Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La CUP pide las cabezas de los consellers Vila, Homs y Puig a cambio de investir a Artur Mas

Bolsamanía Bolsamanía 08/10/2015 redaccion@bolsamania.com
© Proporcionado por Bolsamanía

El silencio autoimpuesto de la CUP sobre el apoyo a la investidura del president de la Generalitat en funciones, Artur Mas, llega a su fin. Este 8 de octubre, a partir de las 19:00 horas, darán una conferencia política para explicar "el posicionamiento de la organización ante los retos surgidos tras las elecciones plebiscitarias y constituyentes" del 27-S. Entretanto, vuelan las especulaciones: podrían haber pedido sacrificar a tres consellers a cambio de dar su apoyo a Mas.La Razón levanta la noticia y asegura que Antonio Baños y el resto de diputados electos de la CUP podrían dar su voto a Mas a cambio de las cabezas de Santi Vila, que ocupaba Territorio y Sostenibilidad en el anterior gobeirno, Francesc Homs, anterior conseller de la Presidencia, y Felip Puig, hasta ahora al frente de la conselleria de Empresa y Ocupación.Se da la circunstancia de que Vila podría estar relacionado con el caso Petrum II que implica a la familia Sumarroca y en el que se investiga el supuesto pago de Teyco de comisiones ilegales a Convergència a cambio de obras públicas en varios municipios, entre ellos Vilafranca, donde Vila fue alcalde hasta 2013. En el caso de Puig, su nombre ha aparecido en diversos casos ya archivados y ha sido largamente relacionado con los pagos ilegales de empresarios.En cualquier caso, La Razón asegura que desde las filas de Junts pel Sí se vive con absoluto nerviosismo la situación actual, con las negociaciones iniciadas con la CUP, pero paradas hasta conocer el veredicto de los cupaires. Cita el medio a un dirigente de Òmnium Cultural que describe la situación como un momento de “histeria tranquila”.¿QUÉ HARÁ LA CUP?En cualquier caso, todo son supuestos ya que la CUP se ha cerrado en banda y se ha alejado completamente del foco mediático casi durante una semana, llegando a enviar la consigna de que se cortaran todas las comunicaciones hasta por Whatsapp y Telegram para evitar filtraciones.La hora de la verdad llegará durante la conferencia, en la que participarán los 10 diputados electos. Se espera que, entre otras cosas, se expongan los acuerdos alcanzados tras el consejo político celebrado el pasado sábado, y si algo tienen claro es que su hoja de ruta es inalterable: plan de choque social, ruptura con España y renovación de caras al frente de la política.Este último asunto, que pone a Mas en la palestra, será el último que pretenden abordar en las conversaciones con la candidatura que lidera Raül Romeva. Creen que el proyecto es prioritario, pero mantienen que no darán su voto a nadie que represente y encarne la Cataluña de los recortes.LA HOJA DE RUTA DE LA CUPLas conclusiones de las asambleas territoriales, en las que han estado trabajando desde las elecciones, se expusieron en el consejo del pasado fin de semana y han ayudado a fijar los pasos a seguir.Para empezar, para ellos es prioritario que el nuevo Parlament haga pública una declaración de intenciones explícita sobre que se inicia un proceso de desconexión con España. Además, quieren poner sobre la mesa de negociaciones con Junts pel Sí una hoja de ruta que sea claramente de izquierdas, apueste por el rescate social, además de reivindicar las acciones hacia la independencia.Y, lo que es más importante para la candidatura que lleva a Mas de presidente: quieren que esta nueva etapa esté liderada por nuevas caras, con lo que no parecen nada dispuestos a facilitar la investidura del ex president de la Generalitat.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon