Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La crisis silenciosa: ¿Por qué es vital para la estabilidad de la UE apoyar a los bancos italianos?

Bolsamanía Bolsamanía 12/05/2016 Bolsamanía

La lista de preocupaciones de la Unión Europea es numerosa. La debilidades más conocidas son el posible 'Brexit' de Reino Unido o la expulsión de Grecia de la zona euro. Sin embargo, algunos expertos señalan que la batalla de Italia por apoyar a sus banco cargados de deuda tendría que estas entre las preocupaciones primordiales.

La agencia de calificación Moody ha señalado que una 'pequeña crisis' podría desencadenar una serie de acontecimientos que podrían amenazar la estabilidad de la Unión Europea, tal y como recoge The Guardian. Sin embargo, algunos expertos consideran que el apoyo a los bancos italianos debe estar en la parte superior de la lista de preocupaciones.

Según The Guardian, el país que, probablemente, diera al mundo anglosajón la palabra para banco, ya que en la Edad Media en Italia los negociadores hablaban en un banco conocido como la banca, tiene un problema de 360 mil millones de euros en su sector bancario.

Esta deuda es la suma de la cantidad de préstamos fallidos, en los que los clientes no han pagado, que han tenido que se atendido por los bancos italianos. Ocho años después del inicio de la crisis financiera mundial, cuando la crisis bancaria del Reino Unido estuvo marcado por las colas de pánico de clientes, Italia se enfrenta a decisiones que "no sólo darán forma al futuro de la banca Italia, sino también a la europea", según los analistas del banco Berenberg con sede en Hamburgo.

Los bancos de toda Europa han tenido un duro 2016. De hecho, el índice de acciones de 600 bancos europeos se ha reducido Un 22%, pero el índice de las acciones bancarias de Italia es un 35% menor, además, su mayor banco, Unicredit ha caído un 40%. Italia cuenta con más de 500 bancos, y más filiales que restaurantes repartidas por toda la tercera mayor economía de la euro zona. Estas deudas llegan en un momento en el que los ingresos están en una intensa presión por la política de tipos de interés del Banco Central Europeo, que el mes pasado bajó las tasas a cero.

LOS PRÉSTAMOS CON PROBLEMAS

Los préstamos con problemas ascienden al 18% del total, el triple de la media de la UE. A diferencia de la crisis que afectó a los bancos con fuerza en España e Irlanda, esta situación no ha surgido a partir de un frenesí de préstamos para alimentar un auge de la propiedad como en 2008, pero es por no hacer frente a las decisiones de préstamo agravada por una economía débil.

Por esperar tanto tiempo para abordar el asunto, Italia ha encontrado que es difícil copiar a España, que en 2012 creó un "banco malo", en gran parte para albergar los préstamos con problemas de propiedad. La UE ha cambiado las reglas sobre ayudas de estado desde entonces.

"El gobierno italiano no ha podido emular el ejemplo español, debido a la alta deuda pública y las nuevas y más estrictas normas sobre ayudas estatales de la UE, por lo que las compras de morosidad por una entidad pública desencadenarían una onerosa 'bail-in' de los acreedores del banco", apunta Federico Santi, analista de la consultora de riesgo Eurasia Group.

© Proporcionado por Bolsamanía

Justo antes de Navidad, y antes de que el cambio de reglas de la UE, Italia tomó medidas para evitar que los depositantes en cuatro bancos: Banca Etruria, Banca Marche, CariFerrara y CariChieti, perdieran dinero. Sin embargo, algunos tenedores de bonos se vieron obligados a asumir las pérdidas, lo que provocó una reacción furiosa por los bancos italianos. El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, fue acusado de supervisar un "suicidio del estado" cuando un hombre retirado que perdió 110.000 euros en bonos de Banca Etrutia suicidó.

ENFOQUES

Renzi ha adoptado un enfoque de tres vertientes: el fondo de copia de seguridad Atlante, que también se pretende que sea capaz de comprar la morosidad; un plan para permitir a los bancos a empaquetar los préstamos en mora en bonos con una garantía del gobierno para tratar de atraer a los compradores, una especie de banco malo; y una medida para acelerar el tiempo que tarda en recuperar propiedades, que puede tomar actualmente hasta 15 años.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon