Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Guasapear, guglear, tuit... ¿Qué palabras tecnológicas acepta la RAE?

Bolsamanía Bolsamanía 27/05/2016 Bolsamanía

Es más que probable que alguna vez te hayas puesto a escribir “guasapear”, “guglear”, “tuit”, “meme” o “dron” y te surgiera la duda de si son términos correctos, aceptados por la Real Academia Española (RAE). Son muchos los anglicismos tecnológicos que llegan a nuestras vidas para quedarse, bien en su forma original o bien en su forma adaptada al español.

Es la RAE la que se encarga de poner luz entre tanta maraña de término extranjero y, principalmente en función de su uso e integración en la sociedad, descartarlos o incorporarlos a las sucesivas ediciones del Diccionario de la lengua española. Dejemos, esta vez, al margen las críticas que reciben los académicos por ir, muchas veces, más lentos que la sociedad y tardar en añadir términos de uso muy extendido. Centrémonos en aprender aquellos que ya podemos usar sin miedo al error. Eso sí, no debemos confundir entre los aceptados en el Diccionario y las recomendaciones de uso que realiza, por ejemplo, la Fundación del Español Urgente, conocida como Fundéu, porque no es lo mismo.

TÉRMINOS TECNOLÓGICOS YA ACEPTADOS

La vigésimo tercera edición del Diccionario de la lengua española ha dado un buen puñado de vistos buenos a diferentes términos tecnológicos que la mayoría de los españoles usan casi a diario.

- Tuit, tuitear, tuitero: Sí, amigos tuiteros, podéis tuitear un tuit que incluya estas tres palabras, así escritas, sin que los académicos os tiren de las orejas. Las tres formas adaptadas al español son correctas desde 2014. Las encontramos en el Diccionario con sus respectivas acepciones.

De este modo, la RAE define “tuit” como aquel ‘mensaje digital que se envía a través de la red social Twitter y que no puede rebasar un número limitado de caracteres'. El verbo “tuitear” hace referencia a ‘comunicarse por medio de tuits' o a ‘enviar algo por medio de un tuit', mientras que un “tuitero, ra” es aquella ‘persona que tuitea' o bien se refiere a algo ‘perteneciente o relativo al tuit o al tuiteo'.

- Dron: La adaptación al español de “drone” y su admisión por parte de la RAE habrá alegrado a más de un periodista o comunicador que lidie a diario con informaciones susceptibles de encontrarse con esta palabra.

Porque, ¿qué sinónimo emplear cuando ya has utilizado “avión no tripulado”, “aeronave no tripulada”, “vehículo aéreo no tripulado”? Efectivamente, recurres al anglicismo. Pues ya no más. Ahora “dron” tiene luz verde para plagar los textos. Mención, en este caso, para la Fundéu, que ya lo recomendaba. Si os estáis preguntando por el plural, anotad, es “drones”.

- Wifi: Costó que nuestra madre o abuela supieran de qué hablábamos cada vez que pronunciábamos la palabra wifi, ¿verdad? Los académicos han reconocido nuestro esfuerzo haciéndole también un hueco en el Diccionario de la lengua española. Aceptan, incluso, la forma wi fi, con separación en medio. Y wifi, según el Diccionario, es un ‘sistema de conexión inalámbrica, dentro de un área determinada, entre dispositivos electrónicos, y frecuentemente para acceso a internet'.

- Tableta: Ya no es “cool” ni tampoco necesario emplear el anglicismo “tablet” para hacer referencia a un ‘dispositivo electrónico portátil con pantalla táctil y con múltiples prestaciones'. Ahora lo que se lleva es hablar de “tableta”, sí, como la de chocolate. Lo sabes tú y lo saben los académicos.

- Emoticono: Nada de hablar de “emoticón”, pero sí de “emoticono”. La RAE recoge el término y lo define como la ‘representación de una expresión facial que se utiliza en mensajes electrónicos para aludir al estado de ánimo del remitente'.

- Cíborg: Tampoco existe el término “cyborg”, pero sí “cíborg”, su adaptación al español, un sustantivo que hace referencia aun ‘ser formado por materia viva y dispositivos electrónicos'.

- Chatear: También podemos “chatear” sin problema, porque los académicos aceptan este verbo para referirse a ‘mantener una conversación mediante chats'.Asimismo, se recoge el sustantivo “chat” con dos acepciones. La primera de ellas como ‘intercambio de mensajes electrónicos a través de Internet que permite establecer una conversación entre dos o varias personas'. Y la segunda como ‘servicio que permite mantener conversaciones mediante chats'.

- Blog: Es una de las palabras que más ha tardado en ser incluida en el Diccionario, y eso que llevamos hablando de los blogs desde hace años y años. El término ya tiene su asiento en el Diccionario, donde aparece definido como ‘sitioweb que incluye, a modo de diario personal de su autor o autores, contenidos de su interés, actualizados con frecuencia y a menudo comentados por los lectores'. También está, por supuesto, el “bloguero, ra”, que es la ‘persona que crea o gestiona un blog' o bien aquello ‘perteneciente o relativo a los blogs o a los blogueros'.

Otros de los términos que se han añadido en la vigésimo tercera edición del Diccionario de la lengua española son: hacker, buscador, CD-ROM o cederrón, intranet, liberar y pantallazo. El mundo tecnológico se va abriendo paso también en el mundo de las palabras.

NO INCLUIDOS EN LA RAE, PERO RECOMENDADOS POR FUNDÉU

- Wasapear y guasapear: ¿Cómo definir algo que hacemos día sí y día también durante, prácticamente, las veinticuatro horas del día? ¿Resume una palabra la acción de enviar mensajes a través de la aplicación WhatsApp? “Wasapear” o “guasapear” no están recogidas por la RAE.

Si bien, la Fundéu, tomando como referencia los criterios de la Ortografía de la lengua española, sí entiende que tanto “wasap” (plural “wasaps”) como “wasapear” son adaptaciones adecuadas al español. Y, a la hora de utilizar estas palabras en un texto, no sería necesario el empleo ni de las comillas ni de la cursiva. Pero además, la Fundéu también reconoce como admisibles las adaptaciones “guasap” (plural “guasaps”) y guasapear.

- Selfi: Si os hablamos de autorretratos, es probable que vuestra atención se quede por el camino, mientras que, si mentamos a los “selfies”, la cosa cambia. Están hasta en la sopa. Nos bombardean a diario con miles de ellos y, sin embargo, todavía no han convencido a los académicos para entrar a formar parte de un selecto club de palabras.

Más que convencida está la Fundéu. “Selfi”, que es la adaptación en español del término inglés, ha sido para la Fundación del Español Urgente la palabra del año en 2014. ¿Por qué? Pues lo explican por su fuerte presencia en los medios y por la fuerza de su penetración en el lenguaje común.

En todo caso, la recomendación es usar “selfi” (plural “selfis”) en lugar de “selfie” cuando nos referimos a las fotografías que uno toma de sí mismo, solo o en compañía de otros, en general con teléfonos móviles, tabletas o cámaras web.

- Viral: ¿Y qué ocurre cuando un vídeo o noticia se vuelve “viral”? A muchos os sorprenderá, pero no, el Diccionario de la lengua española no incluye para el adjetivo existente “viral” la acepción de ‘perteneciente o relativo al mensaje o contenido que se transmite de forma exponencial a través de las redes sociales mediante constantes reenvíos entre los usuarios de Internet'.

“Viral” solo aparece recogido en el Diccionario académico como adjetivo para referirse a lo ‘perteneciente o relativo a los virus'. Por la contra, Fundéu sí lo admite, como adjetivo y como sustantivo, para ser utilizado en las noticias de ámbito tecnológico. De igual modo, serían válidos el verbo “viralizar” (‘convertir en viral') y su correspondiente sustantivo “viralización” (‘acción y efecto de viralizar').

- Meme: Los “memes” inundan la Red. Se reproducen todos los días a costa de un conejillo de Indias, que puede ser el famoso de turno, con o sin metedura de pata, o cualquier personaje o personalidad expuesta al gran público. El término aparece definido en el libro de Richard Dawkins El gen egoísta como ‘idea, comportamiento, moda o uso que se extiende de persona a persona dentro de una cultura'. Hoy en día, como explica Fundéu, hablamos de “memes”, principalmente, para referirnos a cualquier imagen o texto, a menudo de contenido humorístico, que se comparte viralmente en las redes sociales durante un periodo breve. Su recomendación es que se escriba en redonda y sin comillas. Sin embargo, “meme” no está aceptada por la RAE.

También la Fundéu considera válidos términos como mensajear, trolear, prototipar o ciberguerra. Y, por otro lado, recomienda usar “etiqueta” mejor que el término inglés “hashtag”; “macrodatos” o “inteligencia de datos” en lugar de “big data”; “lista de reproducción” antes que “playlist” e “influidor” como alternativa a “influencer”.

LOS QUE SEGUIMOS USANDO MAL

- Guglear: Más de lo mismo ocurre con “googlear”o “guglear”, pese a su extendido uso. No obstante, en este caso, ya existe una alternativa perfecta en español, que no es otra que “buscar o consultar en Google”. Quién sabe si en el futuro sí terminaremos escribiendo -sin que se le salgan los ojos de las órbitas a los académicos- “googlear” o “guglear”.

© Proporcionado por Bolsamanía

- Resetear: Cuando tengamos que ‘cargar de nuevo el sistema operativo en una computadora', entonces tendremos que “reiniciar” el sistema, pero no “resetearlo”. El término resetear no existe. Tampoco lo reconoce la Fundéu.

- Facebookear: Ni rastro de momento, ni en la RAE ni en la Fundéu, del término “facebookear”, que sería el equivalente a dedicar minutos y minutos de nuestro tiempo a navegar por la red social Facebook. Ni siquiera la Fundéu lo tiene en cuenta como un neologismo.

¡Ya no tenéis excusa para no escribir o hablar sobre tecnología como la RAE manda!

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon