Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Estos son los seis pasos con los que Steve Jobs entrenó su cerebro

Bolsamanía Bolsamanía 04/11/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

Steve Jobs es por méritos propios uno de los grandes nombres de la historia de la tecnología. Empezando desde el escalafón más bajo, fundó Apple, salió de la compañía y volvió años más tardes para llevarla a lo más alto. Y esto lo hizo gracias a una fortaleza mental inquebrantable que le permitió estar siempre a la altura de las circunstancias.¿Cómo lo hizo posible? Jobs era un fiel seguidor del mindfulness, un concepto de meditación plena que ayuda a las personas a descubrirse a sí mismas para alejar al estrés y los malos pensamientos, según ha destacado el portal El vaso medio lleno en un artículo en el que repasa los trucos de Steve Jobs para tener siempre la mente despejada y preparada para afrontar nuevos desafíos.1- Buscar un lugar silencioso:El primer paso consiste en buscar un lugar tranquilo y silencioso. Una vez ahí, hay que sentarse, relajarse y respirar hondo.2- Escuchar a la mente de mono:La mente de mono está formada por todos los pensamientos más inquietos que nos rondan por la cabeza. Estos pensamientos suelen girar en torno al trabajo, cuestiones personales o problemas de diversa índole. Hay que dejar que fluyan libremente durante cinco minutos al día.3- Abrir la puerta a la mente de buey:La mente de buey está formada por pensamientos serenos y tranquilosLa mente de buey es la parte contraria a la del mono. Está formada por pensamientos serenos y tranquilos. Tras una semana prestando atención al chorro de conclusiones que nos aporta la mente de mono, hay que tratar de silenciar al primate para dejar paso a la mente de buey.4- Que el buey silencie al mono:Una vez que hemos sacado a escena a la mente de buey, que piensa de una forma tranquila y silenciosa y presta más atención a lo que acontece en nuestro alrededor, hay que hacer que se imponga esta mentalidad para alejarnos de la mente del mono. La mente de mono no va a desaparecer de la noche a la mañana y seguirá volviendo a escena, aunque notaremos que cada vez estará más tranquila.5- Convertir al buey en el protagonista del pensamiento:Gracias a los pasos anteriores, nos acostumbraremos a sentir de una manera mucho más profunda a la mente de buey. Seremos más conscientes de nuestro cuerpo y la tranquilidad nos embaucará para trasladarnos casi a otra dimensión. Hay que relajarse y disfrutar de esta sensación.6- No tirar la toalla:Este es un proceso que lleva su tiempo, por lo que no se puede tirar la toalla si las sensaciones no llegan rápido. Según se avance en los ejercicios, se le irá cogiendo el gusto a la meditación y cada vez resultará más sencillo dejar que la mente de buey coja el timón de nuestros pensamientos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon