Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Fusiones de bancos ¿Realidad o ficción en 2016?

Bolsamanía Bolsamanía 31/01/2016
© Proporcionado por Bolsamanía

¿Se acuerdan de que 2016 iba a ser el año de las fusiones de los bancos españoles? En cuanto hubiera un nuevo Gobierno en España, arrancaría el proceso, nos contaban desde distintas fuentes. Pues bien, dado que todavía no hay Gobierno, todavía no ha empezado el 'movimiento'. El problema es que, al final, aunque haya un Gobierno este año (que lo habrá, tarde o temprano... esperemos que sea más temprano que tarde) da la impresión de que el escenario político que se perfila no va a ser el más propicio para que los bancos empiecen a comprarse unos a otros.

Para que un proceso así arranque y, sobre todo, para que tenga futuro, hace falta un Gobierno estable. Un Gobierno que, ante movimientos tan delicados, dentro de uno de los sectores más importantes de nuestro país, garantice que “todo” va a salir adelante, que va a haber las menores trabas posibles y que, en definitiva, “todo va a ir como la seda”.

Para que un proceso así arranque y, sobre todo, para que tenga futuro, hace falta un Gobierno estable.

Ni que decir tiene que esto es más “garantizable” con un Gobierno de una ideología más conservadora. Esa idea es evidente. Un Gobierno de izquierdas es muy posible que haga que las entidades se retraigan y decidan esperar, casi con toda seguridad. Uno “mixto”, PP-PSOE, podría tener el mismo efecto si partimos de la base de que va a resultar bastante complicado que se pongan de acuerdo casi en cualquier cosa.

¿Nos podemos olvidar, entonces, de la concentración en el sector bancario este año? “Yo, la verdad creo sí”, responde muy claro Daniel Pingarrón, experto de IG, en declaraciones a Bolsamanía, y añade que no hay nuevas evidencias que apunten que estos movimientos van a ser inminentes o a muy corto plazo. En todo caso, apunta, “en ningún momento hemos pasado de la mera rumorología” al tratar este asunto.

Aun así, aunque sólo hayamos tenido rumores, una realidad cierta es que no hay mercado para todos los bancos en España y que la rentabilidad de las entidades de nuestro país (el conocido como ROE) deja mucho que desear. Este es el verdadero motivo de que sea necesario que haya una concentración sectorial, ya que la rentabilidad de nuestras entidades está “bastante por debajo de sus homólogos europeos”, tal y como nos recuerda Albert Enguix, gestor de GVC Gaesco Gestión.

“Las autoridades bancarias europeas tienen previsto incrementar el requisito de capital CET1, pero esto tiene como fecha límite 2019. En caso de que esta fecha se adelante, obligaría a la banca española a acelerar sus fusiones independientemente de la situación política o bursátil”, recuerda Enguix.

"NO ESPERO OPERACIONES CORPORATIVAS ESTE AÑO”

También tajante en su respuesta se muestra Nuria Álvarez, de Renta 4, quien no espera operaciones corporativas este año, “dada la situación del sector, que se enfrenta a un año complicado en lo que a gestión de márgenes se refiere, que sigue siendo muy importante no deteriorar los niveles de capital actuales y dada la incertidumbre política”.

“Hay que recalcar que las entidades, a día de hoy, muestran más interés por ampliar su negocio fuera de España que dentro, y que una compra de algún banco español o fusión supondría, lo más probable, elevados costes de reestructuración que no tengo claro que, en un entorno de baja rentabilidad, haría que compensase dicha operación”, añade Álvarez.

Hay que recalcar que las entidades, a día de hoy, muestran más interés por ampliar su negocio fuera de España que dentro

Victoria Torre, de Self Bank, tampoco lo ve nada claro. "La incertidumbre política que se vive en la actualidad podría retrasar algunas decisiones de operaciones corporativas, en este y en otros sectores, especialmente los más regulados. A la espera de ver quién y en qué condiciones gobierna, algunas entidades podrían decidir no mover ficha por el momento".

¿HACÍA DÓNDE PODRÍA MOVERSE EL SECTOR?

Mucho se ha especulado sobre los movimientos que podrían verse en el sector bancario europeo y también se ha señalado en más de una ocasión cuáles son los bancos que están en peores condiciones y más susceptibles de ser comprados. Los tres bancos que están en todas las quinielas, por este orden, son Liberbank, Popular y Sabadell. En el caso de Popular, además, también se ha hablado mucho de su mal comportamiento bursátil y esta misma ha sumado un nuevo "punto negativo" al anunciar una caída en el beneficio del 68% por provisiones para hacer frente a la eliminación de las cláusulas suelo.

Bankia está también entre las posibles "opables". De hecho, se ha llegado a decir que Santander y BBVA estarían interesados en hacerse con ella. En el caso del banco cántabro, "esquivó", en vida de su presidente Emilio Botín, toda la concentración sectorial que ya se produjo. Ahora, Ana Botín, aunque parece mucho más partidaria de crecer de forma orgánica, podría cambiar de estrategia. En todo caso, también esta misma semana Santander ha publicado sus cuentas y da la sensación de que este no es el momento para afrontar estas operaciones.

"No creemos que los bancos que existen ahora existan a cinco años vista. Habrá operaciones corporativas en las que los grandes bancos se fusionarán con los pequeños. Los tres bancos que están más en la picota, por orden, son Liberbank, Popular y Sabadell", comentaba a Bolsamanía Jaume Puig, director de GVC Gaesco Gestión, hace un tiempo. Veremos entonces si estas operaciones serán en 2016 o tenemos que esperar hasta 2020.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon