Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Guerra de divisas entre el yuan chino y el bitcoin

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 07/01/2017 Marco Collado

El bitcoin sigue notando los fuertes moviemientos de los últimos días y tras llegar a caer más de un 23% durante la jornada el jueves, este viernes se encuentra un 18% por debajo de los máximos históricos registrados esta misma semana.

La divisa virtual está experimentando fuertes movimientos en los últimos días, prueba de que a pesar de haber alcanzado los 14.000 millones de capitalización, al mercado de las criptomonedas aún le queda un largo camino hasta conseguir estabilizarse.

CORRELACIÓN INVERSA CON EL YUAN

Esta caída del bitcoin coincide con la última apreciación del yuan, y es que el 90% de las operaciones en la divisa digital provienen del gigante asiático. De hecho, la fuertes caídas de la divisa virtual coinciden con el repunte de la moneda china contra el dólar en los últimos días.

La depreciación continua de la divisa china durante los últimos meses ha estado acompañada por el auge del bitcoin, que llegó a alcanzar esta misma semana los 1.153 dolares. Esto coincide con un gobierno chino que no es capaz de frenar la caída de su divisa contra el dólar, a pesar de estar empleando buena parte de sus reservas en ello.

© Proporcionado por Bolsamanía

En los últimos meses la tenencia de moneda extrajera en las arcas chinas ha seguido cayendo hasta perder casi 2.000 millones entre enero y noviembre de 2016.

El Banco Popular de China ceja en su esfuerzo para frenar la depreciación del yuan contra otras divisas en el último año, con un dólar que no ha parado de subir desde finales de 2014.

Son numerosos los analistas que defienden que China debe dejar depreciarse su moneda para frenar la caída de las exportaciones y mejorar el crecimiento económico. Al gigante asiático le favorece esta caída del yuan, ya que sin esta, los datos sobre comercio exterior podrían ser aún peores, pero, según los datos, lo que verdaderamente parece preocupar al Banco Popular de China es la salida de capitales provocada por un yuan más débil.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon