Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Iberdrola demanda a Bankia por su salida a bolsa

Bolsamanía Bolsamanía 31/05/2016 Bolsamanía

Iberdrola ha interpuesto una demanda contra Bankia en los Juzgados de Primera Instancia de Madrid, en la que pide que se decrete la anulación de dos órdenes de suscripción de acciones de la entidad bancaria nacionalizada, que la compañía eléctrica adquirió por 70 millones de euros hace cinco años, tras la salida de Bankia a bolsa. Esta inversión de la empresa presidida por Ignacio Sánchez Galán fue realizada por una petición del Gobierno.

Iberdrola acudió a la compra de títulos de Bankia debido a que el Banco de España sugirió en aquel momento a varias empresas del Ibex y no cotizadas que ayudaran en una operación que fue calificada de cuestión de Estado en aquel entonces. Según indican fuentes judiciales al El Confidencial, la eléctrica ha pedido ahora la anulación de esta adquisición, en base a la sentencia número 23/2016 del Tribunal Supremo, en la cual se resuelve que el folleto de la Oferta Pública de Suscripción de Bankia "publicitó una situación de solvencia y de existencia de beneficios que resultaron no ser reales”.

Tal y como han hecho ya otros inversores institucionales, Iberdrola ha decidido demandar al banco propiedad en su mayoría del Estado (64% de su titularidad es pública). La compañía eléctrica también ha argumentado su decisión el escrito 24/2016 del mismo Tribunal, en el que concluye que “tras adquirir las acciones, a los pocos meses, se hizo evidente que los demandantes habían adquirido acciones de una sociedad cuya situación patrimonial y financiera era muy diferente de la que se expresaba en el folleto”.

El Tribunal Supremo consideró también que si el folleto de la OPS de acciones de Bankia no hubiera contenido "graves inexactitudes", la información difundida a través de su publicación y los comentarios que hubiera suscitado en diversos ámbitos, "habrían disuadido de realizar la inversión a los pequeños inversores", que solo buscaban rentabilidad económica. Iberdrola no entraría en la categoría de pequeño inversor pero a su vez se "beneficiaría" de dichas inexactitudes en el folleto para presentar su demanda y poder recibir una compensación.

MÁS DE 12 MILLONES DE EUROS PERDIDOS

Iberdrola no solo reclama a Bankia la anulación de la suscripción, sino que además sea condenada a pagar los 12,36 millones que perdió acudiendo a la suscripción de títulos, tanto los 52.473,87 euros de comisiones, gastos y cánones derivados de la suscripción, compra y venta de títulos, como el importe total de los intereses devengados. También piden al banco que asuman todos los costes del proceso judicial.

La eléctrica ha ido vendiendo acciones de la entidad entre agosto y diciembre de 2011 por la tremenda bajada del precio de los títulos, que perdieron más de un 40% respecto de su salida a cotización.

UNA SALIDA A BOLSA LLENA DE INEXACTITUDES

En el folleto de la OPS, autorizado en 2011 por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), se reflejaba una situación financiera de Bankia muy distinta a la descubierta un año después tras la reformulación de sus cuentas. El banco presidido en aquel entonces por Rodrigo Rato presentó unos beneficios de 309 millones para 2011, cuando realmente la entidad había tenido pérdidas por casi 3.000 millones de euros. Posteriormente el banco fue rescatado por el Estado, que puso 22.000 millones para salvarlo y destituyó a todo su consejo de administración.

© Proporcionado por Bolsamanía


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon