Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Fitch reduce el rating de Popular un escalón hasta B+ en vísperas de la llegada de Saracho

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 16/02/2017 Marta Gracia
© Proporcionado por Bolsamanía

La agencia de calificación Fitch ha reducido el rating de Banco Popular hasta 'B+' desde 'BB-'. Esta rebaja de la calificación se ha producido a menos de una semana de que llegue a la Presidencia de la entidad Emilio Saracho para relevar a Ángel Ron. Esta nueva calificación se debe a unas pérdidas peores de lo esperado durante 2016.

Fitch apunta que debido a esas pérdidas, de casi 3.500 millones de euros, la calidad de los activos del banco se ha deteriorado significativamente y han dejado un "estrecho" margen para absorber pérdidas inesperadas. La agencia considera que el banco hará una revisión de su plan estratégico con la llegada del nuevo presidente, Emilio Saracho, el próximo lunes 20 de febrero.

No obstante, Fitch argumenta que el balance debilitado del banco, la gran cartera de activos problemáticos y los niveles de cobertura están por debajo de los niveles previstos inicialmente por Banco Popular. De esta manera, añaden que esto supondrá un desafío estratégico para el nuevo presidente. La agencia destaca que los activos netos con problemas son mucho más altos de lo que habían previsto anteriormente.

Según la agencia, los indicadores de la calidad de los activos de Popular "son los más débiles entre los bancos españoles calificados". Aunque el banco cumple actualmente con los requerimientos de capital regulatorio, "creemos que su solvencia es altamente vulnerable a nuevos choques de calidad de activos".

El "debilitado" balance de banco y el alto volumen de activos problemáticos "representa un reto estratégico sustancial" para Saracho, y ello en un momento en que otros bancos también están bajo la presión de los reguladores y los inversores para acelerar la venta de dichos activos, ha añadido la agencia.

Para la agencia de calificación, la rentabilidad de Popular es "indeterminada" por su "gran exposición" al sector inmobiliario y constructor. La calificadora sitúa la perspectiva de Popular en 'en evolución', es decir, considera que existen tendencias tanto positivas como negativas que podrían afectar al rating.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon