Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Inversión y Educación: lo importante no es la cantidad sino la calidad

Bolsamanía Bolsamanía 07/08/2016 Carlos Rodríguez

España tiene un sistema complejo de inversión en Educación. A pesar de que la inmensa mayoría piensa que en los Presupuestos Generales del Estado está la partida de dinero para esta materia, lo cierto es que son las Autonomías quienes deciden cuantos de millones de euros van destinados a la formación de la población.

El único montante que aparece dentro de los Presupuestos son los que figuran para dotar de una inyección a Ceuta y Melilla, que siguen siendo competencia del Gobierno central, además de las Becas (322 millones de euros en este curso 2015/2016) y alimentar el nuevo sistema de Educación que habrá en España, el llamado LOMCE.

Precisamente, La LOMCE es la gran protagonista en el panorama educacional en España. El nuevo sistema implantado por el Gobierno de Rajoy ha vuelto a crear un serio debate sobre el constante vaivén de leyes que modifican la anterior, casi siempre propulsadas por gobiernos de diferente tendencia política. “Lo lamentable es que es más una cuestión de política que de Estado, unos llegan y hacen una cosa y llegan otros cada cuatro años y le dan la vuelta a la tortilla. Así es difícil sentar unas bases para poder tener una buena Educación, y con esto no digo que sea mala, pero cambiarían mucho las cosas si se tomasen las decisiones de otra manera”, señala Juan José Díaz, catedrático de la Universidad de Jaén en Educación Primaria.

© Proporcionado por Bolsamanía

¿CUESTA MUCHO DINERO UN NUEVO SISTEMA EDUCATIVO?

“Por ejemplo, se habla de que la LOMCE es una nueva legislación, yo lo que pido a todo el mundo es que lea y se informe; ésta es igual que la LOE (de Zapatero) pero con unos pequeños matices, Pero, claro, se forma la que se forma porque la hace un partido que no es el tuyo (en referencia a los que protestan por la nueva implantación)”, señala.

Precisamente, en el Consejo de Ministros del 5 de agosto, se aprobaba una nueva partida para Educación en materia de becas. Soraya Sáenz de Santamaría aseguraba que se han llegado unas cifras récords para dotar económicamente a los alumnos de estudios post obligatorios. También, la vicepresidenta en funciones corroboraba que también se lograba el mayor gasto en materia de beneficiarios para la educación de apoyo.

En los Presupuestos Generales de 2015 sólo figura la cantidad de 368 millones de euros destinados a financiar los puntos anteriormente citados y también para la implantación de la LOMCE en las Comunidades Autónomas, además de proveer de dinero a las dos ciudades autónomas. En el curso 2016/2017, se continuará con el aterrizaje de la LOMCE con nueva organización y currículos en los cursos pares de Primaria, los cursos impares de la ESO, primer curso de Bachillerato y el segundo curso de los nuevos ciclos de Formación Profesional Básica.

Los 368 millones de euros (Presupuestos de 2015) destinados a la Educación por parte del Estado, podrían antojarse pocos , aunque para Alberto Arriazu, presidente de FEDADI (Federación de Asociaciones de Directivos de Centros Educativos Públicos) hay que matizar esta afirmación. “El Estado invierte una pequeña cantidad; claro que tendría que invertir un poco más, pero es suficiente porque esto no es competencia del Estado. Quizás el único pero es en qué se hacen esos esfuerzos”. Juan José Díaz sigue en la misma línea y considera que el Estado debería de aumentar un poco más la partida, pero que las responsabilidades deben ir en dirección a las Comunidades Autónomas: “Es gracioso ver que las mareas se manifiestan contra el Gobierno, cuando en realidad habría que ir a las Consejerías de las Juntas, ellas son quien tienen la llave de todo”.

¿SE INVIERTE BIEN EL DINERO DEL ESTADO?

Ambos expertos tienen claro que el dinero destinado por parte del Estado podría elevarse. “Hay que invertir más en mejorar las calidad del profesorado, hay que realizar más contrataciones y sobre todo habría que hacer un seguimiento más estrictos a los docentes”. Díaz, también prosigue con el discurso de la mala utilización del dinero. “Hay destinados de 322 millones para la LOMCE, pues yo creo que es mejor formar al profesorado y tener docentes de calidad que no poner ordenadores o dar tabletas que luego no se utilizan. En la docencia está la clave de una buena formación& rdquo;., propone Arriazu.

Para algunos partidos políticos es prioritario elevar el presupuesto en Educación para intentar que sea mejor, algo en lo que chocan Díaz y Arriazu con las fuerzas gubernamentales. “La mejor formación del profesorado no es gastar mucho dinero y se ha derrochado mucho. No por hacer una partida más alta la Educación va a ser mejor”, puntualiza el catedrático andaluz.

¿ Y CÓMO INVIERTEN LAS CCAA?

La educación es, con carácter general, la tercera partida presupuestaria en importancia y, como en los diferentes aspectos, hay grandes diferencias entre comunidades. De media, el 22,6% del gasto autonómico se destina al sistema educativo, lo que equivale a 42.000 millones de euros. Según un estudio realizado por BBVA, el ciudadano español debería recibir un importe de 1.000 euros anuales para tener una formación notable. Canarias, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana y La Rioja están por debajo del baremo mientras que Galicia se sitúa justo en la cifra.

Desde que comenzase la crisis en el año 2008, la inversión en Educación ha sufrido un drástico recorte. En ese curso, la cifra que se alcanzó fue de 51.716 millones de euros, lo que suponía que cada ciudadano español disponía 1.124 euros para su formación. En el 2015 la cifra menguó considerablemente situándose en los 1.000, 41 euros, lo que supone un 12% menos, según datos extraídos del INE.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon