Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La asombrosa historia de la foto que tras el 11-S se convirtió en una obra de arte

Bolsamanía Bolsamanía 14/09/2016
© Proporcionado por Bolsamanía

Las redes sociales han permitido hallar al protagonista de una fotografía encontrada entre los escombros de las torres gemelas de Nueva York más de una década después.

Tras los restos de las torres gemelas de Nueva York después del atentado del 11-S se encontró una fotografía de una boda, cuya alegría contrastaba con la tragedia de lo sucedido. Más de diez años ha estado la fotografía en poder de la estadounidense Elizabeth Stringer Keefe, que buscó a los protagonistas por todos los medios terminando su objetivo en vano. Hasta hace una semana. Cuando Keefe logró dar con una de las personas que aparecen en la imagen, recoge 'The Independent'.

Después de publicar el anuncio de su busqueda en Twitter, la imagen se viralizó por todo el mundo, entre los que recibieron la imagen se econtró Fred Mahe que envió un mensaje a Keefe donde le aseguraba que él se encontraba en la foto. Además, le reveló que todos los que posan para la instantánea de la boda, que había tenido lugar en Aspen (en el estado estadounidense de Colorado), se encontraban sanos y salvos.

Every yr on 9/12 I post this photo 2 symbolize #hope #community #resilience @FredWMahe #911photo #neverforget pic.twitter.com/gYxaQAY71m

— E. Stringer Keefe (@ProfKeefe) 12 de septiembre de 2016

Mahe, vivía y trabajaba en el neoyorquino distrito de Manhattan en el momento de los ataques, había pegado la foto en la pared situada al lado de su escritorio, junto a otras imágenes de su familia y amigos. Cuando uno de los aviones de United Airlines se estrelló contra la torre sur del World Trade Center, Mahe todavía se encontraba camino de su puesto de trabajo.

Tras el 11 de septiembre, Mahe pensó en las cosas que había dejado en su escritorio, tampoco en esa fotografía. La instantánea se hecho conocida mundialmente años después. "Nunca habría pensado en esto. El 11-S me cambió. Vi lo peor de la humanidad, vi abiertas las puertas del infierno. Pero en el 12-S, como yo lo llamo, vimos lo mejor de la humanidad", afirmó Mahe.

Mahe y Keefe han decidido que la foto quede en manos del museo neoyorquino que guarda la memoria del 11-S. "Es un símbolo de la perseverancia de la comunidad y ese mensaje está en línea con el 11-S y el 12-S, así que es correcto dejarlo aquí como símbolo de la fuerza y la esperanza que perduran más allá de lo sucedido", concluyó Keefe.

Más en MSN

El 11 de septiembre cumple 15 años

Volver a reproducir vídeo

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon