Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

GE trata de escapar de etiqueta de demasiado grande para quebrar

BloombergBloomberg 31/03/2016 Richard Clough

(Bloomberg) -- General Electric Co. pidió a los reguladores estadounidenses que desechen su designación como entidad financiera demasiado grande para quebrar, uno de los objetivos centrales en la decisión del máximo responsable ejecutivo, Jeffrey Immelt, adoptada un año atrás de vender el grueso de su negocio de préstamos.

Dejar atrás esa calificación liberaría miles de millones de dólares de capital y eliminaría una supervisión restrictiva al tiempo que enfatizaría una reforma drástica en el funcionamiento del gigante industrial. Immelt ha alejado casi totalmente a GE de su negocio de banca desarrollado bajo la gestión del ex máximo responsable ejecutivo, Jack Welch, y volvió a poner el foco de la empresa en la fabricación de maquinaria pesada.

GE dijo que este jueves presentó una solicitud ante el Consejo de Supervisión de Estabilidad Financiera para salir de esa clasificación sistémicamente importante de las instituciones financieras. Anteriormente, la empresa había expresado esperanzas de que los reguladores emitieran un fallo sobre la solicitud a finales de este año.

“Creemos que GE Capital ya no responde a los criterios para ser designada como SIFI y esperamos trabajar en colaboración y de manera constructiva con el Consejo de Supervisión de Estabilidad Financiera en el proceso de rescisión”, dijo el máximo responsable ejecutivo de GE Capital, Keith Sherin, en un comunicado.

Fallo a favor de MetLife

El anuncio de GE se conoció un día después de que un dictamen judicial eliminó a MetLife Inc. de las filas de compañías sistémicamente importantes. En una demanda presentada el año pasado, la compañía de seguros de vida dijo que la designación, utilizada para identificar a las empresas cuyas quiebras harían peligrar la estabilidad financiera estadounidense, era arbitraria e injustificada. El estado puede apelar el fallo. GE decidió trabajar conjuntamente con los reguladores en una estrategia de salida en vez de recurrir a la justicia.

En abril del año pasado, Immelt reveló un plan para abandonar la mayoría de GE Capital reteniendo sólo los negocios de préstamos que sostienen las operaciones fabriles de la empresa, incluido el alquiler de aviones. GE ha firmado acuerdos para vender activos financieros por más de US$160.000 millones desde que se anunció la reforma.

La solicitud de este jueves detalla la forma en que GE “redujo considerablemente su perfil de riesgo y está significativamente menos interconectada con el sistema financiero y por ende no plantea una amenaza concebible a la estabilidad financiera estadounidense”, según el comunicado.

GE Capital, que tenía divisiones tan variadas como tarjetas de crédito en tiendas minoristas, bienes raíces comerciales y financiación de flotas de vehículos, ha sido blanco del desdén de los inversores desde que el negocio puso en riesgo a la sociedad matriz durante la crisis financiera. En su momento más alto, los préstamos representaban alrededor de la mitad de las ventas y la ganancia de GE.

GE ha dicho que la reforma podría generar US$35.000 millones de dividendos para la sociedad matriz, a la espera de aprobación regulatoria. El Consejo de Supervisión de Estabilidad Financiera, una comisión de reguladores que identifica los riesgos sistémicos, designó a GE Capital como una de cuatro entidades financieras no bancarias sistémicamente importantes en 2013. La designación reforzó la inspección regulatoria de la unidad y en los próximos años generará requerimientos más estrictos de planificación respecto del capital y pruebas de solvencia.

Los ejecutivos habían apuntado al primer trimestre de este año para que GE presentara la solicitud de eliminar la clasificación. La compañía esperaba cerrar una venta de activos de préstamos comerciales norteamericanos a Wells Fargo & Co., que se cerró este mes. GE también quería avanzar en un acuerdo para vender una plataforma de depósitos online a Goldman Sachs Group Inc. La Fed dijo el 21 de marzo que aprobó la transacción.

Nota Original: GE Seeks Escape From Too-Big-to-Fail Tag as Revamp Nears End (1)

Reportero en la nota original: Richard Clough en New York, rclough9@bloomberg.net Editores responsables de la nota original: Brendan Case, bcase4@bloomberg.net Tony Robinson, Bruce Rule

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon