Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La cesta de la compra de Deutsche Bank: Santander, Bankia y Liberbank

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 19/10/2016 Marco Collado

El departamento de análisis del banco que en las últimas semanas ha despertado más dudas en el mercado, Deutsche bank, ha pasado revista a la banca española antes de la presentación de resultados. Las problemas siguen siendo los mismos que hace unos meses, los tipos de interés negativos están mermando los resultados del sector, sin embargo, para los alemanes hay oportunidades en el mercado como Bankia y Banco Santander.

La temporada de resultados bancarios en España comienza con Bankinter el próximo 20 de octubre y acaba con Liberbank el 10 de noviembre. Entre los principales riesgos que ve Deutsche Bank se encuentran los ingresos, que según los alemanes se mantendrán bajo presión, la calidad del crédito y de los activos tóxicos y la captación de capital, especialmente importante para Santander y BBVA.

Los mejor parados del informe son Bankia y Santander. Deutsche Bank mantiene su confianza en ambos bancos y reitera su recomendación de compra. Para el primero de ellos mantiene un precio objetivo de 0,85 euros mientras que para la entidad cántabra se reitera en los 4,35 euros.

El otro banco en el que conserva la recomendación de compra es Liberbank. Los alemanes le otorgan un precio objetivo de 0,85 euros y creen que la entidad asturiana será la que mejor gestione los préstamos de dudoso cobro.

Para BBVA su recomendación es mantener y el precio objetivo se queda en 5,55, cantidad que se encuentra por debajo de su cotización actual.

© Proporcionado por Bolsamanía

LOS MÁRGENES DE INTERESES SIGUEN BAJO PRESIÓN

Con agosto como el peor mes del año debido a factores estacionales, a pesar de la recuperación de septiembre este es normalmente el trimestre más débil. Durante los últimos cuatro años, el nivel de préstamos hipotecarios conseguidos durante el mes de agosto es un 15% más bajo que la media.

Esta caída de los préstamos aumenta la presión sobre los ingresos netos de intereses. Estos son una de las principales fuentes de ingresos de la banca y en los últimos tiempos están viendo cómo cada vez se les hace más difícil mantener los márgenes. El principal causante de esta situación son los tipos de interés negativos sobre depósitos que mantienen los bancos centrales, algo que podría empezar a cambiar a partir de diciembre, cuando cada vez más analistas esperan que la Reserva Federal de EEUU (Fed) eleve los tipos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon