Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La constructora Isolux se acoge al 'preconcurso' de acreedores con una deuda de 2.200 millones

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 31/03/2017 Bolsamanía

Isolux Corsán ha acordado este viernes acogerse al 'preconcurso' de acreedores para contar con un margen de cuatro meses más para negociar con los bancos una inyección de capital de unos 400 millones que garantice la viabilidad de la compañía y, en último término, evite su concurso.

La compañía de construcción e ingeniería toma esta decisión después de que no haya podido fructificar la negociación que mantiene desde finales de 2016 con sus tres principales bancos acreedores y accionistas, Santander, Bankia y CaixaBank. Por ello, el consejo de Isolux ha acordado este viernes "por unanimidad" acogerse al artículo 5 bis de la Ley Concursal, el que da a una empresa un margen de cuatro meses para ultimar un acuerdo que garantice su viabilidad bajo el paraguas de la ley, esto es, sin que un acreedor pueda instar su concurso.

"La decisión adoptada por el Consejo de Administración no afecta al mantenimiento de la actividad del grupo ni a la capacidad de ejecución de las operaciones, en especial a los proyectos iniciados en los últimos meses, y le protege jurídicamente mientras duren las negociaciones en curso", explica la constructora en un comunicado.

© Proporcionado por Bolsamanía

El equipo de gestión de Isolux Corsán lleva negociando esta inyección con sus principales financiadores y accionistas desde finales del año pasado. En diciembre se ejecutó la primera conversión de deuda en capital fruto del acuerdo de reestructuración aprobado en julio y homologado por la autoridad judicial en octubre. Como consecuencia de estas operaciones, el accionariado de la compañía quedó compuesto por bancos y bonistas en un 94,67%, mientras que los anteriores accionistas (Luis Delso, entre ellos) de control diluyeron su participación hasta el 5,43%.

En cumplimiento de los compromisos adquiridos por Isolux en el acuerdo de refinanciación, el grupo sigue ejecutando un plan de desinversiones de todos los activos concesionales y ha lanzado el proceso de búsqueda de un inversor para el holding que agrupa los negocios de ingeniería y construcción (EPC). También ha realizado un fuerte ajuste de los costes, reorganizado la compañía y lanzado un plan comercial con el fin de alimentar la cartera de proyectos. Isolux Corsán emplea en la actualidad a 5.236 trabajadores, tiene operaciones en 35 países y ejecuta proyectos en las áreas de energía, infraestructuras de transporte, edificación y agua.

VUELVE A APLAZAR LA FORMULACIÓN DE CUENTAS DE 2016

Asimismo, el máximo órgano de gestión de la compañía ha convenido en volver a aplazar la formulación de sus cuentas de 2016, dada la "importancia" que la negociación sobre la inyección de capital tiene sobre los resultados. La compañía que preside Nemesio Fernández-Cuesta necesita una aportación de entre 300 y 400 millones de euros para garantizar la liquidez y el funcionamiento de la empresa y, por ende, su viabilidad.

Isolux negocia con la banca este nuevo rescate sin que se haya cumplido un año del primero, el pactado en julio de 2016, con el que reestructuró la deuda de 2.200 millones que soportaba la compañía. En virtud de este rescate, una veintena de bancos, liderados por Santander, Bankia y CaixaBank, se convirtieron en socios de control del grupo, al convertir el grueso del pasivo en acciones.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon