Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La decisión de Dani Rovira para después los Goya que hará que no ganen "los borrachos de Twitter"

Logotipo de Bolsamanía Bolsamanía 20/01/2017 Bolsamanía

Dani Rovira repetirá por tercer año consecutivo como maestro de ceremonias de la ceremonia de entrega de los Premios Goya, una gala que se celebrará el próximo sábado 4 de febrero y en la que, según ha asegurado, no habrá menciones políticas, a diferencia de anteriores ediciones.

Dani Rovira está atando todo para que en los Goya no ocurra nada inesperado ni antes, durante y ni después de la gala. Sobre todo después, por su salud mental. El actor ha admitido que después de la gala no verá las redes sociales, "Una vez que termine la fiesta, lo cerraré. Dejaré de mirarlo durante dos meses", pero sin cerrar la posibilidad de utilizarlo "para poner cosas que yo quiera", como las que podrían estar relacionadas con la lucha contra el matrato animal, causa por la que está muy concienciado y es un activo defensor.

En una entrevista concedida en ABC Rovira asegura que “si no la llego a presentar, los cuatro borrachos infelices del twitter (antes eran los borrachos del bar, ahora lo son del twitter) se habrían salido con la suya.”

"Salí contentísimo", cuenta a Lecturas. Por eso se llevó un gran disgusto ante la fuerte y negativa respuesta en ese "vertedero" y "volcán en erupción" en el que se convirtieron las redes sociales. Asegura que quedó "intoxicado" después de haberse expuesto a ellos, "recibir tantas hostias me provocó agobio y tristeza y mi cabeza no paró durante los cuatro o cinco meses siguientes". Por eso el año pasado lanzó aquel tuit donde confesó que "no había merecido la pena".

En este sentido, ha avanzado que no habrá referencias al IVA cultural ni al ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, a quien se limitará a saludar y dar la "bienvenida", lo que no significa que la Academia haya cesado en su petición hacia el Gobierno, tal y como ha indicado.

Rovira ha señalado que al ver la "progresión" de las galas (desde el famoso "No a la guerra" de 2003, pasando por las presentadas por Andreu Buenafuente o Eva H) ha eliminado "poco a poco" la politización porque, entre otros motivos, no quiere ser "abanderado" de nada. "No soy la gala, ni el cine ni la Academia", ha afirmado.

No obstante, ha señalado que aunque "uno intenta repartir para todos los lados", al final un "tiene que repartir más para el que maneja la nave, que es el responsable de lo bien o mal que va el país", ha dicho.

Preguntado por el discurso de Meryl Streep en los Globos de Oro, el actor opina que la intérprete estadounidense fue "generosa" al hablar del presidente electo de su país, Donald Trump. Sin embargo, considera que quizás no fue una buena "estrategia" poner en duda la "capacidad crítica del votante".

© Proporcionado por Bolsamanía

En cuanto al miedo de volver a presentar los Goya, después de las críticas que le llegaron tras la pasada gala --incluso de la Asociación de Yates, según recuerda--, Rovira ha afirmado que el "miedo" le duró los primeros meses pero tras reflexionar durante el verano decidió volver y aportar su "granito de arena".

GALA SENCILLA: "NI BAILARINES NI CONFETTI"

Tal y como ha avanzó la presidenta de la Academia de Cine, Yvonne Blake, durante la celebración del cóctel de nominados el pasado día 12 de enero, la gala de los Premios Goya será "más sencilla" y, en palabras de Rovira, no habrá "ni bailarines ni confetti" porque el "momento económico" por el que pasa la institución no es muy bueno.

El actor y humorista ha señalado que los protagonistas de la gala serán "la comedia y la emoción". De la primera se encargará Rovira y la segunda la aportarán "las 29 variables de estos premios", en referencia al número de categorías.

En cuanto al boicot a la reciente película de Fernando Trueba, 'La Reina de España', Rovira considera que "este tipo de odio es mínimo", pero "hace más ruido y se propaga con más rapidez que el amor". Por ello, y en referencia también a Pedro Almodóvar, el actor y humorista ha afirmado que alguien que coloca "el nombre de España" en el mundo ha de ser "respetado".

"LA COMEDIA SIGUE SIENDO UN ARTE MENOR"

Dani Rovira fue galardonado en 2015 con el Premio al Mejor actor revelación por su trabajo en 'Ocho apellidos vascos', una de las pocas categorías a las que aspiró en aquella edición, a pesar del éxito sin precedentes que tuvo en la taquilla española. Este año, la presencia del thriller en las nominaciones es mucho mayor que la comedia, que apenas está representada en las categorías importantes con 'Kiki, el amor se hace' (en Mejor guion original) o 'María y los demás' (Mejor dirección novel).

"El año de 'Ocho apellidos vascos salió 'Loreak' como nominada. ¿Realmente el público, los académicos y los periodistas disfrutaron más que viendo 'Ocho apellidos'?", se pregunta Rovira.

"La comedia se sigue viendo como arte menor", ha lamentado el actor, quien no obstante considera que lo importante de este género es que se llenen los cines. Cintas como 'Villaviciosa de al lado', 'Kiki, el amor se hace', 'Cuerpo de élite' o 'Embarazados' "han hecho felices a muchas personas durante dos horas", que a su juicio es lo realmente importante.

Rovira ha afirmado que "hay vida más allá de Ocho Apellidos" que, según confirmó uno de sus guionistas, Borja Cobeaga, se convertirá en trilogía. Tras el "privilegio" de protagonizar la película española más taquillera de la historia, el actor ha tenido la "oportunidad" de protagonizar otras películas como 'El futuro ya no es lo que era' o '100 metros', sin "obligación" de hacer taquilla. "Tenía ganas de estar en la normalidad de un actor", ha dicho.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bols@manía

image beaconimage beaconimage beacon