estudio de Morningstar. Así, se producen descensos en los gastos corrientes en renta fija (del 0,81% del capital invertido hasta el 0,78%), en renta variable (del 1,87% al 1,8%) y en los monetarios (del 0,56% al 0,48%).

DESCENSOS GENERALIZADOS

El estudio de Morningstar refleja un descenso en la carga que soportan los partícipes a cambio de delegar la gestión de su inversión a través de fondos. Esta caída se produce en las cuatro principales categorías (renta variable, renta fija, mixtos y monetarios). En Morningstar atribuyen este 'abaratamiento' del producto a “una penetración en el mercado de clases de fondos limpias (con bajas comisiones) y también a un aumento de la preferencia por fondos menos caros”.

De esta forma, los fondos de renta variable pasan de un coste del 1,43% hasta el 1,27% entre 2013 y 2016. La carga asociada a la categoría de deuda se reduce desde el 0,89% hasta el 0,74%, mientras que los fondos mixtos disminuyen el coste hasta el 1,58%, frente al 1,56% tres años antes. Por último, la categoría de fondos monetarios sigue siendo la más barata. Los partícipes soportan comisiones de un 0,15% de su inversión en promedio, ocho centésimas menos que en 2013.

A pesar de estos descensos, debido al incremento de patrimonio los inversores han pasado de pagar a las gestoras 53.000 millones de euros en gastos corrientes hasta los 61.000 millones.

El estudio confirma que los fondos que son relativamente más caros tienen la tendencia a seguir siéndolo. También los más baratos continúan con el tiempo costando menos que el promedio. “Estos resultados sugieren que en los fondos los niveles de carga son un fuerte instrumento de predicción del propio futuro de los gastos. Lo que significa que, con todas las demás variables constantes, los fondos más atractivos ahora por su bajo coste continuarán siéndolo en el futuro”, asegura el informe.

CUATRO GRANDES DOMICILIOS

En la mayor parte de países analizados se producen descensos de las comisiones. En el domicilio de fondos más importante de Europa, Luxemburgo, los gastos se reducen desde el 1,22% hasta el 1,13%. Los fondos domiciliados en el Gran Ducado gestionan 2,147 billones de euros, muy por encima de sus perseguidores. En Reino Unido (798.000 millones), Irlanda (777.000 millones) y Francia (775.000 millones) también disminuyen los costes.

Los fondos registrados en estos cuatro países representan, con un total de 4,497 billones, el 73% del patrimonio total de los vehículos domiciliados en Europa, que alcanza los 6,145 billones de euros, con las estadísticas recopiladas por Morningstar en mayo. Entre estos cuatro domicilios, Luxemburgo está por encima de la media en comisiones. También Reino Unido, pese a un fuerte descenso desde el 1,22% hasta el 1,03%. Por su parte, Francia (pasa del 0,86% de 2013 al 0,83% de 2016) e Irlanda (del 0,78% al 0,62%) están por debajo del promedio. Irlanda se confirma así como el país más 'barato' para los inversores de fondos junto a Suiza, donde la carga media baja del 0,79% al 0,62%.

En el otro lado de la balanza, España no es el único país donde aumentan los costes. También sucede en Alemania (del 1,18% al 1,25%), Italia (del 1,33% al 1,42%) o Dinamarca (del 1,09% al 1,14%).

© Proporcionado por Bolsamanía © Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon