Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Jefferies cierra la venta del 5,6% de los Fluxá en ACS a 31,42 euros por acción

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 04/04/2017 Rubén J. Lapetra

La familia Fluxá sale de ACS. Jefferies International ha comunicado esta mañana que la venta del 5,61% en manos de Ibersotar Hoteles y Apartamentos, que se anunció este lunes por la tarde, se ha cerrado a 31,42 euros, lo que supone un descuento del 2,4% respecto al cierre de ayer de ACS. Esta venta se ha llevado a cabo un mes antes de la Junta General de Accionistas y del día del superbonus de la cúpula deFlorentino Pérez.

La participación de los Fluxá está valorada en unos 567 millones de euros a precios de mercado, ya que ACS subió este martes un 0,91%, hasta 32,18 euros. En total, los Fluxá han puesto a la venta, mediante un proceso de colocación acelerada entre inversores institucionales, un paquete de 17,64 millones de acciones. El anuncio de venta del accionista de ACS empaña y contraprograma el realizado por la empresa, que rescata un contrato en Australia de su filia minera Cimic.

BONUS EN EL HORIZONTE

La salida de los Fluxá del capital de ACS se produce antes del 1 de mayo, fecha en la que 62 altos directivos del grupo pueden cobrar un bonus de 210 millones de euros si la acción cierra por encima de 33,899 euros. Cinco dirigentes de ACS se quedarían con el 40% del 'superbonus'. El presidente de ACS, Florentino Pérez Rodríguez, el consejero delegado, Marcelino Fernández Verdes, y el director general de Cobra, Eugenio Llorente Gómez, se embolsarían unos 18,3 millones de euros cada uno, mientras que dos directores generales como Ángel García Altozano y José Luis del Valle Pérez se llevarán 14,1 millones por barba.

Por debajo de los cinco capos de ACS, hay un grupo de diez directivos de la empresa que tienen asignada una remuneración en acciones de 3,1 millones de euros. Otros 27 directivos recibirán 2,3 millones y un último escalón de 20 empleados tendrán 1,5 millones si la cotización de ACS llega al nivel fijado en el contrato. En total, 210 millones de euros equivalentes a 6,2 millones de títulos, o el 0,19% del capital.

© Proporcionado por Bolsamanía

El cumplimiento de esta condición parecía difícil hace tan sólo unas semanas, pero conforme se acerca la fecha de cobro, la remontada de ACS en bolsa parece un hecho. La constructora acumula una revalorización del 7,2% en 2017, hasta 32 euros por acción. Sin embargo, es previsible que los Fluxá vendan con algo de descuento frente al precio de mercado, por lo que la cotización puede resentirse en la jornada del martes.

LOS MARCH VENDEN EN MARZO

Desde que fracasó el asalto a Iberdrola por parte de ACS, los roces entre la cúpula directiva de la constructora y su núcleo accionarial han pasado de las palabras a los hechos. Desde el 25% que tenían en 2007 han reducido su presencia ahora a apenas un 4% del capital, según las últimas ventas de acciones realizadas en las últimas semanas. La salida de los mallorquines de ACS coincide en tiempo y forma (2014-2017) con la vida del millonario plan de opciones para los 62 directivos, que no se activará si la cotización no remonta.

Y en esa dirección no están remando precisamente los March, ni tampoco otra familia millonaria de Mallorca, los Fluxá, que siguen atrapados desde 2007 con millonarias minusvalías. Invirtieron a razón de 46 euros por acción (más de 800 millones de euros) engatusados por la posibilidad de que ACS integrase a Iberdrola y Fenosa en un gran grupo eléctrico. Pero el fracaso de la operación liderada por Florentino Pérez acabó por convertirse en su peor pesadilla ya que invirtieron a crédito. Los Fluxá todavía arrastran minusvalías por el 32% de su inversión (260 millones), si bien, gracias al cobro de 262 millones en dividendos desde 2007 han logrado equilibrar en parte esas cuantiosas pérdidas y ya están dispuestos a vender sus acciones.

MÁS DE 6.200 MILLONES EN DIVIDENDOS

La salida acelerada de March y Fluxá, dos de las mayores fortunas de las islas Baleares con permiso de Matutes, ha dejado huérfano de accionistas de referencia el capital de ACS. El accionariado de la constructora está liderado por el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez (12,5%); los Albertos (Cortina y Alcocer) a través de Corporación Financiera Alcor (9,1%); los Fluxá (5,3%) y Corporación Financiera Alba (4,7%). Por tanto, el núcleo duro de la constructora ha pasado de ostentar más del 50% del capital a algo menos del 30%.

Sólo el dividendo de ACS ha evitado que todos hayan salido en tropel del accionariado. La constructora ha repartido 6.200 millones de euros en dividendos desde el año 2000, la mitad de ellos entre los ejercicios 2008 y 2012, cuando la crisis financiera era más violenta. Aquello permitió sobrevivir a Florentino Pérez, que todavía mantiene una parte de su 12,5% de ACS financiado a crédito. Sin embargo, las pérdidas millonarias de 2012 por la operación Iberdrola provocaron que a partir de 2013, ACS comenzó a pagar la mitad del dividendo (de 650 a 350 millones). En ese momento, los grandes socios del grupo como March o Albertos, que bajaron su peso del 14% al 9%, dejaron a Florentino solo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon