Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Hipotecas: ¿Es el mejor momento para pedir una?

Bolsamanía Bolsamanía 16/05/2016 Marta Gracia

La mayoría de la gente que se quiere comprar una casa, lo primero que hace, después de ver el inmueble que le gusta, es investigar sobre las hipotecas. ¿Qué tipo conviene más? O ¿Cuál es con la que se va a pagar menos? El sector hipotecario se está consolidando en la senda de la recuperación, pero los expertos aseguran que no se volverá a los niveles precrisis.

La oferta hipotecaria actual principalmente compite en productos a tipo variable o fijo (incluyendo los mixtos). Sin embargo, tal y como explica Lorena Mullor, gerente de la Asociación Hipotecaria Española, “no hay un mejor préstamo que sea aplicable a toda demanda potencial”. De esta manera, añade que la mejor opción dependerá de las preferencias del potencial prestatario, su aversión al riesgo y su situación patrimonial.

Sin embargo, las hipotecas a tipo fijo cada vez crecen más y las ofertas son más baratas, de hecho, se están convirtiendo en una modalidad cada vez más competitiva. Según los datos del Banco de España las hipotecas a tipo fijo representan el 40% de las nuevas operaciones. Cada entidad está ofreciendo unas condiciones mejoradas para este tipo de producto financiero. Por ejemplo, Liberbank está eliminando los gastos de apertura y Sabadell está negociando con sus clientes dependiendo de su solvencia.

Lorena Mullor explica que estos tipos de préstamos protegen al prestatario frente al alza de tipos. “Actualmente los precios medios de oferta de estos préstamos son muy atractivos (entre el 2-2,5%), lo que hace de ellos una opción muy interesante a considerar”, apunta la gerente de la Asociación Hipotecaria. Es por esta razón por la que el número de operaciones contratadas a tipo fijo o mixto ha crecido considerablemente durante estos últimos trimestres.

ASPECTOS ANTES DE CONTRATAR

Antes de contratar una hipoteca a tipo fijo hay que fijarse en algunos aspectos. Además, conviene leerse la letra pequeña de cada contrato. Una de los puntos en los que hay que prestar atención es en la vinculación. La domiciliación de la nómina y la contratación de seguros (de vida y de hogar) suelen ser dos de las exigencias más comunes.

También hay que fijarse en el TIN y el TAE. La tasa anual equivalente (TAE) recoge las comisiones y los gastos de préstamos. En muchas ocasiones, las entidades bancarias utilizan el Tipo de Interés Nominal (TIN) para anunciar los productos porque siempre es más bajo, pero en la práctica es poco útil para calcular los gastos reales.

© Proporcionado por Bolsamanía

Las comisiones y los plazos son otros dos aspectos a tener en cuenta. La comisión de apertura de las entidades más agresivas oscila entre el 0,25% y el 1%. La otra comisión importante es la de compensación por riesgo de tipo de interés, le puede repercutir al cliente si cancela el préstamo anticipadamente. Esta comisión se sitúa entre el 0,75% y el 3% del importe del préstamo. En cuanto a los plazos hay que fijarse en el periodo que se va a contratar, en algunas ocasiones ya alcanzan los 30 años.

¿CUÁNTAS HIPOTECAS SE BENEFICIAN DE LA BAJADA DEL EURÍBOR?

El pasado mes de abril, el Euríbor cerró en -0,01% y suma ya tres meses consecutivos en negativo. Así, las hipotecas de 120.000 euros a 20 años y Euríbor+1% a las que le toque revisión tendrían una rebaja en su cuota anual de unos 124 euros o algo más de 10 euros al mes. No obstante, algunos bancos han anunciado que están aclarando en las nuevas hipotecas que el deudor nunca puede cobrar por el préstamo por más que el Euríbor se hunda en terreno negativo.

Tras estos datos, la pregunta es: ¿Cuántas hipotecas se benefician de esta bajada? El 62% de las hipotecas variables que se comercializan en España aplica un interés fijo durante los primeros meses de vida del préstamo, lo que impide que el consumidor pueda beneficiarse de los bajos niveles que atraviesa el Euríbor. Así lo asegura un estudio de la web del ahorro, Kelisto.es (www.kelisto.es), que revela que un hipotecado que opte por uno de estos préstamos tendría que abonar hasta 650 euros más durante el primer año que si eligiera una oferta en la que, desde el inicio, tuviera un interés variable, resultado de sumar euríbor más un diferencial.

En este contexto, 23 de las 37 hipotecas variables ofertadas por la banca (el 62% del total) cobra un interés fijo durante sus primeros meses de vida, en lugar de aplicar uno variable, que resultaría más económico para el consumidor. Este interés "de salida" se sitúa, de media, en el 1,75% y se cobra durante 13,6 meses.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon