Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Caixa y los Benetton valoran la unión de Atlantia y Abertis en un gigante de 36.000 millones de euros

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 19/04/2017 Rubén J. Lapetra / Pablo Gallén

Fusión en ciernes. Las acciones de Abertis, compañía de concesiones y autopistas participada por La Caixa, fueron suspendidas de cotización el pasado martes después de dispararse un 6,61% en bolsa, y de que transcendiese las conversaciones para protagonizar una operación corporativa con su rival y antigua socia italiana Atlantia (ex Autostrade), que está controlada por la poderosa familia Bennetton. Este miércoles, la CNMV ha informado que levanta la suspensión de negociación y ha iniciado la jornada con caídas superiores al 2%.

"Abertis comunica que Atlantia le ha manifestado su interés en explorar una posible operación corporativa sin que hasta la fecha se hayan concretado los términos de la misma", apunto el grupo que preside Salvador Alemany en un hecho relevante remitido a la CNMV. Atlantia se ha apresurado a aclarar a través de un comunicado que el acercamiento es “preliminar” y que una posible oferta pública de adquisición (OPA) todavía no ha sido debatida en los órganos de la compañía. Las acciones del grupo transalpino cerraron con una caída del 3,79% en la Bolsa de Milán.

© Proporcionado por Bolsamanía

La actual iniciativa de la firma italiana tiene lugar después de que en septiembre del pasado año Abertis regresara al mercado italiano que había abandonado al no prosperar la integración con Atlantia, con la compra de dos autopistas. El grupo de infraestructuras español volvió a Italia después de adquirir por 594 millones de euros el 51,4% de la compañía A4Holding. Hasta 2011, Abertis fue accionista de referencia de Atlantia, la antigua Autostrade, aunque las dificultades para que la relación entre ambas compañías fuese a más provocó el divorcio entre ambas.

UNA VIEJA RELACIÓN DE AMOR-ODIO

Atlantia está participada en un 30% por la familia Benetton, seguida por el fondo soberano de Singapur GIC con un 8% y la fundación bancaria italiana CRT con un 5%, según datos del regulador italiano Consob. Abertis, por su parte, está participada en un 24% por La Caixa, a través de Criteria, la familia Godia, con un 7%, así como diversos socios financieros como Capital Research (10%), Blackrock (2,5%) o Lazard (3%), según consta en la CNMV.

La relación entre ambos grupos de autopistas viene de lejos. En 2006, el Gobierno de Italia se interpuso a través de sus reguladores en la toma de control de Autostrade (actual Atlantia) por Abertis, que entonces era accionista y lanzó una OPA sobre la italiana. El entonces Gobierno de Romano Prodi comunicó a Anas (ente público que tutela la concesión de las autopistas en el país) su negativa a la operación entre los dos grupos por la presencia de la constructora española ACS en el accionariado de la empresa española.

36.000 MILLONES DE EUROS EN BOLSA

Abertis está presente en 12 países de Europa y América, y ocupa una posición de liderazgo en España y Chile. Gestiona más de 8.300 kilómetros de carreteras el mundo: 3.246 km en Brasil, 1.760 en Francia y más de 1.500 en España, además de tener presencia en mercados consolidados como el estadounidense, el británico, el canadiense, el irlandés, el argentino o el colombiano.

La compañía catalana registró un beneficio de 796 millones en 2016, lo que supuso un descenso del 57% respecto al año anterior. Los resultados del grupo se vieron lastrados por la salida a bolsa de Cellnex, la operadora controlada por la concesionaria en un 34%. Sus ingresos crecieron un 13% hasta los 4.936 millones de euros gracias al aumento del tráfico y a la adquisición de nuevos activos. Tiene actualmente un valor en bolsa de 16.440 millones.

Por su parte, Atlantia tiene en cartera 3.408 km de carreteras italianas, además de tener presencia en Brasil, Chile, India y Polonia. Gestiona también los aeropuertos de Roma y Niza. Al cierre del pasado año, la compañía que preside Giovanni Castellucci registró una facturación de 5.484 millones de euros y tenía una capitalización bursátil de más de 19.070 millones.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon