Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Javier Cárdenas, el por qué de su éxito en la radio

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 05/06/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

¿Qué hace especial al locutor más incendiario de la radio española? ¿Cómo se ha convertido en gurú del votante cabreado? Y ¿por qué su programa matutino, Levántate y Cárdenas, es el que más ha crecido en España en los últimos años? En una entrevista concedida a El Mundo el propio presentador da respuesta a estas preguntas.

Y es que Tal y como informa El Mundo, poco a poco, debido a la difusión de los grandes medios, el humorista que arrasó con sus entrevistas a frikis en los noventa se ha transformado en un auténtico líder de opinión. Cada mañana, 1.123.000 españoles escuchan sus críticas contra sindicalistas, empresarios, tertulianos y, sobre todo, políticos de todas las ideologías. "Jetas, vagos, corruptos, ladrones,mierdas, ¡que sois unos mierdas!", se atrevió a decir en uno de sus monólogos más célebres.

"No soy un tío que no se deja encasillar en ningún partido. Y eso molesta a muchos. Pues mire, señor, jódase. No soy de ningún partido, porque siempre te dejan con el culo al aire. Y entonces me llaman populista o demagogo. Pues lo digo así de claro: jódase."

¿Pero cuál es la estrategia clave para que su programa triunfe? "No lo sé. Siempre se lo digo al equipo: '¿Por qué nosotros?', La gente nota nuestra espontaneidad, que vamos sin guión... Y que metemos mucho contenido que no es propio de una cadena musical. Antes, los matinales parecían, con perdón, para tontos. Parecía que todo tenía que ser jijijaja, como si esto fueran los mundos de Yupi y aquí nadie tuviera problemas. Eso es engañar, y más con la situación que hemos tenido en España en estos últimos años."

Además, confiesa que el 20-D no fue a las urnas, "asqueado" por el oportunismo de la campaña electoral. El 26-J, en cambio, sí que se plantea votar, aunque no aclara a qué partido. "Sí te digo a quién no apoyaré: a los que dicen una cosa y al cabo de dos días la contraria". "No tengo ideología definida. De los partidos, no me gusta que si eres de derechas tengas que ir a favor de los bancos y si eres de izquierdas a favor de los pobres. ¿Quién coño se ocupa de los que estamos en el medio?".

ENCADENANDO ÉXITOS

Reconoce que su plan era heredar el negocio de su padre, un modesto autónomo de la construcción que se arruinó con la crisis de 1992. De adolescente, amanecía a las cinco de la mañana para acompañarle a trabajar, "Yo creía que el periodismo era un hobby, una profesión de privilegiados, que tarde o temprano tendría punto final", dice recordando sus tiempos en Radio JUventud.

Sin embargo, la buena racha nunca se acabó y Cárdenas fue enlazando programas de éxito hasta constituirse en un ácido director de morning shows hace ya una década, tras abandonar Crónicas Marcianas y probar suerte como novelista, director de cine, presentador televisivo. El locutor confirma que afronta su programa como una charla entre amigos e intenta olvidarse del pelotón de soñadores que se toma sus editoriales como si fueran palabra divina. Eso, claro está, tiene sus peligros: "Voy improvisando los monólogos, me voy calentando, a veces me enfado y doy golpes en la mesa... Las primeras veces, veía caras de auténtico susto entre mis colaboradores. En plan: '¿Qué está diciendo Javier?'".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon