Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

López Madrid se sentará en el banquillo por gastar 34.000 euros con su tarjeta black

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 01/04/2016 Bolsamanía

La Audiencia Nacional ha confirmado que el empresario Javier López Madrid se sentará en el banquillo de los acusados por gastar 34.807 euros con su 'tarjeta black' y le ha acusado de emplear en su defensa argumentos que "en principio resultan contradictorios" entre sí.

© Proporcionado por Bolsamanía

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal ha desestimado el recurso, al que tuvo acceso Europa Press, que López Madrid presentó solicitando archivar su caso y no ser sometido a un juicio que "por sí solo tiene un carácter aflictivo que se puede evitar" porque no tuvo la más "mínima conciencia" de la ilicitud de su conducta. Los magistrados Ángeles Barreiro, Juan Pablo González y Fermín Echarri defienden que hay indicios "suficientes" de la existencia de delitos de apropiación indebida o administración desleal y que "en modo alguno puede admitirse que los gastos de representación sean un concepto retributivo de libre disposición que no hay que justificar o que el recurrente no se planteara que su entrega y utilización carecían de soporte legal".

'NO ERAN GASTOS DE REPRESENTACIÓN'

Ponen de relieve que en su declaración ante el juzgado manifestó que llevaba un control del gasto de la 'visa' y que la entidad le dijo que era parte de su remuneración por importe de 24.000 euros al año, "alegando posteriormente en el recurso que todo gasto realizado con la tarjeta resultaba compatible con su consideración como gastos de representación, lo que resulta en principio contradictorio". "En cualquier caso, es obvio que en la relación de gastos realizados se incluyen partidas que en modo alguno pueden considerarse gastos de representación", prosiguen los jueces, para insistir en que el plástico carecía de cobertura en la LORCA ni en la Ley de Cajas.

A su juicio, esta circunstancia tampoco la podía ignorar el recurrente, aun cuando en los consejos a los que asistió no se discutiera sobre dicha cuestión o los gastos fueran contabilizados y la entidad fuera consciente de su emisión. "El principio de confianza no excluye el necesario deber de vigilancia de los miembros del Consejo", recuerdan, esgrimiendo la jurisprudencia del Tribunal Supremo.

RECURSO DE LÓPEZ MADRID

López Madrid, yerno del presidente de OHL Juan Miguel Villar Mir, consideraba en su recurso que es "imposible y carece de toda lógica" que la misma persona que primero invierte y mantiene sus acciones tras salir del Consejo de Administración "aunque ello signifique una quiebra de sus propios intereses y de su patrimonio, vaya simultáneamente a actuar de forma contraria, buscando obtener un beneficio 625 veces inferior al perjuicio que él mismo ha tolerado con el uso de una tarjeta de crédito".

López Madrid, que fue consejero de Caja Madrid en enero de 2010 y de Bankia en junio de 2011, explica que en ninguno de los Consejos de Administración en los que participó se trató "absolutamente nada" relacionado con las tarjetas y que el entonces secretario, Jesús Rodrigo, se la entregó en un proceso completamente "transparente", por lo que en ningún momento pensó que pudiera estar infringiendo cualquier norma jurídica y "mucho menos" el Código Penal.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon