Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

ISIS decapita a cuatro miembros de un equipo de fútbol en Raqqa

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 12/07/2016
© Proporcionado por Bolsamanía

La crueldad de la que hace gala el Estado Islámico se ha vuelto a ver reflejada en un nuevo acto horrible que ha acabado con la vida de cuatro personas. Entre sus delitos que les acusan hacer un deporte contrario al islam y espiar para los kurdos. Los cuatro miembros del equipo Al Shahab (tres futbolistas y el director técnico) han sido decapitados en plena calle de Raqqa delante de la población local.

El Mundo del fútbol ha visto como el terror de ISIS ha vuelto a golpearlo. En esta ocasión, la barbarie le ha costado la vida a cuatro personas del equipo de fútbol Al Shahab (tres futbolistas y el director técnico). El Estado Islámico les ha condenado por los delitos de: practicar un deporte contrario al Islam y ser espías de las fuerzas kurdas, contrarias a ISIS, según recoge la información publicada por 'RT News'.

La ejecución mediante decapitación se llevó a cabo en Raqqa en mitad de una de las calles de la ciudad siria. Los terroristas de ISIS no tuvieron el más mínimo reparo a que la escena fuera presenciada por todos los ciudadanos que por allí pasaban, niños inclusive. Los yihadistas cortaron las cabezas de los futbolistas y dejaron sus cuerpos tirados sobre el asfalto. El presidente de la Unión General de Deportes, Muafak Joma, ha condenado los crímenes, si bien admitió que no le resulta extraño el comportamiento de la organización extremista, ya que continuamente realizan acciones similares.

No es la primera vez que el fútbol se ve salpicado por el terrorismo. En 2015, los yihadistas ya ejecutaron a 13 adolescentes que miraban el partido entre Irak y Jordania de la Copa de Asia, ya que consideran que el fútbol, al igual que otros deportes de equipo, son contrarios al islam. Y más recientemente en mayo, una peña del Real Madrid en Irak sufrió dos ataques que le costaron la vida a casi 30 de los peñistas que se encontraban aquellos días en el local.

LA CONSTANTE PÉRDIDA DE TERRENO DE ESTADO ISLÁMICO

El Estado Islámico ha perdido unos 20.000 kilómetros cuadrados de territorio en los últimos 18 meses, una cuarta parte de lo que controlaba en el noroeste de Irak y en Siria, según las estimaciones del grupo de investigación IHS, recogidas en la información de Europa Press. En concreto, el grupo controlaba 90.800 kilómetros cuadrados en enero de 2015, seis meses después de declarar el califato. Ahora estaría al mando de unos 68.300 kilómetros cuadrados, lo que implica la pérdida de un área equivalente a la extensión de la isla de Irlanda.

Este retroceso en el terreno militar ha provocado un incremento de los ataques contra civiles en Oriente Próximo pero también en Europa y esta tendencia podría agudizarse en los próximos meses, ha apuntado el IHS. "A medida que el califato del Estado Islámico se reduce, está cada vez más claro que su proyecto de gobierno está fracasando y por ello vuelve a priorizar la insurgencia", ha apuntado un analista del IHS, Columb Strack. "Por consiguiente, esperamos que haya desgraciadamente un incremento de los ataques con gran número de víctimas y de los sabotajes contra la infraestructura en Irak, Siria y también en más allá, como en Europa", ha apuntado.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon