Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La corrupción ahoga a Mariano Rajoy para poder gobernar

Bolsamanía Bolsamanía 28/02/2016 Bolsamanía
© Proporcionado por Bolsamanía

José Luis Peñas hizo unas grabaciones a otros concejales que aparantemente aceptaban sobornos de algunos empresarios hace unos diez años. Desde que se produjeron esas filmaciones, el mundo de la política en general, y del PP en particular, ya no ha vuelto a ser igual. Un clima de crispación que en la formación azul se ha hecho insostenible.

En aquel entonces se empezaron a investigar a los ediles de Majadahonda del Partido Popular y ello conllevó a que el caso se llevase a la Audiencia Nacional que luego se tornaría en un proceso abierto a 40 sospechosos de financiación irregular.

En el 2007 llegó el Caso Gürtel, indica Reuters. La trama empezó en Valencia y los tentáculos de la corrupción llegaron a Madrid. Peñas sostenía que sabía que el caso Gürtel "sería algo grande cuando realizó las grabaciones de audio, pero nunca imaginó que podría alcanzar a las grandes figuras del Partido Popular. "No sabía hasta dónde llega la corrupción de esta gente".

El coste político a Mariano Rajoy le está pasando factura, tanto como a su partido, que en estas últimas elecciones ha sufrido un claro varapalo. Tras unos intentos de pactos, el partido de Génova espera agazapado a que se produzca un tropiezo del PSOE para intentar formar gobierno, algo difícil hasta el día de hoy. Ahí no acaba la cosa, ya que según El Mundo unos nuevos comicios volverían a darle un revés al PP.

Fernando Jiménez, profesor de la Universidad de Murcia, sostiene para Reuters que "lo más probable es que de aquí sigan estallando nuevas revelaciones de corrupción", dijo. "No creo que este sea el suelo del PP, el suelo podría ser bastante más bajo", añadió. "El PP es una familia y cuando un miembro de la familia le va mal, el partido lo arropa, lo esconde", dijo. "Es una estrategia que nació en una época en que la preocupación por la corrupción no era muy grande", añadió.

Maillo arremete contra Sánchez y Rivera porque su acuerdo es un pacto 'contra el PP y contra Rajoy'

En el momento que Rajoy se proclamó Presidente de España, apenas el 6 por ciento afirmaba al CIS que la corrupción era una de las principales preocupaciones, ahora es una de las grandes para los ciudadanos españoles. Transparencia Internacional dijo en su informe anual en enero que España había sufrido una de las mayores bajadas en el índice de percepción de la corrupción en el mundo colocándose en el puesto número 30.

IMPOSIBILIDAD DE GOBERNAR

Con este panorama, Mariano Rajoy tiene muy difícil poder gobernar, una vez que los otros tres grandes partidos le han dado la espalda. PSOE y Podemos siempre se han mostrado más que reacios a ver al gallego como inquilino de la Moncloa y han dicho por activa y por pasiva que jamás dejarían que adquiriese el mandato. Prueba de ello, han sido las reuniones mantenida durante estos casi tres meses de camino a la investidura, donde los cara a cara han sido rápidos y sin entendimiento.

El único que se ha mostrado más cercano para intentar llegar a un acuerdo ha sido Ciudadanos, pero diferentes puntos de vista ideológicos como corrupción o educación han alejado sus posturas hasta tal punto que los naranjas han firmado un acuerdo de investidura con el PSOE.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon