Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Fiat Chrysler se desploma un 16%: la EPA le acusa de falsear las emisiones

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 13/01/2017 Bolsamanía

Fiat Chrysler, el fabricante italoamericano de automóviles, se ha desplomado un 16% en la bolsa de Milán, hasta 8,78 euros, después de que la Agencia de Medio Ambiente de Estados Unidos (Environmental Protection Agency - EPA) le haya acusado de falsear las emisiones de varios de sus coches diésel. Además, la cotización de las acciones del consorcio automovilístico estadounidense ha quedado suspendida durante media hora en la Bolsa de Nueva York. Finalmente, los títulos han cerrado con una caída del 10,23% hasta los 9,95 dólares.

La EPA considera que la empresa ha falseado las emisiones de 104.000 automóviles diesel desde 2014, según ha confirmado en nota de prensa. La agencia medioambiental señala que su software auxiliar de control de emisiones no declarado permitió a determinados modelos generar un exceso de contaminación y violar la ley.

© Proporcionado por Bolsamanía

En opinión de la EPA, Fiat ha cometido varias infracciones de la Ley del Aire Limpio de Estados Unidos, al instalar y no comunicar la existencia de un software de gestión del motor en sus modelos Jeep Grand Cherokee y Dodge Ram 1500 con el propulsor diésel de 3.0 litros vendidos en Estados Unidos entre 2013 y 2016, informa Europa Press.

Este dispositivo provoca un aumento de las emisiones de dióxido de nitrógeno (NOx) en los vehículos y esta situación afecta a casi 104.000 unidades de dichos Jeep Grand Cherokee y Dodge Ram 1500 correspondientes a los años modelo 2014, 2015, y 2016.

We issued a notice of violation to Fiat Chrysler Automobiles N.V. & FCA US LLC for alleged Clean Air Act violations. https://t.co/IOMkMbICtp

— U.S. EPA (@EPA) 12 de enero de 2017

"La no comunicación de dicho software que afecta a las emisiones en el motor de un vehículo representa una grave violación de la ley, lo que puede derivar en una peligrosa polución en el aire que respiramos", ha señalado la administradora asistente de la Oficina de Cumpliento de la EPA, Cynthia Giles.

En este sentido, indicó que en la EPA continúan analizando el impacto y la naturaleza de dichos dispositivos y afirmó que todos los fabricantes deben jugar con las mismas reglas, mientras que la representante del Comité de Recursos del Aire de California (CARB, por sus siglas en inglés), Mary Nichols, subrayó que, una vez más, un gran fabricante de automóviles tomó la decisión empresarial de saltarse las normas y "ha sido pillado".

La Ley de Aire Limpio de Estados Unidos obliga a las marcas automovilísticas a demostrar ante la EPA, a través de un proceso de certificación para los vehículos, que sus productos cumplen con los estándares de emisiones permitidos. Como parte de dicho proceso, las compañías tienen que revelar y explicar la utilización de cualquier software que pueda alterar y la forma en que lo hace las emisiones de los automóviles. La organización aseguró que Fiat Chrysler no comunicó la existencia de dicho dispositivo en los procesos de certificación de ambos modelos.

"No comunicando este software y posteriormente vendiendo vehículos que lo utilizaban, FCA ha violado importantes provisiones de la Ley de Aire Limpio", aseguraron desde la EPA, al tiempo que recordaron que en septiembre de 2015, tras explotar el caso del diésel de Volkswagen, ampliaron su programa de pruebas para detectar el uso de este tipo de dispositivos. Precisamente este miércoles, la firma alemana aceptó su culpabilidad y el pago de una multa de 4.300 millones de dólares por este asunto.

La EPA se ha negado durante meses a certificar los modelos diesel de Fiat Chrysler que la compañía quiere poner a la venta en Estados Unidos durante 2017, aunque Fiat sigue vendiendo sus modelos de 2016. Según Bloomberg, la empresa ha señalado que sus sistemas de control de emisiones son legales y ha propuesto a la EPA una serie de medidas para demostrarlo. En cualquier caso, sus acciones están sufriendo la mayor caída de su historia.

Fiat podría enfrentarse a una multa de 37.500 dólares por cada automóvil que se considere ilegal en EEUU. Las investigaciones de la EPA se centran en modelos producidos entre 2014 y 2016. El desplome de Fiat se extiende al conjunto del sector europeo de automóviles.

En Alemania, las acciones de Daimler, propietario de la marca Mercedes, ha bajado un 2,8%. Su rival, BMW, ha perdido un 2,96%, mientras Volkswagen ha caído un 2,45%, tras haber subido con fuerza en las últimas sesiones. En Francia, Renault ha caído un 2,6% y Peugeot un 1,94%. El sector de Automóviles del Stoxx 600 cae un 2,83%.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon