Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Jaber al Bakr, el presunto terrorista de Alemania aparece muerto en prisión

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 13/10/2016 Bolsamanía

El supuesto terrorista sirio detenido en Alemania por dos compatriotas refugiados, Jaber Albakr, se ha suicidado este miércoles bajo custodia policial en la ciudad de Leipzig, según han informado los periódicos 'Bild' y 'Der Spiegel'.

Los investigadores creen que Albakr, de 22 años, pretendía cometer un ataque comparable a los de noviembre de 2015 en París y los de marzo de 2016 en Bruselas, ambos reivindicados por el grupo terrorista Estado Islámico. Entre los objetivos del detenido figuraba el aeropuerto de Berlín.

Sin embargo, sus planes se truncaron por la actuación de dos refugiados que, al descubrir sus intenciones, ataron al sospechoso en una vivienda de Leipzig y alertaron a la Policía.

"Se resistió un poco, no quería que lo atásemos y nos dijo: 'Os daré dinero, no me entreguéis", ha dicho uno de los captores, Mohamed, en declaraciones a la cadena RTL. "Respetamos este país, su gente, su gobierno y sus leyes. No queremos que algo así ocurra aquí", ha explicado.

El periódico 'Bild' había difundido una imagen que mostraba a Albakr en un sofá de una vivienda de Leipzig con sus tobillos atados con un cable, mientras otro hombre le sostenía la cabeza.

Según el ministro de Justicia del estado federado de Sajonia (este) el presunto terrorista se ahorcó con su camiseta y se establecieron controles regulares del sospechoso cada 15 minutos, además descartaron su ingreso en una celda compartida.

Gemkow explicó que se los psicólogos habían determinado que no había "un elevado riesgo de suicido".

© Proporcionado por Bolsamanía

GOBIERNO ALEMÁN EXIGE INVESTIGACIÓN DEL SUICIDIO DE UN PRESUNTO TERRORISTA BAJO CUSTODIA

El ministro de Interior alemán, Thomas de Maizière, ha exigido este jueves una investigación "rápida y completa" sobre el suicidio del presunto terrorista sirio detenido en Alemania por dos compatriotas, que el miércoles acabó con su vida mientras estaba bajo custodia policial.

"Lo que ha sucedido exige una rápida y amplia explicación por parte de las autoridades judiciales", ha declarado De Maizière a la prensa en Luxemburgo, a su llegada a una reunión de ministros de Interior de la UE.

El ministro alemán no ha querido dar más detalles sobre lo sucedido y ha confiado en que los "responsables" den las explicaciones adecuadas a lo largo de este jueves.

¿CUÁNDO LLEGÓ EL SOSPECHOSO?

Según el semanario Der Spiegel, el sospechoso llegó el 18 de febrero del año pasado a Alemania a través de Baviera, con la avalancha de refugiados, y dos semanas después solicitó formalmente asilo con un pasaporte sirio con la identificación N009801845, petición que fue concedida a mediados de junio.

La Policía sajona detuvo a tres personas el mismo sábado y al menos a otra más el pasado lunes, ésta última durante un registro en Chemnitz, todas ellas por tener una relación estable con el principal sospechoso. Tan sólo para uno de ellos se ha dictado prisión preventiva, el sirio que formalmente aparecía como inquilino de la vivienda en la que residía Albakr, al que se acusa de complicidad en la preparación de un acto violento para poner en peligro la seguridad del Estado.

Alemania sufrió dos ataques yihadistas en julio, en Ansbach y Wuerzburg, ambos perpetrados por solicitantes de asilo, en los que murieron los dos terroristas y veinte personas resultaron heridas. Por otro lado, a finales de septiembre se registraron dos explosiones de artefactos caseros en el este de Alemania, una en una mezquita y la otra en un centro de congresos sin que hubiera ninguna reivindicación. Sin embargo, se ha relacionado estos casos con el auge de la xenofobia e islamofobia y el surgimiento de Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente (PEGIDA).

La entrada en Alemania de casi un millón de inmigrantes y refugiados, principalmente musulmanes, en 2015 ha provocado un incremento del respaldo a los grupos xenófobos y de extrema derecha. También ha habido un aumento drástico de los ataques a centros de acogida.

© Proporcionado por Bolsamanía
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon