Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Guindos insiste en que el Gobierno y el FROB no tenían competencia en la resolución de Popular

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 21/06/2017 Virginia Mora

El ministro de Economía, Luis de Guindos, se ha visto obligado a contestar de nuevo a la oposición sobre la resolución de Banco Popular. Lo ha hecho en la sesión de control al Gobierno que se ha celebrado este miércoles en el Congreso, en la que ha recordado que ni el Ejecutivo ni el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) tenían competencias en el asunto, por lo que se limitaron a seguir las órdenes de la Junta Única de Resolución (JUR), el organismo europeo presidido por Elke König competente en la materia, y cuya función es la de garantizar la resolución ordenada de bancos en crisis con el menor impacto sobre la economía y las finanzas públicas.

La diputada del PSOE Ana Botella ha sido la encargada de preguntar al ministro por el asunto, y ha aprovechado para criticar la falta de información que ha proporcionado el Gobierno al respecto. "La confianza es un sentimiento clave en el sistema financiero", ha dicho la socialista, que ha remarcado que "la caída del Banco Popular provoca de todo menos confianza", sobre todo porque se produjo "en una noche", lo que "mina la confianza en la recuperación del sistema financiero".

Para Botella, estamos ante un "desastre", porque ha provocado que "400.000 accionistas" de Popular pierdan su inversión en el banco, del que Guindos "se declara no responsable", algo que el PSOE no piensa tolerar. "Exigimos responsabilidad, y conocer hasta el último de sus movimientos y gestiones en la caída del Popular", ha señalado la diputada del PSOE, que ha denunciado también la mala gestión del ministro de Economía durante los últimos cinco años, sobre todo tras conocerse el informa del Banco de España (BdE) que dice que el rescate bancario ha supuesto ya pérdidas para el erario público español de 60.000 millones de euros. "Dijo que el rescate no costaría un euro público, y el BdE lo cifra en 60.000 millones. No tiene credibilidad", ha espetado Botella, que ha recordado que Guindos fue nombrado ministro cuando "venía de presidir Lehman Brothers España" y que "en 2012 fue nombrado peor ministro de Economía en un ranking de Financial Times".

Ante estas acusaciones, el titular de Economía ha insistido en el discurso de los últimos días: ni el Gobierno ni el FROB son competentes en este asunto. "La declaración de viabilidad corresponde al BCE, y las decisiones de cómo y cuando actuar" en este tipo de casos "dependen de la Junta Única de Resolución", ha remarcado Guindos, que ha explicado que si se dan tres condiciones -inviabilidad, no inversiones privadas posibles y un interés general a defender- es cuando se actúa. "El FROB sólo actúa a instancia expresa del JUR, y aplica el plan dictado" por este organismo, ha afirmado.

"Y el Gobierno no tiene competencias, no interviene en la supervisión de entidades financieras", ha señalado Guindos, que ha presumido, como ha hecho en los últimos días, de que la resolución de Popular "ha evitado tener que hacer uso de dinero público y ha evitado contagios, permitiendo proteger a los depositantes y acreedores ordinarios". Según el ministro, "el concurso de acreedores hubiese creado mucha incertidumbre", por lo que cree que la solución que se ha dado al sexto banco de España es la mejor. Incluso, ha dicho, "en el último Eurogrupo se valoró de forma positiva la forma de proceder".

© Proporcionado por Bolsamanía

EL "PROBLEMA DE CÁLCULO" DEL PP

Por otro lado, el diputado Alberto Garzón, de Unidos Podemos, también ha preguntado al ministro en la sesión de control por el rescate bancario, y más concretamente por las pérdidas que ya ha generado. Guindos no ha contestado directamente, y se ha limitado a decir que aún queda por "desinvertir el dinero de Bankia y BMN", recordando que las entidades nacionalizadas "han devuelto más de 9.000 millones de euros vía compensaciones, algo que no hubiese sido posible sin el rescate".

Garzón, en su turno de réplica, ha señalado que el Tribunal de Cuentas calcula que se han invertido 122.000 millones en el rescate, de los cuales 60.000 se han perdido totalmente, como dice el Banco de España. "La ligera desviación entre cero euros, lo que dijo el Gobierno que costaría a los españoles, y 60.000 me parece excesiva incluso para un Gobierno de PP", ha reprochado el diputado, que ha señalado que le "llama la atención que ese error de cálculo siempre suceda en favor de los mismos".

"Tenemos un problema de cálculo y también un problema político", ha indicado Garzón, que ha remarcado que además de los recortes en servicios públicos hay una "política de ayudas para unos pocos". "Son Adam Smith para los pobres, pero Keynesianos con los ricos", ha espetado el parlamentario, que asegura que este "no es problema técnico ni económico, sino de voluntad política. Es una opción política e ideológica, y es profundamente errada", ha concluido.

En su respuesta, Guindos ha mantenido que "soluciones como las de Popular no hubiesen sido posibles en el año 12" por la situación en la que se encontraba España, y ha dicho que "lo que hubiese pasado si no hubiésemos actuado es que las antiguas cajas de ahorro hubiesen entrado concurso, lo que hubiese tenido un efecto demoledor sobre la economía". Además, ha indicado el ministro, "la caída del PIB no hubiese sido del 9%, sino mayor, y caída del empleo también". A su juicio, si no se hubiese producido el rescate bancario, "el rescate de España no hubiese sido suficiente, y el país hubiese salido del euro. No se puede minusvalorar, ha sido clave para que España hoy crezca el triple que los países de su entorno", ha concluido.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon