Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Estos son los diputados del PSC que podrían romper la disciplina de voto

Bolsamanía Bolsamanía 04/10/2016 Noemí Jansana

La opción que parece tomar fuerza en el PSOE de abstenerse en la segunda votación de investidura de Mariano Rajoy, como presidente del Gobierno, está provocando un nuevo encontronazo en el partido: la oposición el pleno del PSC. Los socialistas, que no está para más sobresaltos después de la profunda fractura abierta en el partido, están tratando de relegar a un segundo plano la reivindicación de Miguel Iceta y Núria Parlon de votar “no” a un nuevo gobierno del PP.

El primer secretario y la viceprimera secretaria del PSC han dejado claro que, a su juicio, los socialistas catalanes deben mantener su negativa a Rajoy en el debate de investidura que debe celebrarse antes de finales de octubre. En la práctica, esto se traduce en que los siete diputados de los socialistas catalanes en el Congreso acaben por romper la disciplina de voto, si se impone la abstención.

Se trata de Meritxell Batet, portavoz adjunta del grupo socialista; Manel Cruz, portavoz de Educación; Mercè Perea, portavoz de la Comisión del Pacto de Toledo y portavoz adjunta de la Comisión de Presupuestos; José Zaragoza, presidente de la Comisión mixta de la UE; Lídia Guinart, secretaria primera de la Comisión de Cambio Climático; Joan Ruiz, portavoz de Políticas Integrales para la Discapacidad y Marc Lamuà, portavoz adjunto de Cambio Climático y vicepresidente de la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Meritxell Batet ha mantenido un silencio sepulcral en toda la crisis del PSOE que ha acabado con la dimisión del Secretario General de los socialistas, Pedro Sánchez. Antes del sábado de infarto vivido en Ferraz, la secretaria de Estudios y Programas del PSOE instaba a los líderes territoriales críticos con Pedro Sánchez a presentar una candidatura para las primarias. Después de que se hayan precipitado los acontecimientos, Batet se ha mantenido apartada del foco mediático.

José Zaragoza, por su parte, ha señalado que "no ha cambiado nada políticamente" tras el comité federal ni "hay ningún motivo para cambiar la posición de no dar apoyo al PP”, según recoge Efe. “El PSC, como siempre, es un partido que busca acuerdo y soluciones, que no crea problemas, y hemos de ayudar a buscar soluciones", ha dicho.

Pero, en caso de producirse una abstención, el ex secretario de Organización del PSC ha recordado que "el PSC siempre ha tomado sus decisiones en coherencia con sus planteamientos políticos", aunque ha insistido en que por ahora "no hay incoherencia y el PSOE tiene el acuerdo de no permitir la investidura. Nada ha cambiado y el PSC luchará para que no se modifique esta posición".

© Proporcionado por Bolsamanía

En declaraciones exclusivas a Bolsamanía, Lídia Guinart ha dejado claro que está plenamente de acuerdo con el posicionamiento de la ejecutiva del PSC y “obraré en consecuencia, llegado el caso”, ha asegurado la diputada de los socialistas catalanes.

LA DECISIÓN DEL PSOE

La comisión gestora del PSOE ha evitado pronunciarse oficialmente todavía sobre la decisión que tomará en la segunda investidura de Rajoy y su presidente, el asturiano Javier Fernández, ha remarcado que la decisión final la tomará el Comité Federal del partido, que debe reunirse en los próximos días. Sí ha insinuado Fernández su postura: si "vamos a elecciones el PP aumentaría la mayoría", y en todo caso "hay algo peor que un gobierno en minoría de Rajoy: uno en mayoría del PP".

Quienes sí se atreven a hacer notar sus voces son Parlon e Iceta. En el primer cara a cara entre ambos, que se enfrentan en un proceso de primarias por el liderazgo del PSC, la vicesecretaria primera del PSC ha insistido en romper la disciplina de voto, mientras Iceta ha ido más allá y ha llamado a trabajar para que el no a Mariano Rajoy se extienda a todo el PSOE.

Por ahora, el único ex alto cargo socialista que se ha pronunciado sobre la postura de los socialistas catalanes ha sido el ex presidente de la Comunidad de Madrid, Joaquin Leguina. Ha tildado al PSC de "irrelevante" y ha criticado la posición de los socialistas catalanes, quienes, ha dicho "han logrado convertir el PSC en insignificante en cosa de 10 años". Ha considerado que a día de hoy "no representan a nadie" y les ha instado a "que se callen un poquito, ¿no?".

La presión, en cualquier caso, se traslada a los siete diputados del PSC. Los Estatutos Federales del PSOE, en su artículo 78, recoge las sanciones a los miembros del Grupo Parlamentario Federal en caso de no respetar la disciplina de voto: “El Grupo Parlamentario y la Comisión Ejecutiva Federal podrían denunciar su conducta al Comité Federal. Si la actuación originada por esa persona del Grupo se estimase grave por el Comité Federal, éste tendría facultades para proceder a darle de baja en el Grupo Parlamentario, procediendo a incoar el correspondiente expediente, que será tramitado por la Comisión Federal de Ética y Garantías para que dicte las resoluciones a adoptar”.

Señala, en cualquier caso, que las personas miembros del Grupo Parlamentario Federal están sujetas a la unidad de actuación y disciplina de voto. Algo que los siete diputados del PSC tienen muy presente y que también incluye a otros defensores del “no” a Rajoy, como el mismo Pedro Sánchez.

MÁS EN MSN:

La vida tras la dimisión: esto es todo lo que puede hacer Pedro

El PSOE no consultará a las bases si deja gobernar a Mariano Rajoy

PATROCINADO:

Cómprate una Xbox por menos de 100 € 



Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon