Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La CE confirma que fue Juncker quien ordenó parar el informe contra España

Bolsamanía Bolsamanía 08/10/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

La Comisión Europea confirmó este miércoles que fue el propio presidente, Jean-Claude Juncker, quien decidió este martes no aprobar el informe del comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, en el que se ponían en duda los Presupuestos para 2016 de España.El propio Moscovici en persona había adelantado, a principios de semana, parte de los contenidos de este informe y había dado por hecho que iba a ser aprobado por el colegio de comisarios, como es preceptivo. Señala ABC que, ni siquiera el ministro de Economía, Luis de Guindos, que había hablado con Moscovici de dicho informe durante la reunión del Eurogrupo del lunes, sospechaba nada sobra la decisión de Juncker.Juncker consideró que hacía falta más tiempo" para las deliberaciones sobre el documento sobre el que ya había hablado con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la cumbre extraordinaria del pasado día 23Según el portavoz comunitario, Margaritis Schinas, "el presidente consideró que hacía falta más tiempo" para las deliberaciones sobre el documento. Juncker ya había hablado de ello con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la cumbre extraordinaria del pasado día 23 para subrayar que los cálculos de los técnicos arrojaban ciertas discrepancias respecto de los objetivos de reducción de déficit. Esta conversión, añade el diario, era una especie de información preventiva para dar al Gobierno la ocasión de realizar algunos ajustes. Sin embargo, el Gobierno no ha tocado los datos y se ha mantenido en la idea de que son correctos.RIESGO DE INCUMPLIMIENTOEn la evaluación preparada por el Ejecutivo comunitario, tras la notificación anticipada de los presupuestos el pasado 11 de septiembre, se ponían en duda las cifras de crecimiento con las que trabaja el Gobierno y apuntó "riesgos de incumplimiento" en los objetivos de reducción de déficit en 2015 y 2016.En concreto, el Ejecutivo comunitario estima que España se desviará tres décimas en su objetivo de reducción del déficit público al 4,2% este año, quedándose en un 4,5%. También cree que en 2016 el déficit será del 3,5% y no del 2,8% como se ha comprometido España con sus socios de la UE.El análisis de Bruselas pedía también un "estricto cumplimiento de la ejecución" del presupuesto de 2015 y esperaba que el nuevo Gobierno que se forme tras las elecciones del 20 de diciembre tome "las medidas necesarias" para garantizar que España cumplirá con el Pacto de Crecimiento y Estabilidad.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon