Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Goldman Sachs alerta sobre los riesgos que acechan a la banca italiana

Bolsamanía Bolsamanía 05/07/2016 Marco Collado
© Proporcionado por Bolsamanía

La capitalización de los bancos italianos y su vulnerabilidad están en el punto de mira desde el comienzo de 2016, a medida que la supervisión por parte del Banco Central Europeo (BCE) sobre este tema ha ido aumentado. A lo largo de 2014 y 2015, el gobierno italiano trató de establecer una entidad de gestión de activos en los que los bancos podrían descargar sus créditos vencidos en cartera (NPLs, Non Performing Loans), en otras palabras, un "banco malo". Pero esto finalmente no se materializó, ya que las normas sobre ayudas estatales Europea lo impidió.

Durante la sesión de este lunes, una jornada bastante tranquila en el resto de plazas europeas, Banca Monte Paschi Siena cerró con fuertes caídas, del 13,99% hasta los 0,329 euros, seguido por Banca Emilia Romagna, que perdió un 6,7%. Además, entidades como Banco Popolare o Mediobanca bajaron más del 4% y Unicredit un 3,6%. El MIB 30, principal índice de la bolsa de Milán, cae este martes en torno a un 0,5% al inicio de sesión y pierde un 26% en el último año.

Hasta ahora, en 2016, las acciones de los bancos italianos han caído entre un 46% y un 77% en términos absolutos. El debate clave es una vez más el nivel de cartera de créditos vencidos en los balances de los bancos, y las posibles pérdidas asociadas a las fusiones aceleradas. Goldman Sachs destaca como los principales riesgos que están afectando a los ratios de capital de los bancos italianos la persistente falta de rentabilidad y el "continuo deterioro" de sus activos tóxicos, en mayor medida que en otros países.

En el lado positivo, con la aceleración de la morosidad coincide con la crisis financiera de 2008, y asumiendo un plazo de ejecución de la liquidación de 6-7 años, los próximos años deben ver a una significativa caída de la morosidad, debido al desgaste natural, posiblemente reduciéndose aún más por la necesidad de vender a precios más baratos.

PRINCIPALES RIESGOS

Los principales riesgos desde el punto de vista de Goldman Sachs incluyen las preocupaciones por la soberanía en la zona euro y el panorama macroeconómico, que impactaría en los bancos con sede en los países periféricos de Europa. "La falta de recuperación de las variables macro daría lugar a una peor calidad de activos y riesgos de impago mayores". La financiación bancaria es también otro riesgo adicional, según el informe enviado a clientes por parte del banco.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon