Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La CNMV recuerda que los litigios judiciales pueden llevar a la insolvencia a Pescanova

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 14/06/2017 César Vidal

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha querido salir al paso de la especulación brutal que están registrando las acciones de Pescanova tras volver a cotizar después de varios años suspendidas.

El regulador ha señalado en un comunicado que "considera de especial interés" varios aspectos relevantes sobre la compañía comunicados el pasado 1 de junio por Pescanova. Entre ellos, figura el riesgo de que los litigios judiciales que tiene previsto poner en marcha contra Nueva Pescanova pueden provocar su insolvencia si son contrarios a los intereses de la sociedad.

Pescanova señala que sus abogados ultiman "dos demandas" contra Nueva Pescanova que se interpondrán "en los próximos meses. Una para la impugnación de la ampliación de capital de Nueva Pescanova, aprobada con fecha 19 de abril de 2017, que ha supuesto la dilución de la participación de Pescanova del 20% al 1,6%; y otra para la anulación del contrato de crédito celebrado por Nueva Pescanova y siete entidades financieras el 29 de diciembre de 2015, con un crédito adicional de 300 millones de euros a favor de las entidades acreditantes, (el llamado crédito supersenior)".

Pescanova añade que si pierde alguna de estas dos demandas, puede ser condenada en costas a pagar 0,8 millones o 0,4 millones de euros. "Si se perdiera, por lo tanto, cualquiera de las dos acciones, Pescanova podría verse obligada a enajenar una parte o la totalidad de la participación remanente de Pescanova en Nueva Pescanova, para poder atender esas costas y con el riesgo añadido de que su valor a la fecha de venta fuera insuficiente para atender el pago de la eventual condena en costas, lo que podría situar a Pescanova en un estado de insolvencia".

Además, la CNMV destaca la "información sobre transacciones recientes anteriores al levantamiento de la suspensión". Esa información señala que "Pescanova ha sido informada que recientemente se han realizado operaciones de compra venta de acciones de la Sociedad, fuera de mercado, no comunicadas y representativas de un porcentaje relevante de su capital social a un precio de 0,03 euros por acción".

Por otra parte, en la información enviada a la CNMV se hace constar que Pescanova "ha pasado a ser una sociedad de cartera con tres activos principales:

1. Una participación, registrada contablemente en balance de 2 millones de euros a cierre del ejercicio anual 2016, que representa a la fecha de este hecho relevante el 1,6% del capital social de Nueva Pescanova (la empresa que aglutina la actividad industrial).

2. Un importe en tesorería de 2 millones de euros (cuenta corriente y depósitos bancarios).

© Proporcionado por Bolsamanía

3. Una cuenta a cobrar de Nueva Pescanova por pasivos no segregados y que permanecen en el balance de la Sociedad, que al cierre del ejercicio 2016 era de 42 millones de euros, aproximadamente. Este último activo se corresponde simétricamente con un mismo importe en el pasivo, relativo a deudas concursales pendientes de pago. Por tanto esto no afecta al patrimonio neto de la Sociedad".

Por último, Pescanova señala que no espera reparto de dividendos por parte de Nueva Pescanova "hasta que se devuelva la totalidad de dicha deuda concursal prevista el año 2044".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon