Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La celebración mundial del Orgullo Gay ya está aquí: ¿cuánto dinero dejará en Madrid?

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 23/06/2017 Jennifer Correas

Desde este viernes, 23 de junio, hasta el próximo domingo 2 de julio, se celebra en Madrid el World Pride 2017, la gran fiesta mundial del Orgullo LGTB (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales) que vestirá de fiesta el Barrio de Chueca y algunas de las principales calles de la capital. Un gran festival que tiene como lema “celebrar, debatir y mostrar” la diversidad sexual, y cuyo acto central se vivirá el sábado 1 de julio en la Manifestación Mundial del Orgullo, la más grande del mundo.

La ciudad, las asociaciones LGTB y el sector servicios se han volcado para que la mayor concentración del Orgullo gay en el planeta supere todos los récords, a sabiendas del impacto económico que ha supuesto este evento en ediciones anteriores.

La capital española ya está preparada. Según los organizadores, el Madrid más multicolor atraerá a más de 2,5 millones de visitantes a la ciudad, el doble que otros años. Después de varios intentos fallidos de atraer un gran evento internacional como los Juegos Olímpicos, ahora se espera que el World Pride 2017 deje en la capital entre 200 y 300 millones de euros, de acuerdo a los datos que maneja la Confederación de Comercio de Madrid (COCEM).

“Según las previsiones, durante estos diez días de celebración, en los que tendrán lugar numerosas actividades culturales y de ocio en la ciudad, recibiremos a más de dos millones y medio de visitantes y se estima que cada uno de ellos gaste en compras como media 120 euros”, aseguran desde COCEM. Además, inciden en que los sectores comerciales más beneficiados serán el comercio textil y de complementos, ocio nocturno y espectáculos, joyerías, peletería y calzado, electrodomésticos, floristería y alimentación.

Asimismo, la patronal de comercio señala que el mayor porcentaje de las compras se realizarán en el centro de la ciudad aunque el comercio regional también se verá beneficiado ya que, previsiblemente, los visitantes aprovecharán su estancia para visitar y disfrutar del atractivo turístico de los municipios de la Comunidad de Madrid.

Luis Pacheco, presidente de COCEM, ha asegurado que entre sus pretensiones está “que los visitantes que vengan estos días a Madrid disfruten de nuestra ciudad y puedan comprobar el atractivo que tiene la capital en cuanto a turismo de compras se refiere. Los turistas que vengan a disfrutar dos o tres días del World Pride son potenciales visitantes de nuestra ciudad en ocasiones futuras con mayor tranquilidad”.

LOS HOTELES, AL 75% DE SU CAPACIDAD

Precisamente, los establecimientos de la capital han puesto en marcha distintas acciones de promoción con el objetivo de incentivar la ocupación durante la celebración del evento. Y es que los hoteles de Madrid han registrado un 75% de reservas pocos días antes del World Pride 2017. Según ha indicado la secretaria general de la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid (AEHM), Mar de Miguel, el porcentaje de ocupación a día de hoy es inferior al registrado el pasado año en estas mismas fechas con motivo del encuentro nacional del Orgullo Gay en la capital, una cita que llegó a impulsar el nivel de las reservas hasta el 95%.

Los profesionales del sector achacan este descenso en las reservas en que “una parte importante de los visitantes están optando por otras fórmulas de alojamiento no regladas”. Y no van muy desencaminados, ya que hace unos días la ocupación de los apartamentos se encontraba entre el 95% y el 97% de media, según distintos portales inmobiliarios. Viviendas y habitaciones por jornada, y también por horas, cuyos precios se multiplican por tres en estos días y se disparan hasta a 400 euros la noche en zonas tan concurridas como Chueca.

© Proporcionado por Bolsamanía

Desde la AEHM denuncian que la ausencia de una normativa adecuada que regule el crecimiento de estas fórmulas de alojamiento al margen de la legalidad no sólo está perjudicando al sector hotelero, sino que también está expulsando a los vecinos de los barrios con mayor concentración de viviendas de alquiler de uso turístico hacia otras zonas de la ciudad. “A la gentrificación hay que sumarle la inseguridad que se produce en aquellas zonas donde hay una mayor concentración de viviendas de alquiler de uso turístico, así como el efecto que ha tenido sobre el precio del suelo, que ha llegado a incrementarse entre un 15% y un 20%”, puntualiza Mar de Miguel.

En relación a la ocupación real para el fin de semana del 30 de junio, la AEHM tiene esperanza de alcanzar el 90% de reservas, aunque advierten de que se están registrando cancelaciones de última hora, algo que realmente alarma al sector. “Esto es algo inusual. Pocas veces nos hemos encontrado ante un escenario como este. Nosotros sólo pedimos competir en igualdad de condiciones. No estamos en contra de otras modalidades de alojamiento, pero sí nos oponemos totalmente a las fórmulas ilegales, ya que no cumplen con las normas del mercado ni ofrecen ningún tipo de garantías a los turistas”, denuncia.

MADRID GASTA 3,5 MILLONES EN EL WORLD PRIDE 2017

Pero, ¿cuánto ha invertido la ciudad de Madrid en este gran evento mundial? Aunque el Ayuntamiento no lidera la organización, sí colabora con él a través de aportaciones a los organizadores y en el despliegue y refuerzo de los diferentes servicios necesarios para su buen desarrollo, aseguran desde el Consistorio. Así, a la Asociación de Empresas y Profesionales para Gays y Lesbianas de Madrid y su Comunidad (AEGAL), el consistorio ha destinado una partida, con cargo al presupuesto de la Coordinación General de la Alcaldía, de 700.000 euros y al resto de organizaciones les dotará con 80.000 euros. El importe total de los gastos se estima que alcance los 3,5 millones de euros, según datos del propio Ayuntamiento.

Asimismo, el Consorcio Regional de Transportes reforzará el transporte público durante estos días de celebración, una iniciativa que supondrá un coste de 900.000 euros, incluidos los gastos de la apertura del metro durante un día entero, ya que el sábado, 1 de julio, el suburbano funcionará durante las 24 horas del día para garantizar la movilidad de los cerca de tres millones de personas que se esperan para ese fin de semana en la capital. Esta medida tendrá un coste aproximado de 400.000 euros.

Madrid ya respira el ambiente festivo del World Pride 2017, el evento mundial que convierte más aún, si cabe, a España en uno de los enclaves favoritos para el colectivo LGTB, cuyo turismo deja más de 6.000 millones de euros en la economía cada año, de acuerdo a las estimaciones del Gobierno. No obstante, el objetivo pasa por captar un buen porcentaje de entre el 15 y 16% que representa el gasto turístico del colectivo LGTB en todo el mundo y acercarse todo lo posible al impacto económico de 719 millones de euros que cosechó la celebración global del Orgullo el año pasado en la ciudad de Toronto.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon