Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Junqueras y Montoro logran puntos de acuerdo sobre la financiación de Cataluña

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 18/03/2016 Bolsamanía

El vicepresidente de la Generalitat de Cataluña y consejero de Economía y Hacienda, Oriol Junqueras, ha asegurado este viernes, tras reunirse con el ministro de Hacienda en funciones, Cristobal Montoro, que hay "coincidencia" con el Ministerio de Hacienda, el Tesoro, el Ministerio de Economía y los bancos en que algunos de los préstamos que Cataluña tiene a corto plazo se transformen en deuda a largo plazo.

La Generalitat lleva meses pidiendo que los créditos que tiene a tres meses pasen a ser deuda a un año tras las tensiones de tesorería que vienen padeciendo. Junqueras se lo pidió al ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos y este viernes se lo ha pedido a Montoro.

Según ha asegurado el propio vicepresidente de la Generalitat, hay "coincidencia" en que esto se haga con "algunos créditos" y por lo tanto ha expresado su confianza en que se vaya concretando en consonancia con esa "coincidencia".

El dirigente catalán también ha solicitado a Hacienda que la liquidación del año 2014 se vaya abonando mes a mes a Cataluña y no en julio como es la previsión del Ministerio. Ha admitido que ayer mismo el Ministerio ha transferido 350 millones a la Generalitat a cuenta de esta liquidación, que el no quiere llamar adelanto, sino "cumplimiento" con lo que se debe a la Generalitat.

En cuanto a la rebaja del 'rating' que ha llevado a cabo esta tarde la agencia de calificación Standard & Poor's, Oriol Junqueras ha afirmado que el 'rating' de cualquier administración pública que no controla sus ingresos es "de carácter artificial". Según su argumento, es "imposible" calcular la calificación de una administración responsable del gasto pero que no recauda "ni el 5 por ciento del esfuerzo fiscal".

S&P REBAJA EL RATING DE CATALUÑA

La calificadora crediticia Standard and Poor's (S&P) ha comunicado la rebaja de la nota de la deuda a largo plazo de Cataluña desde BB- hasta B+ y con perspectiva negativa, con lo que la hunde más aún en la zona considerada como bono basura, y se queda cuatro escalones por debajo del grado de inversión.

"La rebaja refleja nuestra opinión de que la gestión financiera de Cataluña es más débil de lo que se había estimado anteriormente", dice el comunicado de S&P. "Basamos nuestra opinión sobre el enfoque de la región a la refinanciación de sus préstamos bancarios bilaterales a corto plazo", añade.

La agencia recuerda que en el cuarto trimestre de 2015 y en el primer trimestre de este año, la Generalitat ha buscado la aprobación del Gobierno central de la refinanciación de vencimientos de deuda bancaria a corto plazo mediante nueva deuda a largo plazo, algo que estaría pendiente de aprobación por parte de La Moncloa.

S&P calcula que Cataluña cubrirá con generación de caja interna 'sólo' el 40% de las necesidades del servicio de la deuda de Cataluña para los próximos 12 meses, hasta febrero de 2017. El resto lo cubriría la liquidez que aportaría el Gobierno central. En total, la Generalitat deberá pagar 6.700 millones de euros en vencimientos de deuda a largo plazo, según la calificadora.

En cuanto a la perspectiva negativa del rating, "refleja nuestra opinión de que las tensiones políticas entre el Gobierno central y Cataluña podrían agravarse más en los próximos 12 meses", dice la nota emitida por S&P. "Si tenemos en cuenta que estas tensiones podrían interferir con el buen funcionamiento del apoyo a la liquidez que da el Gobierno central, se podría reducir la calificación en uno o dos escalones".

© Proporcionado por Bolsamanía

FITCH HABLA DE DÉBIL POSICIÓN DE LIQUIDEZ

Precisamente este viernes Fitch ha señalado que la débil situación de la liquidez en Cataluña, sumada a los importantes vencimientos que se afrontan en 2016, deberán llevar a la comunidad a realizar un gestión proactiva de su deuda y a mantener una estrecha colaboración con el Gobierno central.

Tal y como informa Reuters, Cataluña tiene que extender el vencimiento de 4.627 millones en 2016, que equivalen al 7,5 por ciento de su deuda y cerca del 25 por ciento de sus ingresos, según datos de Fitch.

Cataluña tendría un rating seis veces por debajo del bono basura si fuera independiente

Moody's pone en revisión negativa la deuda de Cataluña por la creciente incertidumbre

Puigdemont: 'No habrá independencia en Cataluña sin que la gente lo avale con su voto'

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon