Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Improvisación el día de la entrada en vigor del acuerdo entre la UE y Turquía sobre los refugiados

Bolsamanía Bolsamanía 20/03/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

Este domingo, 20 de marzo, entraba en vigor el pacto para frenar la llegada de refugiados a Grecia entre la Unión Europea y Turquía. El caos y la improvisación han reinado en las primeras horas de vigencia, fuentes oficiales griegas señalaron que el plan inicial sufrirá seguramente retrasos por falta de medios.

Tal y como informa El País, en torno a las dos de la tarde, hora local, un barco zarpaba de la capital de Lesbos, con unos 1.300 refugiados y migrantes a bordo, la mayoría de ellos sirios. Junto con los 2.500 transportados este sábado, se inicia así la evacuación de los refugiados que llegaron antes del controvertido acuerdo, que excluye las devoluciones masivas pero a la vez contempla el retorno de todo “migrante irregular” a Turquía.

Durante las primeras horas del día llegaron a Lesbos varias lanchas, con alrededor de 600 personas. Además, ante la isla de Rodas, la guardia costera griega halló flotando los cuerpos sin vida de dos niñas, de uno y dos años de edad, las primeras víctimas mortales tras la entrada en vigor del acuerdo.

Los recién llegados a Lesbos han sido trasladados de inmediato al campamento de Moria, donde fueron registrados y permanecerán hasta su devolución si no solicitan asilo o no cumplen los requisitos para quedarse.

Evacuar las islas del Egeo, que son la principal puerta de entrada de refugiados y migrantes a Grecia y la Unión Europea, parece una condición previa a la aplicación del acuerdo, pero su implementación deja mucho que desear. “Nadie sabe nada, las instrucciones cambian cada segundo”, explica Alkistis, de Acnur, la agencia de la ONU para los refugiados.

Aunque también surgen críticas para esta organización, ya que muchas ONG denuncian la colaboración de la agencia internacional en la evacuación de Moria. “Los trasladan en autobuses de Acnur a los que ayer mismo quitaron los distintivos; tampoco van identificados sus trabajadores con los habituales chalecos”, subraya Joaquín Urías, profesor universitario y voluntario en Moria del Danish Refugee Council y la ONG Lighthouse en informaciones de El País.

“Lo peor de todo es que los refugiados no tienen información”, apunta Laura Lanuza, portavoz de la ONG Proactiva Open Arms".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon