Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

General Motors suspende sus operaciones en Venezuela después de que el Gobierno confisque su fábrica

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 20/04/2017 Bolsamanía

El consorcio automovilístico estadounidense General Motors ha suspendido sus operaciones en Venezuela después de que la factoría que mantiene en el país, en el estado de Carabobo, fuera confiscada por parte de las autoridades, según ha informado la empresa, que ha explicado que se ha visto obligada a despedir a sus 2.700 trabajadores en el país.

"Ayer, la planta de GMV (General Motors Venezolana) fue inesperadamente confiscada por parte de las autoridades públicas, impidiendo las operaciones normales", ha asegurado la compañía automovilística en un comunicado, en el que también explica que "rechaza tajantemente las medidas arbitrarias tomadas por las autoridades y emprenderá decididamente acciones legales tanto fuera como dentro de Venezuela para defender sus derechos".

Asimismo, ha señalado que el Gobierno del país también ha entrado en otros centros de la corporación y se ha incautado de otros activos de la firma, entre los que se encuentran vehículos, que han sido "retirados ilegalmente de sus instalaciones", informa Europa Press.

© Proporcionado por Bolsamanía

La compañía automovilística estadounidense ha confirmado que, a pesar de esta decisión, continuará ofreciendo servicio de posventa y de piezas de recambio a sus clientes a través de sus representantes en el mercado venezolano.

General Motors, el tercer mayor fabricante de automóviles del mundo, inició en 1948 su actividad en el país con una factoría a las afueras de Caracas en la que fabricó un modelo 'pick-up' de Chevrolet, lo que convirtió a la empresa en "pionera" en el sector del automóvil en Venezuela.

Por su parte, el Gobierno venezolano, que a menudo culpa a las grandes empresas de sabotaje económico, no ha hecho declaraciones sobre la expropiación, recoge Efe. Ni siquiera el Ministerio de Información no ha respondido a las peticiones de comentarios.

Hay que recordar que el Gobierno de Nicolás Maduro y el de su predecesor Hugo Chávez han expropiado más de 1.400 empresas y activos privados desde su llegada al poder en 1999, según la confederación de industriales Conindustria. La mayor parte de las compañías expropiadas han acabado cesando su actividad, lo que ha contribuido a la crisis económica sin precedentes que sacude al país.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon