Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Fish and chips más baratos: la paridad entre la libra y el euro aún es posible

Bolsamanía Bolsamanía 03/09/2016 Óscar Giménez

El Brexit ha hundido la libra esterlina hasta su nivel más bajo desde 1985 respecto al dólar, y los analistas se plantean la posibilidad de que alcance la paridad con el euro. Eso sí, la resaca del referéndum británico está provocando que los expertos estén cada vez más alejados entre sí, y las previsiones van desde un nuevo desplome de la divisa de Reino Unido hasta que está infravalorada y acabará rebotando.

Los datos que sí comparten todos hasta ahora es que el euro sube un 14% respecto a la libra en 2016, y el dólar avanza un 11% respecto a la moneda británica. La variación se acerca al 20% si se calcula desde el pasado mes de noviembre, cuando se empezó a gestar la consulta sobre la permanencia en la Unión Europea y comenzó una fuerte tendencia a la baja para la libra.

El resultado del referéndum del 23 de junio provocó un fuerte cambio en las previsiones de los analistas. Antes de la votación, la mayor parte adelantaba una severa corrección de la divisa si triunfaba la opción de romper con el proyecto común europeo, como finalmente sucedió.

Sin embargo, un análisis de Bank of America Merrill Lynch a partir de datos de Bloomberg muestra una mayor disparidad entre las proyecciones desde entonces. “El nivel de incertidumbre sobre las perspectivas macro y políticas de Reino Unido se refleja en el grado de divergencia en las previsiones de los analistas para el cambio entre el euro y la libra”, indica un informe firmado por el analista Kamal Sharma.

En Bank of America creen que hay razones para esperar un nuevo impulso a la baja de la libra, pero que se frenaría en niveles de 0,9 libras por euro, aunque reconocen que cada vez más analistas del mercado apuestan por que una corrección aún mayor que lleve a la moneda a caer hasta la paridad con el euro en 2017.

El gráfico elaborado por la entidad norteamericana divide las previsiones de los expertos en divisas en tres rangos por el grado de pesimismo hacia la moneda, y muestra la evolución durante este año de las previsiones a seis meses.

© Proporcionado por Bolsamanía

Antes de la consulta, el diferencial medio entre las previsiones sobre las dos principales divisas del viejo continente era de 0,12 puntos. Sin embargo, explica Sharma, este diferencial se ha multiplicado. Hay analistas que sitúan al tipo de cambio en la unidad, y otros que apuntan a un rebote de la libra hasta estabilizarse en el rango entre 0,65 y 0,7 libras por cada euro (ahora en 0,839 libras). También los hay que no esperan grandes cambios.

EL PAPEL DE LOS BANCOS CENTRALES

En Bank of America no descartan un nuevo rally del euro respecto a la libra. De hecho, recuerdan que ya en diciembre de 2008 se rozó la paridad en 0,9804 libras, el mínimo histórico de la moneda de Reino Unido frente a su par de la zona euro. Aunque el analista Kamal Sharma explica que a partir de 0,90 es posible que la comunidad corporativa incremente las coberturas a largo plazo contra la evolución de los tipos de cambio para protegerse.

No obstante, hay que contar con el papel de los bancos centrales. Tanto el Banco Central Europeo (BCE) como el Banco de Inglaterra (BoE) mantienen políticas ultraexpansivas que incluyen tipos bajos (0,0% y 0,25% respectivamente) y compra de activos. Al tener en marcha ambas instituciones estímulos importantes, lo que se está produciendo es un efecto expulsión de los inversores institucionales del mercado de renta fija hacia el norteamericano. Mientras que esto siga así, argumenta Sharma, no habría efecto en las divisas. Sin embargo, si se produce una divergencia por endurecimiento de la política del BCE o más estímulos desde el BoE, entonces sí se podría esperar una presión bajista adicional sobre la libra.

LATIGAZOS DE LA LIBRA

Pese al abrupto descenso de la libra desde que se conoció el resultado del referéndum en la madrugada del 24 de junio, la moneda ha experimentado fuertes rebotes puntuales. Uno de ellos este jueves con los datos PMI manufacturero, con una subida de más del 1% de la libra respecto al euro.

El índice que elabora Markit refleja un fuerte crecimiento de la actividad de la industria en agosto, al pasar de 48,3 puntos hasta 53,3 puntos. Muy por encima también de lo esperado por los analistas (49,0). Por el contrario, el PMI de la zona euro desciende una décima, y se sitúa en 51,7 puntos, mínimo de tres meses.

LO QUE DICE EL ANÁLISIS TÉCNICO

Si se observa un gráfico 2008, se ve que el cruce entre el euro y la libra pasó desde 0,98 libras por cada euro hasta 0,694, y que desde mediados de 2015 y especialmente desde el referéndum sobre el Brexit, se produce una tendencia al alza hasta 0,872. “Este nivel coincide con lo que sería ajuste/retroceso del 61,8% de toda la caída desde los máximos de 2008”, señala José María Rodríguez, analista técnico de Bolsamanía.

El experto explica que hay una zona de resistencia muy importante entre los máximos de 2013 (0,881 libras) y los máximos de lo que va de 2016 (0,872). “Es una zona de resistencia a tener cuenta. En teoría, si en las próximas semanas o meses vemos al cruce superar la resistencia que presenta en los máximos de 2013 podríamos barajar como escenario más probable la vuelta a la zona de los 0,98 euros”, agrega Rodríguez.

© Proporcionado por Bolsamanía © Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon