Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La cara oculta del fichaje de Neymar por el Real Madrid

El Economista El Economista 02/01/2016 Javi Martín
Traer al brasileño a Madrid costaría un mínimo de 190 millones de euros. © Getty Traer al brasileño a Madrid costaría un mínimo de 190 millones de euros.

Tiempos de crisis en el Real Madrid. Tiempos de zozobra y búsqueda de soluciones. Sea donde sea. Incluso en el eterno enemigo. La posibilidad de que los blancos se lancen a por el fichaje de Neymar como posible sustituto de Cristiano y cura para sus males ha crecido. ¿Imposible? La historia de fichajes galácticos de Florentino Pérez no descarta cualquier posibilidad, aunque cueste un mínimo de 190 millones de euros, una cantidad que desde el entorno del equipo merengue aseguran que ya estaría a disposición de la entidad y que tiene una 'cara oculta', la que permitiría al Barça 'salvar' sus cuentas de una situación más que delicada.

Y he aquí donde nace uno de los dilemas que tendría que afrontar el Real Madrid si decidiera lanzarse en serio a por Neymar. ¿Merece la pena reforzarse a cambio de otorgar al eterno enemigo una cantidad tan elevada? Las dudas son considerables. La experiencia dice que no tienen por qué ser necesariamente positivo para el club que vende recibir tanto dinero.

Los casos de Figo, Cristiano Ronaldo, Kaká o Bale así lo demuestran. En el primero, el Barça derrochó los 60 millones de euros (10.000 millones de pesetas de la época) en jugadores que jamás dieron el rendimiento que otorgó el portugués al mismo Barça o el propio Real Madrid.

En el caso de Cristiano Ronaldo, el United no se gastó de forma inmediata los 96 millones que costó el luso y aunque en sus filas han militado grandes jugadores, su última final de Champions data de 2009, justo cuando CR7 era todavía un ariete 'red devil'.

El Milan no supo aprovechar los 64 millones que costó Kaká para relanzar su proyecto deportivo y el Tottenham no ha vuelto a ser el que era sin Bale en sus filas, pese a cobrar 101 millones de euros por su marcha.

Dicho esto, en el caso del Barça más que un favor enfocado a un plano deportivo, esto es, a la búsqueda de un sustituto, sería un favor enfocado al plano institucional. La crisis económica por la que atraviesa ha hecho plantearse en la ciudad condal si es necesaria la venta de alguna de sus estrellas para sanear las cuentas. En este sentido, opositores a Bartomeu como Joan Laporta ha apuntado en más de una ocasión de que es un riesgo latente.

Con una operación como la de Neymar, el presidente blaugrana se libraría de la mala prensa que generaría una venta (sería el Madrid el que forzaría esa salida) y de paso lograría dinero suficiente como para sacar de los números rojos al club manteniendo todavía en el club a jugadores de altísimo nivel como Messi o Suárez con los que se podría seguir manteniendo en la élite.

Ese aquí donde nacen las controversias del Real Madrid. ¿Fichar a Neymar serviría para superar al Barça? ¿No sería una forma de inyectar dinero al Barça sin que se resintiese lo suficiente su potencial deportivo? Dudas que alimentan la cara B de un fichaje en con mil aristas. Y este debate es una de las más importantes.

MÁS EN MSN

-El Real Madrid, dispuesto a pagar 45 millones por Pjanic

-Cesc, el 'bombazo' del verano que prepara Florentino

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de elEconomista.es

image beaconimage beaconimage beacon