Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Esto es lo que nos dice el gráfico con el pulso entre el euro y el dólar: ¿veremos la paridad en 2017?

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 24/12/2016 José María Rodríguez

El dólar sigue doblando el brazo del euro en el pulso que vienen protagonizando las dos principales divisas del mundo. Esta semana, la 'moneda única' ha marcado su cambio más bajo desde 2003 y todo indica que, salvo inminente reacción, la paridad podría ser una realidad a comienzos de 2017.

Rebotes puntuales aparte, pues los niveles de sobreventa diarios y semanales son muy altos, la perforación de soportes hace un par de semanas ha servido para que el euro/dólar marcara, una vez más, un nuevo mínimo decreciente, por debajo de los 1,04 dólares, dando así continuidad a la impecable sucesión de máximos y mínimos decrecientes desde finales de 2008. Es importante esperar al cierre de la vela mensual, para lo que todavía nos queda una semana por delante, para tener más información al respecto.

En condiciones normales, siempre deberemos apostar por la tendencia dominante, que a todas luces es bajista. Por lo tanto, cabe esperar que, con sus lógicos rebotes contra tendencia (fases de reacción), el euro/dólar termine buscando a lo largo de las próximas semanas la zona de soporte que le confiere la base del canal bajista, lo que le llevaría a buscar referencias de precio muy próximas a la paridad.

© Proporcionado por Bolsamanía

Por lo tanto, y salvo que en las sesiones que todavía tenemos por delante para cerrar 2016 veamos al euro apreciarse con fuerza contra el dólar, en cuyo caso podremos decir que el soporte de los mínimos de 2015 ha funcionado como resistencia (al menos temporalmente) todo indica que la paridad se podría ver durante el primer trimestre de 2017. Si viéramos a la 'moneda única' subir con fuerza en los próximos días, existe la posibilidad de que, a pesar de haber marcado nuevos mínimos decrecientes, éstos pudieran terminar sirviendo para construir potenciales divergencias alcistas con las implicaciones alcistas para el euro y bajistas para el dólar que ello tendría de cara a las próximas semanas.

Pero es cierto que, a día de hoy, y como dicen los americanos: 'the trend is your friend' (la tendencia es tu amiga). Lo que quiere decir que, salvo movimientos totalmente inesperados por los mercados, lo normal es seguir apostando por la tendencia de fondo. En este caso la bajista.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon