Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

IFRS 9, la nueva norma contable que amenaza a Popular y Liberbank

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 27/05/2017 César Vidal

Los bancos europeos tendrán que adoptar una nueva norma contable a partir del 1 de enero de 2018, denominada IFRS 9. El mayor cambio, según apuntan los analistas de Deutsche Bank, es que las provisiones se tendrán que realizar mediante un enfoque de pérdida esperada, en lugar de pérdida incurrida.

En la práctica, la entidad germana espera una caída de 30 puntos básicos en los ratios de capital del sector bancario europeo (que puede ser dividido en un plazo de cinco años), y lo que es más importante, afirma que los "bancos españoles serán los más afectados, seguidos de los irlandeses e italianos".

Y en concreto, Deutsche menciona a Banco Popular, Liberbank y Banca Monte Paschi. Aunque añade que el banco italiano es el que peor puede manejar la adopción de esta norma contable, mientras Popular y Liberbank la podrán adoptar de manera menos complicada. El cálculo es que los bancos españoles reduzcan su ratio CET 1 de capital en 43 puntos básicos, los irlandeses en 39 puntos y los italianos en 34 puntos.

© Proporcionado por Bolsamanía

En el caso de Popular, que sería el banco más afectado, su ratio de capital CET 1 puede reducirse en un 0,68%, mientras que el ratio de Liberbank y Banca Monte Paschi se reducirá en un 0,58%. Deutsche Bank espera provisiones adicionales en Popular de 669 millones de euros y de 270 millones en Liberbank.

Estos expertos destacan que "los bancos se anotarán provisiones con un horizonte temporal diferente, lo que aumentará la volatilidad de los resultados y un reconocimiento más rápido de las pérdidas crediticias y un aumento de las provisiones, sobre todo en los activos problemáticos".

"Pensamos que los bancos con un gran peso de activos problemáticos serán los más afectados", de ahí su comentario de que los bancos españoles, irlandeses e italianos serán los más perjudicados. Por el contrario, los bancos de Bélgica, Austria y Suiza serán los que menos noten este cambio contable.

Deutsche explica que durante los ejercicios con buenas previsiones económicas el coste del riesgo se mantendrá estable. Sin embargo, cuando se produzca un recorte de las previsiones, el nuevo coste del riesgo será un 50% mayor que en los máximos de anteriores crisis.

En la práctica, los bancos deberán "construir reservas" en los años buenos si quieren mantener una política creciente y estable de dividendos a largo plazo. Además, los directivos reforzarán sus normas sus estándares de supervisión para reducir el riesgo de volatilidad de sus beneficios, lo que a su vez reducirá el 'cost of equity' (COE) del sector, el retorno que exigen los inversores y que está relacionado con el coste de capital y los dividendos.

Deutsche Bank añade que sus bancos favoritos en Europa, BNP Paribas, CaixaBank, ING y KBC, registrarán un impacto limitado de la nueva norma contable y siguen presentando el mejor ratio de riesgo/beneficio para los inversores.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon