Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

España sigue siendo un país emigrante: se bate el récord desde que comenzó la crisis

Bolsamanía Bolsamanía 04/12/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

Aunque desde el Ejecutivo se asegura que el crecimiento de la economía es un hecho, lo cierto es que todavía no ha logrado frenar el éxodo de españoles que se van de España. Este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha indicado que durante el primer semestre de 2015, 50.844 españoles se han ido al extranjero. Sin embargo, los que han vuelto son menos de la mitad, y suponen un total de 23.078 españoles.La tendencia es claramente alcista y es que, según recoge El País, el número de españoles que se van mantiene una tendencia imparable. De hecho, los datos arrojan que el número de personas que ha hecho las maletas este 2015 supera a los de todo el año de crisis 2010, cuando en total partieron 40.157 españoles. La fuerte bajada de los extranjeros que dejan el país ha evitado un drástico descenso de la poblaciónCon respecto a la población foránea, el número de los que llegan se mantiene estable y ha alcanzado los 134.143 extranjeros en el primer semestre. Es importante apuntar además que la fuerte bajada de los extranjeros que dejan el país ha evitado un drástico descenso de la población. A este respecto, se ha reducido a la mitad en solo dos años al pasar de 233.320 personas en el primer semestre de 2013 a 113.762 en el mismo periodo de este 2015.La conclusión de este balance es que España continúa siendo un país de emigrantes y aunque cada vez el saldo está más cerca de la paridad, lo cierto es que la diferencia entre los que se han ido y los que han llegado es de 7.385 personas debido a que la marcha de extranjeros se ha interrumpido con gran fuerza.Además, una de las consecuencias de estos resultados es que España sigue perdiendo población debido a que los habitantes en nuestro país han bajado de 26.501 personas y, a 1 de julio de 2015, es de 46.423.064 personas, casi un 0,06% menos que a comienzos de este año.También hay que decir que en el mismo periodo de 2014 la caída fue de 48.146 habitantes, por lo que se ha ralentizado el ritmo de caída.¿DE DÓNDE VIENEN LOS NUEVOS RESIDENTES DE ESPAÑA?Las personas que llegan a nuestro país proceden, en este orden, de Rumanía, Marruecos e Italia aunque los rumanos y marroquíes que dejan el país es superior al de los que llegan a nuestras fronteras.Además, el número de recién nacidos había sido en los últimos 16 años mayor al de muertes, pero este 2015 se ha roto la tendencia y el número de fallecidos es superior. A ello, hay que añadir que, como ya se ha señalado, que el número de emigrantes supera al de las personas que llegan a España, el resultado es claro. España pierde población y la que se queda tiene una edad media superior.Sobre la tendencia de natalidad de las Españolas, es que España tiene una tasa de 1,27 hijos por mujer y puede perder protagonismo en Europa con una menor representación en instituciones comunitarias como el Parlamento Europeo. Mientras que el INE insiste que en España tendrá 45,8 millones de habitantes en 2024, en 2064 dice que tendrá 40,9. De hecho, un factor clave en nuestra sociedad y geografía es el envejecimiento de la población, que contrasta con la situación de otros países como Francia, cuyo vigor demográfico es de 1,99 hijos por mujer, la más elevada del continente.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon