Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

España pierde la final de la Eurocopa sub 17

Bolsamanía Bolsamanía 21/05/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

La selección española de fútbol sub-17 cayó derrotada ante Portugal en una final del Campeonato de Europa que se tuvo que decidir por penaltis y donde el equipo luso tuvo mayor fortuna para acabar imponiéndose por 5-4 al conjunto dirigido por Santi Denia, después de que el encuentro se saldase con empate (1-1) tras el tiempo reglamentario.

El equipo español comenzó el encuentro con las ideas muy claras, como en el resto de encuentros que hicieron llegar al equipo a la gran final del torneo. Los portugueses, por su parte, intentaron sorprender al equipo de Santi Denia a través de sus bandas imprimiendo mucha velocidad a su juego.

Los primeros 15 minutos de partido estuvieron muy igualados, los lusos crearon más ocasiones que los españoles pero ninguna llegó a tener demasiado peligro. En el minuto 22 de partido, Portugal desaprovechó la primera ocasión clara del encuentro, fue Quina quién tras una buena jugada individual disparó a puerta y su lanzamiento se estrelló en el larguero. Un minuto más tarde la balanza de las ocasiones se equilibró y Jordi Mboula estuvo a punto de empujar un balón que centro Brahim.

Portugal anotó el primer tanto del encuentro para desequilibrar la balanza, después de que Diogo Dalot recibiese el balón en el pico del área desde el otro lateral y disparase a bote pronto sorprendiendo al meta español, Peña. Pero España no tardó en reaccionar y pronto llegó la recompensa. El jugador del Manchester City, Brahim, aprovechó un desorden de la zaga portuguesa y remató de cabeza para anotar el gol del empate.

La segunda mitad comenzó con mucho respeto por parte de ambos equipos. Portugal intentó manejar el balón de un lado a otro con velocidad pero no llegaba a crear peligro. Sin embargo España, gracias a la velocidad de Mboula y Brahim, tuvo dos ocasiones claras de gol que no llegaron a materializarse. Poco a poco, Portugal se fue haciendo dueña del balón mientras que España esperaba atrás para sorprender en alguna contra.

Iñaki Peña, portero de la selección, fue decisivo al mostrar una gran seguridad en todo momento. De cara a la tanda de penaltis, Santi Denia quiso mover al equipo y a treinta segundos del final, decidió sustituir al meta titular por Adrián. La suerte de los 11 metros fue esquiva con los jóvenes jugadores españoles. Tras una tanda perfecta por parte de los lanzadores, Morlanes, en el último lanzamiento apuntó a la escuadra y el balón tocó el palo para marcharse finalmente fuera.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon