Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

FCC ultima un acuerdo con la banca para refinanciar el grueso de su deuda

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 19/12/2016 Bolsamanía

FCC ultima un acuerdo con su banca acreedora para refinanciar unos 3.310 millones de euros de deuda que vence en 2018, el grueso (el 75%) del pasivo total del grupo, según confirmaron a Europa Press en fuentes del sector.

La compañía controlada por Carlos Slim cumpliría así con su objetivo de cerrar ante de fin de año esta operación, que además se convertiría en la mayor reestructuración de deuda del año, tal como avanza el diario digital El Confidencial.

En el marco de este proceso, el grupo de construcción y servicios acudirá al mercado de capitales con una emisión de bonos para levantar hasta 1.250 millones de euros, la tercera parte del monto a refinanciar.

FCC estaría ya próxima a cerrar un acuerdo sobre esta refinanciación con el grupo de los seis mayores bancos, según indicaron a Europa Press dichas fuentes, que destacan la "buena sintonía" existente entre la constructora y la banca para poder cerrar la operación. Santander y BBVA actúan como bancos agentes de la negociación, en la que están inmersas un "gran número de entidades".

La reducción de deuda y la optimización de su coste y su plazo constituye la actual prioridad de FCC tras su saneamiento de los últimos años. De ello depende además la recuperación del dividendo, suspendido desde 2013.

Según lo pactado con los bancos en la última refinanciación, la de 2014, para volver a retribuir a los accionistas, FCC debe reducir su deuda financiera neta por debajo de cuatro veces su beneficio bruto de explotación (Ebitda). Además, el Ebitda recurrente tiene que superar los 750 millones de euros y debe amortizar al menos 1.500 millones de deuda.

Al cierre del pasado mes de junio, el pasivo de la compañía se había reducido hasta 5,3 veces su Ebitda (4,9 veces excluyendo Cementos Portland) y su beneficio operativo apunta a la consecución del importe anual exigido. No obstante, el grupo no ha realizado dicha amortización.

Con el actual proceso de refinanciación y la emisión de bonos el grupo busca ahondar en esta senda y reestructurar 3.310 millones de la deuda total de 4.403 millones que soporta, esto es, el saldo que queda de la que refinanció en 2014.

Se trata de un pasivo que vence en dos años, en 2018, y que genera un alto coste para la compañía. En concreto, devenga un interés de Euríbor más entre un 3% y 4%, salvo el importe de 131 millones que resta del denominado tramo B, que suponen un 5% anual y además da derecho de conversión a los bancos en caso de impago.

© Proporcionado por Bolsamanía

DEBERES HECHOS

La constructora también participada por Esther Koplowitz ultima esta nueva refinanciación después de que a comienzos año ya liquidara la mayoría de dicho tramo B con los fondos obtenidos en su última ampliación de capital.

Además, el pasado año saneó su participada inmobiliaria Realia, este verano refinanció la filial Cementos Portland, a cuya filial estadounidense acaba de inyectar recursos Slim, y recientemente liquidó una emisión de bonos de 414 millones que le costaba un 6,5% anual.

En todas estas operaciones Carlos Slim se ha comprometido con FCC y sus empresas inyectando fondos, garantizando las operaciones e incluso financiando a Esther Koplowitz.

El compromiso del mexicano con la compañía se extiende además al plano operativo. FCC y las empresas de Slim ya han logrado un primer contrato en el marco de su alianza para pujar juntas por proyectos en América, hacia donde el grupo español enfoca su actual estrategia de crecimiento.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon