Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Guía para moverse en los mercados entre las nuevas subidas de tipos de la Fed en 2016

Bolsamanía Bolsamanía 27/12/2015 oscar.gimenez@webfg.com
© Proporcionado por Bolsamanía

La Reserva Federal (Fed) no sorprendió e incrementó los tipos el pasado 16 de diciembre como el mercado anticipaba. Aunque la primera subida en nueve años se ha producido aún en 2015, el próximo año estará marcado por la normalización de la política monetaria.Una normalización que será “gradual y paciente”, aseguró la presidenta del banco central estadounidense, Janet Yellen. La institución publicó una previsión que sitúa a los tipos entre el 1,25% y el 1,5% a finales de 2016, lo que implicaría al menos tres subidas más de la tasa de fondos federales (tipos de referencia).El cupón no proporciona ningún colchón para la caída de los precios de los bonos cuando los rendimientos se incrementanAsí, los inversores tendrán que navegar en el mercado el próximo año entre subidas de tipos. El activo más perjudicado, según los expertos, será la renta fija. “La parte corta de la curva (instrumentos de renta fija con menor duración) y los bonos soberanos deberían ser los activos más perjudicados, aunque podría haber ventas en casi todas las clases de activos”, advierte Benjamin Melmann, director de Asignación de Activos y de Deuda Soberana en Edmond de Rothschild AM.El castigo sobre la deuda pública se debe a que “el cupón no proporciona ningún colchón para la caída de los precios de los bonos cuando los rendimientos se incrementan”, prevé Ralf Wiedenmann, director de Análisis Económico en Vontobel AM.LA RENTA VARIABLE, ¿ACTIVO GANADOR?Las acciones podrían beneficiarse de un escenario de normalización de los tipos. “Si se elevan, es porque hay una mejora en la economía, lo que debe ser un buen augurio para la mayoría de acciones”, argumenta Stephanie Sutton, directora de inversiones en EEUU de Fidelity, que apuesta por el sector de servicios financieros “como uno de los beneficiados de las subidas de tipos”.Las alzas de tipos mejorarán la rentabilidad de los bancos y perjudicarán a empresas y sectores que dependen del nivel de financiaciónEn la misma línea, desde Edmond de Rothschild AM, Melman también apuesta por la banca, ya que “las alzas de tipos mejorarán su rentabilidad. Por el contrario, somos más cautos con compañías y sectores que dependen mucho del nivel de financiación y que han vivido un fuerte rally”, y pone como ejemplo al sector sanitario.Por su parte, Eric Mijot, director de Estrategia de Amundi, recuerda que el impulso positivo de la economía “suele ser positivo para los sectores cíclicos. Pero esta vez, la Fed aumenta las tasas mientras que las valoraciones han tocado techo y el crecimiento de los beneficios empresariales se ha aplanado. Lo que recomendamos es mantener una exposición a acciones de calidad en la renta variable estadounidense”.¿HACIA DÓNDE VA EL EURO/DÓLAR?Aunque el 3 de diciembre el Banco Central Europeo (BCE) no cumplió con las expectativas al anunciar nuevos estímulos monetarios, lo cierto es que este mes de diciembre nos deja un mayor alejamiento entre las políticas monetarias del BCE y de la Fed, algo que podría ampliarse en 2016.Una reacción teórica a este hecho sería el fortalecimiento del dólar y el abaratamiento del euro en el cruce entre ambas divisas. “La cada vez mayor divergencia entre las políticas del BCE y de la Fed debería hacer que el euro se mantuviese en niveles relativamente bajos”, argumenta Benjamin Melman, aunque el experto de Edmond de Rothschild AM cree que “la combinación de superávit por cuenta corriente y un crecimiento económico decente evitarán que el euro se deprecie de nuevo de forma signficativa”.Desde Vontobel, Ralf Wiedenmann apunta al pronóstico de 1,02 dólares por euro a finales de 2016, aunque recuerda que “las expectativas del mercado relativas a los estímulos adicionales del BCE habían sido un poco exageradas”.En SYZ AM, el economista jefe, Adrien Pichoud, tiene un pronóstico más positivo para el euro y hace referencia también al superávit por cuenta corriente de la zona euro como “una poderosa fuerza estuctural para apoyar el valor del euro si no sucede nada nuevo en los bancos centrales. Esperamos que el euro/dólar fluctúe alrededor de 1,10 y con el tiempo aumentará hacia 1,15 durante el próximo año”.Por su parte, en Amundi ven al cruce entre ambas monedas en 1,05 en los próximos meses.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon