Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Frenazo en el rally de las bolsas asiáticas: el BoJ y Wall Street provocan un sentimiento más moderado

Bolsamanía Bolsamanía 15/03/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

Los mercados asiáticos han perdido terreno este martes registrando pérdidas durante la noche en los principales índices siguiendo la estela marcada por Wall Street y tras la 'esperada' decisión del Banco de Japón.

El Nikkei 225 cayó un 0,68%, hasta los 17.117,07 puntos, después de fluctuar entre territorios positivos y negativos. En Corea del Sur, el Kospi cedió sus ganancias iniciales para cerrar con un descenso del 0,12%, en los 1.969,97 puntos, mientras el índice Hang Seng de Hong Kong bajó un 0,72%. La nota discordante la pone el Shanghai Composite, que esta mañana sube un 0,17%, hasta los 2.864 enteros.

Rodrigo Catril, estratega de Forex de National Australia Bank, asegura a CNBC que los recientes movimientos del mercado se han transformado en un "modo cautelosamente optimista", después de la reacción positiva vivida tras la decisión del Banco Central Europeo (BCE) la semana pasada. Catril señala que mientras que Asia y Europa ampliaban sus ganancias el lunes, las acciones estadounidenses reflejan "un estado de ánimo más moderado".

LA DECISIÓN DEL BANCO DE JAPÓN

La autoridad monetaria nipona dejó sin cambios los tipos de interés de -0,1%, que aplica a parte de las reservas que las instituciones financieras mantienen en el BoJ.

Además, según Reuters,el banco central que preside Haruhiko Kuroda ha decidido eximir unos 90.000 millones de dólares en fondos de corto plazo, conocidos como fondos de reserva de dinero, de la tasa de interés negativa, en medio de advertencias de la industria de valores sobre que el dinero de inversiones podría ser impulsado hacia depósitos bancarios.

Como lo esperaba la mayoría del mercado, el banco central mantuvo su compromiso de aumentar la base monetaria a un ritmo anual de 80.000 millones de yenes (700.000 millones de dólares).

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon