Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La batalla del chef Jaime Oliver contra los refrescos azucarados

Bolsamanía Bolsamanía 21/10/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

El chef Jamie Oliver quiere que Reino Unido siga los pasos de México y Francia e introduzca un impuesto sobre los refrescos azucarados. Estos países crearon el año pasado un impuesto del 10% sobre los refrescos con azúcar. De hecho, el mismo cobra 10 céntimos de libra más en sus restaurantes del Reino Unido. Jamie Oliver tiene una gran fama en territorio británico y ha aprovechado esa circunstancia para intentar concienciar a la gente sobre los peligros del azúcar, de hecho, el cocinero propuso ante un comité parlamentario que el porcentaje sobre las bebidas que contenían azúcares añadidos fuese del 20% (es decir el doble de lo que ya está establecido). La obesidad afecta a un gran número de personasEl chef se moviliza porque es una situación que afecta a un gran número de personas Reino Unido y en realidad a escala mundial (Jamie Oliver quiere que esto sirva de ejemplo a más países). Por ejemplo, según una encuesta realizada por organismos oficiales británicos, 1 de cada 5 niños con 4 años es obeso o tiene sobrepeso. Lo peor de todo es que las cifras a la edad de 10 o 11 años empeoran. Además, denuncia el desconocimiento en la cantidad de azúcar que consumimos, según un análisis del propio Oliver, una botella de refresco azucarado de medio litro contenía el equivalente a 11 o 14 cucharillas de azúcar. Señala que esa confusión es un hecho deliberado de las compañías, que utilizan un lenguaje ambiguo en torno a la información del azúcar en las etiquetas de las bebidas.¿QUÉ HACER CON ESE IMPUESTO?Jamie Oliver utiliza el impuesto sobre las bebidas de sus restaurantes en Reino Unido para financiar una ONG para la educación sobre la alimentación. De instaurarse el impuesto a nivel nacional, el cocinero desearía que ese dinero se repartiese entre los servicios de sanidad y educación.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon